10.3 C
Buenos Aires
jueves, 25 julio, 2024
InicioPolíticaViolencia narco en Ecuador: al menos hay 10 muertos y el presidente...

Violencia narco en Ecuador: al menos hay 10 muertos y el presidente Noboa ordenó al Ejército restablecer el orden

Pese a que la inseguridad ya era un aspecto delicado en Ecuador, una ola extrema de violencia narco originó una crisis que obligó al recién asumido presidente Daniel Noboa a declarar el estado de excepción. Tras fugas de presos, secuestros y toma de rehenes en diversos puntos de la región, el Poder Ejecutivo instaló a las Fuerzas Armadas en las calles para hacerle frente a decenas de bandas delictivas.

Todo inició este domingo 7 de enero, cuando el comandante general de la Policía, César Zapata, confirmó que no se conocía el paradero de Adolfo Macías Villamar -más conocido como Fito- líder de Los Choneros, condenado a 34 años de cárcel, y que estaba alojado en una prisión en de Guayaquil. El delincuente se habría escapado sin dejar rastro debido a que iba a ser trasladado a una prisión de máxima seguridad llamada La Roca, donde había estado recluido en agosto del año pasado.

La novedad llegó a oídos de los reclusos de todo el país, que iniciaron una serie de revueltas en cuatro cárceles del país, las cuales incluyeron secuestros de efectivos policiales, más fugas, amenazas con cuchillos, mensajes contra el Gobierno, toma de rehenes de periodistas en televisión en vivo y hasta un reclamo al Presidente para que «recapacite en sus decisiones y no se deje manejar por los impulsos o falsas expectativas».

El presidente de Ecuador firmó decreto que declara conflicto armado interno

El presidente de Ecuador firmó decreto que declara conflicto armado interno.

Aunque la policía confirmó que se recapturaron 12 prisioneros fugados, aún no hay novedades sobre el jefe criminal. Al mismo tiempo, desde el gobierno ecuatoriano confirman que se produjeron 10 muertes, dos de ellos policías.

Al mismo tiempo, el cabecilla de la banca conocida como «Los Lobos» Fabricio Colón Pico -detenido el 5 de enero tras intentos de asesinar a la Fiscal General Diana Salazar- grabó un mensaje desde la cárcel también en contra de las autoridades y, finalmente, se fugó de su penal al sur de Quito este martes junto a otros 38 presos.

Noboa se vio obligado a declarar el estado de excepción, que incluye la suspensión de los derechos a la libertad de asociación, la inviolabilidad de domicilio, la inviolabilidad de correspondencia en las cárceles y la libertad de tránsito, entre las 23:00 y las 05:00 horas, durante dos meses.

«Se acabó el tiempo en el que los condenados por narcotráfico, sicariato y crimen organizado le dictaban al Gobierno qué hacer. Lo que estamos viendo en las cárceles del país es el resultado de la decisión de enfrentarlos», señaló el jefe de Estado en un intento por restablecer la paz.

La postura de Argentina ante la grave situación en Ecuador

Desde la madrugada del martes, Ecuador se vio envuelto en múltiples episodios de violencia. A lo largo de la jornada se registraron al menos 30 ataques en nueve provincias ecuatorianas, entre ellos motines carcelarios, secuestro de policías, toma de instituciones educativas y hasta la usurpación en vivo de un canal de televisión. Ante esta situación, Novoa decretó 60 días de estado de excepción. 

Ante esta delicada situación, desde las Fuerzas Armadas advirtieron que los grupos narcocriminales se volvieron un «objetivo militar». Al respecto, el comandante Jaime Vela sostuvo: «El presidente de la República, Daniel Noboa, a través del decreto (…) nos estableció una misión muy clara: a partir de este momento, todo grupo terrorista identificado en el mencionado decreto se ha convertido en un objetivo militar. El presente y el futuro de nuestra patria están en juego». 

Patricia Bullrich expresó su solidaridad al pueblo ecuatoriano

Esta situación no es ajena a Argentina y Patricia Bullrich lo dejó claro al asegurar que el Gobierno podría enviar apoyo militar, ya que «es un tema continental». En la misma línea, señaló en diálogo con TN: «Estamos dispuestos a ayudarlos y mandar fuerzas de seguridad si hace falta para ayudar a Ecuador»; y remarcó: «Es un tema continental. Lo que pase en Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia influye en la Argentina. Tenemos que protegernos de esto -narcotráfico- como país y como continente».

Por su parte, desde Cancillería emitieron un comunicado para confirmar que no hay argentinos afectados por los ataques en Ecuador y manifestaron «el más firme respaldo a las autoridades y pueblo de Ecuador, presidente Daniel Noboa, en su lucha contra el accionar de la delincuencia organizada que busca socavar el imperio de la ley».

Violencia narco en Ecuador: encapuchados tomaron de rehenes a periodistas en un canal de TV

El clima de extrema violencia no cede en Ecuador. Una emisión en directo de la cadena de televisión ecuatoriana TC fue interrumpida el martes por personas encapuchadas y armadas, que obligaron al personal a tumbarse en el suelo, mientras se oían disparos y gritos. Más tarde se vio a algunos de los encapuchados salir de un estudio de grabación con parte del personal.

El incidente se produjo en medio de los secuestros de al menos siete policías y una serie de explosiones, un día después de que el presidente Daniel Noboa declaró el estado de excepción en el país.

«>

Violencia narco en Ecuador: al menos hay 10 muertos y el presidente Noboa ordenó al Ejército restablecer el orden

La señal en directo, que finalmente se cortó, mostraba al personal acurrucado en el suelo de los estudios de TC en Guayaquil, mientras figuras armadas hacían gestos a la cámara. Se escuchó a alguien gritar «policía no». 

¿Qué implica la declaración de «Estado de excepción»?

El lunes 8 de enero, Noboa comunicó a los ecuatorianos que su gobierno había dado «órdenes precisas a los mandos policiales y militares para recuperar el control de las cárceles». Es por esto que declaró el estado de excepción por 60 días. Y el mismo permite a las Fuerzas Armadas «apoyar, de forma complementaria, a las labores de seguridad interna de la Policía Nacional».

Esta medida «obliga a un Estado a limitar los derechos y asumir poderes extraordinarios para afrontar circunstancias que superan la normalidad y que no pueden ser solucionadas con el derecho ordinario».

«Se acabó el tiempo en el que los condenados por narcotráfico, sicariato y crimen organizado le dictaban al gobierno de turno qué hacer», sostuvo el presidente que asumió hace apenas un mes y medio, y remarcó: «Nosotros no vamos a negociar con terroristas, ni descansaremos hasta devolverle la paz a todos los ecuatorianos».

Por su parte, desde Bélgica, el ex presidente Rafael Correa brindó su apoyo a Noboa y pidió dejar de lado las diferencias políticas en pos de la unidad nacional.

Más noticias
Noticias Relacionadas