19 C
Buenos Aires
miércoles, 24 julio, 2024
InicioSociedadEl Seprona investiga a un vecino de Bujalance y otro de Adamuz...

El Seprona investiga a un vecino de Bujalance y otro de Adamuz por cazar pajaritos con redes de niebla y chifle

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga a un vecino de la localidad de Bujalance y a otro de la localidad de Adamuz por realizar la caza de aves con artes o medios de caza prohibidos, utilizando lo que en el argot de la caza se conoce como chifle, una forma de caza no selectiva y masiva.

Con el inicio de las temperaturas otoñales se inicia la migración de aves al sur de Europa y África, como es el caso del zorzal y numerosas especies de tamaño pequeño de aves insectívoras. Según explica la Guardia Civil, durante el mes de octubre prolifera la utilización de medios prohibidos no selectivos durante la noche para la captura del zorzal en su paso migratorio, conocida esta modalidad ilegal como chifle, que consiste en el uso de redes colocadas verticalmente en zonas de paso, conocidas como redes japonesas, invisibles o niebla y utilizando un reproductor de sonido electrónico –reclamo mediante cantos de imitación– para atraer a dichas aves. 

Al sospechar los integrantes de la patrulla del Seprona de Montoro que en la zona se pudiera estar llevando a cabo este tipo de caza, establecieron un operativo de servicio orientado a detectar este tipo de prácticas ilegales.

Aves atrapadas

La patrulla de Seporna de Montoro organizó varios operativos en los que, aprovechando la noche, detectó la utilización de uno de estos medios de caza prohibidos en una zona alejada de caminos, procediendo los guardias civiles a la incautación de los medios de caza ilegales y a la liberación de las aves que han quedado atrapadas, entre ellas varios zorzales y una curruca capirotada, que es una especie insectívora que figura en la Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. La Guardia Civil subraya que se trata de un medio de caza no selectivo y muy dañino para la avifauna de la zona.

Desde el Seprona, se procedió a la investigación de estas dos personas como presuntos autores de la comisión de un delito contra la flora y fauna silvestre. 

Más noticias
Noticias Relacionadas