4.9 C
Buenos Aires
domingo, 14 julio, 2024
InicioEconomíaDepresión con inflación

Depresión con inflación

Mientras el gobierno sigue celebrando el 4,2 por ciento de inflación para el mes de mayo en un escenario de enfriamiento total de la economía y postergación de aumentos de tarifas, los analistas alertan hacia el futuro: por un lado, porque la inflación vuelva a acelerarse, pero no se recupere el nivel de actividad. 

El último indicio de un escenario que se viene viendo semana a semana lo dio la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) con los resultados de las ventas por el Día del Padre 2024, que registraron una caída del 10,2 por ciento frente a las del año pasado. “Hubo cuotas sin intereses en muchos negocios y buenos descuentos por pagos en efectivo, pero igual la gente fue medida”, indicó CAME y agregó que “un destacado de la fecha, fueron las compras colectivas, entre varios miembros de las familias, para ahorrar”. 

El rubro que registró la mayor caída fue Cosmética y Perfumería (-37,4 por ciento). En tanto que la única suba ocurrió en Indumentaria (+11,1 por ciento), “explicado por la baja base de comparación, los niveles de stock existentes que exponen, entre otras cuestiones, que los precios del sector se encuentren por debajo del promedio de la economía”, aseguró el estudio.

En la misma linea del consumo, según los datos de la consultora Scentia, las ventas cayeron en abril un 13,8 por ciento en comparación al mismo mes del año anterior. En ese momento el dato marcó una aceleración del derrumbe que había sido del 3,8 por ciento en enero, del 4,1por ciento en febrero y del 7,5 por ciento en marzo. Para mayo, la consultora que mide el consumo masivo estima un descenso menor a nivel interanual que lo que releva el sector, ubicado entre 8 por ciento y 9 por ciento.

La semana pasada, el Banco Mundial empeoró su proyección sobre la economía argentina y estimó que este año caerá 3,5 por ciento, con lo cual será el país con mayor contracción de la actividad en América Latina. Con relación a la inflación en Argentina, el informe señaló que «se espera que siga siendo elevada este año, aunque disminuyendo a un ritmo rápido».

Con la depresión no alcanza

A pesar de que el enfriamiento del consumo y, por lo tanto, de la producción y la inversión, sirven al gobierno para mostrar resultados en una de sus obsesiones que no justifican los medios, un bajo guarismo en la tasa de inflación; los analistas económicos aseguran que el 4,2 por ciento se asemeja a un piso de inflación, que podría acelerarse para junio. 

«Es bastante probable que la inflación minorista en junio muestre un “rebote” cercano a 6 por ciento m/m producto de los aumentos de tarifas (gas y electricidad), transporte y el regreso de los aumentos de la medicina prepaga», advierten desde Delphos Investment. La consultora destacó hacia futuro el anuncio que hizo la semana pasada el Gobierno de que a fines de este mes presentará un marco de programación monetaria al FMI para reducir aún más la incertidumbre al brindar más información sobre el comportamiento proyectado de las variables monetarias. «Esto implica mayor previsibilidad de la política monetaria, que seguirá siendo conducida de manera flexible, prudente y pragmática». “La reacción más contundente se observó en la deuda “hard dollar”, que subió más de un 10% en la semana, recuperando la caída de la semana anterior. El riesgo PAIS (RP) cayó alrededor de 200 puntos en la semana hasta los 1.381 puntos, en el menor valor desde fines de mayo”, explicaron desde Delphos Investment.

El guarismo coincide con las estimaciones de las consultoras de la city, que ubican a la inflación de junio entre 5 y 6 por ciento.

Entre las variables que podrían fogonearla estan el nuevo esquema de quita de subsidios en los servicios para las personas usuarias de bajos y medianos ingresos (N3 y N2 en la segmentación tarifaria). Además se acortan topes de consumo subsidiados que, según la fórmula que aún estudia la Secretaría de Energía, tendrá incrementos de acuerdo al IPC. A fines de abril, el ministro de Economía Luis Caputo pateó aumentos en los costos de distribución y transporte, de las tarifas de luz y gas y de los impuestos a los combustibles para evitarse alrededor de dos puntos porcentuales en el cálculo del nivel general de precios.

Otro aspecto que recalentará la estadística será la salud privada, que tras las idas y vueltas para que retrotraigan los valores de las cuotas y la devolución de ese excedente cobrado en 12 cuotas, el Gobierno liberará a las empresas prepagas para que hagan nuevos ajustes.

Más noticias
Noticias Relacionadas