13.1 C
Buenos Aires
domingo, 21 julio, 2024
InicioPolíticaLey ómnibus: la CGT denunció negociaciones entre el Gobierno y sectores...

Ley ómnibus: la CGT denunció negociaciones entre el Gobierno y sectores de la oposición por fuera del Congreso

A medida que pasan los días, la Confederación General del Trabajo (CGT) va consolidando su rol opositor. Después de las exposiciones en el Congreso de varios de los miembros del consejo directivo, encabezados por uno de los cotitulares, Héctor Daer, la central obrera advirtió sobre negociaciones entre el Gobierno y sectores de la oposición en el marco de la Ley ómnibus.

En un documento titulado «El debate es de cara al pueblo. La patria no se vende», sostuvo que «en los debates parlamentarios, la discusión en las distintas comisiones y la publicidad de cada acto son un derecho de la ciudadanía a estar informados y es un deber de los legisladores exponer esa información».

Asimismo, advirtió que «escuchamos perplejos cómo se llevan a cabo reuniones dotadas de cierto ´oscurantismo´ en lugares fuera del recinto del Congreso (el Hotel Savoy parece ser apto para ello) entre algunos legisladores y estudios de abogados (¿?) sin saber qué se habla, aunque sí percibimos el para qué se habla».

Llamado de atención a los diputados y diputadas

Mientras circulan versiones referidas a la aceleración del tratamiento de la polémica Ley, la conducción cegetista detalló: «Pretender con estos encuentros obtener la celeridad para tratar una ley que ha sido rechazada en casi el 80 por ciento de sus aspectos por los distintos representantes sociales que pasaron por la discusión en comisiones, suena descabellado».

En el comunicado, manifestó que «una sesión de tamaña importancia quiera realizarse un sábado sin pasar por todos los trámites legislativos previos que se enmarcan en el reglamento de discusión de leyes es una fuerte señal de, una vez más, un atropello a todo elemento republicano que se les cruce».

Exigió que cada diputado y diputada «haga valer los intereses de la República en pos de la salvaguarda de los derechos de la ciudadanía toda y no de los privilegios de un grupo de poder que hizo un DNU y una Ley Ómnibus a su exclusivo beneficio».

s

Héctor Daer advirtió sobre negociaciones entre el Gobierno y sectores de la oposición por fuera del Congreso

Reunión de las tres centrales obreras para la organización de la jornada de protesta

Por otra parte, el consejo directivo de la CGT -encabezado por Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano- realizó una reunión para discutir la logística del paro y movilización al Congreso prevista para el 24 de este mes. Para sumar una señal de unidad gremial, participaron del encuentro las conducciones de las dos CTA, encabezadas por Hugo Godoy (Autónoma) y Hugo Yasky (de los Trabajadores).

Allí, acordaron que la marcha tendrá «una sola columna», que el transporte funcionará hasta las 19, tanto para asistir a la movilización como para la desconcentración y pusieron el acento en el protocolo de Patricia Bullrich, al que ven de imposible aplicación dada la cantidad de manifestantes que prevén.

Daer afirmó que el cese de actividades -que comenzará a las 12- y movilización debe generar «la visibilización de las organizaciones sindicales y de los científicos, las personalidades de la cultura, del deporte y los inquilinos», afectados por medidas del Gobierno. Agregó que «hay un universo muy grande que se sintió afectado por estos temas que se tratan en el Congreso. La CGT pretende que el 24 haya un acto ordenado, aunque la marcha se realizará de la misma manera que la del 27 de diciembre último hacia Tribunales«.

Anticipó que la marcha «será muy grande y no habrá inconvenientes», y le pidió al Gobierno que «se quede tranquilo y no gaste plata en cifras astronómicas sobre supuestos costos en operativos, porque los trabajadores y el pueblo saben cuidarse», en clara alusión a las millonarias multas que Bullrich quiere cobrarle a las organizaciones gremiales.

Los dirigentes afirman que no se podrá aplicar el protocolo antipiquete de Bullrich

Daer calificó como «una falta de respeto» a quienes participan en el plenario de comisiones de Diputados que debate el DNU y la ley ómnibus que «a dos cuadras se produzcan estas reuniones, en un hotel vecino, a espaldas de lo que es público». Explicó que «puede ser que se negocie para conseguir votos, pero el Parlamento tiene que actuar de cara a la sociedad, sobre todo después de los adjetivos que usó el propio presidente», en alusión al presunto pedido de coimas de diputados que denunció el presidente Javier Milei.

En cuanto a la logística para la movilización, los referentes de las tres centrales obreras coincidieron en conformar «una sola columna» que avanzará hasta el Congreso por la avenida de Mayo, al tiempo que plantearon que cada organización realice un control de los manifestantes para evitar «infiltrados que generen incidentes», revelaron voceros gremiales.

Al respecto, estimaron que dada la cantidad de manifestantes «el protocolo antipiquete de Bullrich, «no se podrá aplicar». El marítimo Juan Carlos Schmid, aseguró que «la marcha será contundente y muy importante» y ratificó que «la aplicación del protocolo será imposible».

Manifestó que «no se trata de una bravuconada mía ni del movimiento obrero. Pretender aplicar el ‘Protocolo Antipiquetes’ desde el Ministerio de Seguridad ese día es impracticable, imposible. 500.000 o más personas no pueden marchar por la vereda. Es así de simple. Espero que la ministra Bullrich lo entienda de una vez, porque además se trata de ejercer el legítimo derecho constitucional a manifestarse».

Más noticias
Noticias Relacionadas