17 C
Buenos Aires
InicioPolíticaMilei se asegura el dictamen de la Ley ómnibus pero se arriesga...

Milei se asegura el dictamen de la Ley ómnibus pero se arriesga a que haya más cambios en la votación

El presidente Javier Milei logró, a través de sus espadas políticas, un acuerdo con la oposición dialoguista que le permite a La Libertad Avanza tener el dictamen de mayoría en las comisiones para la Ley ómnibus, aunque el entendimiento no desactivó la posibilidad de que algunos diputados de esos mismos sectores introduzcan nuevos cambios cuando el proyecto se vote en el recinto.

En medio de frenéticas negociaciones el oficialismo acordó con los bloques del PRO, Hacemos Coalición Federal y la UCR reunir a las comisiones de Presupuesto y Hacienda, de Legislación General y de Asuntos Constitucionales este martes por la noche y firmar un dictamen de mayoría.

Las gestiones finales para llegar a este acuerdo estuvieron a cargo del ministro del Interior, Guillermo Francos, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el asesor presidencial Santiago Caputo, del lado del Ejecutivo, y gobernadores como Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Maximiliano Pullaro (Santa Fe) y Alfredo Cornejo (Mendoza) entre otros.

Allí el Gobierno cedió a los nuevos pedidos de cambios al proyecto que le hicieron llegar los gobernadores en temas como el corte de los biocombustibles, la coparticipación del blanqueo y fondos fiduciarios que se manejan recursos importantes para las provincias.

No obstante, el principio de acuerdo se limita al dictamen de comisiones. En los bloques «aliados» hay divisiones internas que llevan a que varios diputados firmen en disidencia y busquen introducir más cambios durante la sesión que se llevaría a cabo entre jueves y sábado o que incluso rechacen algunos de los artículos. Ponen la mira en las retenciones y jubilaciones. Incluso podrían demorar la firma del dictamen por temas técnicos. 

Por qué Milei se arriesga a que la Ley ómnibus sufra más cambios en el recinto

Durante todo el martes, mientras el oficialismo anunciaba que ya tenía acuerdo con la oposición dialoguista, los bloques del PRO, Hacemos Coalición Federal y UCR mantuvieron reuniones para unificar una postura. No todos pudieron. Lo que pusieron por delante fue ayudar a los libertarios a evitarse una derrota en el plenario de comisiones.

Milei conseguiría el dictamen de mayoría con un apoyo parcial pero la discusión sigue de cara a la sesión

«Se va a firmar un dictamen con los bloques colaborativos, pero con firmas en disidencia. Básicamente significa que el dictamen de mayoría de las comisiones no será el del kirchnerismo», blanqueó ante iProfesional una diputada del PRO.

En todos los bloques coincidieron en ese objetivo de corto plazo. De hecho, tras la reunión de los diputados de Hacemos Coalición Federal, Miguel Pichetto, jefe de la bancada, confirmó que decidieron «acompañar un dictamen de mayoría», pero una parte de ese espacio se abrió del acuerdo: se trata de los diputados de la Coalición Cívica y de los socialistas, que decidieron ir con un dictamen propio.

Algo similar ocurrió en la UCR, que de los 16 diputados que tienen en el plenario de las comisiones solo ocho estuvieron de acuerdo con firmar el dictamen de mayoría junto al oficialismo. El jefe del bloque, Rodrigo De Loredo, junto a otros diputados intentaron convencerlos de no «partir» el bloque y, en última instancia, optar por no firmar nada.

Según pudo confirmar iProfesional, en todos los bloques dialoguistas llegaron a la misma conclusión: privilegiar la firma de un dictamen de mayoría y seguir con la discusión directamente en la sesión, donde tienen votos suficientes para imponer más modificaciones durante la votación particular, si así lo quisieran.

Retenciones: ¿el Gobierno está dispuesto a perder en ese punto? 

Este es el riesgo que corre para Milei detrás del principio de acuerdo que el oficialismo promociona con bombos y platillos y que incluye la posibilidad de que algún artículo quede directamenta afuera del proyecto. Uno de ellos podría ser el que sube las retenciones a los subprouctos de la soja del 31% al 33% y las lleva a 15% para otras mercaderías.

Si bien el Gobierno aceptó dejar a una veintena de economías regionales afuera, esto no conformó a todos los diputados, ni mucho menos a los gobernadores. Incluso en el bloque del PRO adelantan que no están dispuestos a votar a favor de esa parte de la Ley ómnibus. Lo mismo con la UCR y Hacemos Coalición Federal. Corre el riesgo de salir rechazado en la sesión.

La oposición dialoguista no descarta que haya más cambios durante la sesión o se rechace algún artículo 

Los gobernadores se lo hicieron saber a Francos y también varios diputados se lo comentaron al presidente de la Cámara, Martín Menem. El oficialismo, sin embargo, no quiso ceder y hasta aceptó correr el riesgo. «No lo quieren sacar del dictamen y nos dijeron que en última instancia lo votemos en contra», contó un diputado al tanto de las negociaciones ante iProfesional.

Lo mismo podría ocurrir con el cambio en la fórmula de movilidad jubilatoria. La Coalición Cívica, socialistas y Margarita Stolbizer, todos integrantes del bloque de Pichetto y Emilio Monzó, irán con un dictamen propio sobre este tema porque dicen que con los cambios que aceptó Milei los jubilados igual pierden. Los radicales también están preocupados y en deliberación permanente por este punto, que tampoco se descarta que se rechace.

Las últimas concesiones que hizo Milei para apurar el dictamen

El Gobierno aceptó el pedido de la oposición dialoguista de dejar de lado la derogación de la fórmula actual de movilidad jubilatoria. Decidió sostenerla hasta marzo y, a partir de abril, avanzar con actualizaciones por el índice mensual de inflación. Los diputados señalan que hay un problema de «empalme» con esto, porque en el mejor de los casos le «comerán» a este sector sensible de la sociedad un mes de aumento.

En las últimas negociaciones, los delegados de Milei que se sentaron con los gobernadores también aceptaron cambiar la reducción original que plantaba la Ley ómnibus para el corte de los biocombustibles y permitir un aumento progresivo, en atención al pedido de provincias como Córdoba y Santa Fe.

Los cambios que concedió el Gobierno incluyeron que el blanqueo de capitales que dispone el proyecto no tenga asignación específica y sea coparticipable con las provincias y también dar marcha atrás con la eliminación del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP) y el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR).

Todas estas modificaciones fueron puntos en los que el gobierno de Milei cedió para asegurarse el dictamen de mayoría y que se suman a las que ya había aceptado previamente en retenciones, movilidad jubilatoria y delegación de facultades para el Ejecutivo, que se redujo en el tiempo.

Sin embargo, no todo conformó a todos por igual y las divisiones en los bloques de la oposición dialoguista. Por ello, Javier Milei logró el objetivo de tener el dictamen de mayoría para avanzar lo antes posible con la votación en Diputado pero no consiguió bloquear la posibilidad de que le impongan más cambios o que parte del proyecto termine rechazado. Todo indica que la verdad definitiva se conocerá recién en la votación.

Más noticias
Noticias Relacionadas