13.1 C
Buenos Aires
domingo, 21 julio, 2024
InicioSociedadCórdoba en alerta roja por la falta de agua: las razones y...

Córdoba en alerta roja por la falta de agua: las razones y la única solución posible

La crisis hídrica que afecta a Villa Carlos Paz y al Valle de Punilla alcanzó su punto más alto el fin de semana y hubo cientos de vecinos que estuvieron sin agua durante varios días.

El municipio de Carlos Paz tiene a su cargo la prestación del servicio de agua potable y también distribuye el recurso a las localidades vecinas del sur del Valle de Punilla.

El sábado por la noche, después receptar muchas denuncias por la falta de agua en los barrios, decidió decretar la alerta roja en la provisión del recurso.

Esta regulación implica que sólo está permitido el uso del agua para el consumo humano y quedan prohibidas actividades como el lavado de veredas, autos y riego, entre otras cuestiones.

Carlos Paz y la región toman el recurso en la zona alta del río San Antonio, en jurisdicción de la comuna de Cuesta Blanca, al pie del inicio del Camino de las Altas Cumbres, la autovía que llega hasta el Valle de Traslasierra.

El lago San Roque, en Córdoba, casi sin agua. Foto La VozEl lago San Roque, en Córdoba, casi sin agua. Foto La VozEn tanto, la ciudad de Córdoba capta el 70 por ciento de su provisión del lago San Roque, uno de los diques más viejos de la Argentina que fue construido para ser el reservorio de la capital provincial a principios del Siglo 20.

Este martes, el nivel del embalse está en 29.90 metros, más de 5 metros por debajo de su cota máxima. La situación es habitual para esta época del año y hay que remontarse a 2009 para encontrar una situación peor que se vive en estos días.

La última alerta roja se había decretado en 2020, con el lago en 29.27 metros.

La imagen que ofrece por estos días la desembocadura del río San Antonio, uno de los principales afluentes del lago, es una muestra de lo que fue dejando la sequía en Carlos Paz.

El subsecretario de Agua y Saneamiento del municipio, Roberto Cotti, admitió que la situación es muy difícil y que para revertirla no resta más que esperar que llueva.

La última alerta roja se había decretado en 2020, con el lago en 29.27 metros.La última alerta roja se había decretado en 2020, con el lago en 29.27 metros.El funcionario dijo que el consumo está por debajo de lo normal para esta época del año, aunque la falta de lluvias impide que los niveles en el caudal del río posibiliten mejorar la captación.

Si no llueve, la crisis se agravará y eso preocupa a los empresarios del sector hotelero ya que la temporada de verano está cada vez más cerca.

Cuatro días sin agua

Silvina, vecina de barrio Costa Azul, contó que estuvo sin agua durante cuatro días. “Hice el reclamo los días sábado y domingo y tenemos un tanque cisterna gigante en el barrio que estuvo roto durante mucho tiempo y no sabemos si está funcionando porque nunca nos contestaron”, expresó la vecina y afirmó que la emergencia hídrica se tendría que haber decretado antes.

“Deberían buscar una forma de que todos los barrios tengamos agua por igual”, aseveró.

El lunes, el municipio dispuso cortes por sectores en el suministro para regular la provisión en los distintos sectores de la ciudad.

Por qué no hay agua en Córdoba

Marcelo García es investigador del Conicet y docente de la Universidad Nacional de Córdoba, y advirtió que hay una situación extraordinaria que se da en los ríos tras 180 días sin lluvias.

García se especializa en la cuantificación de la cantidad de agua disponible en los cursos de agua.

“Hay dos situaciones que se dan en paralelo y una es el lago San Roque, que está en el promedio habitual para esta época del año”, dijo el experto y agregó: “Esto se debe a que se hizo un manejo y un control exhaustivo del embalse. Ahora cuando uno va hacia los ríos aguas arriba, como no hay forma de controlar los escurrimientos, tiene una situación de déficit muy importante en los ríos y arroyos”.

García explicó que no estos cursos de agua no tienen regulación del hombre y se llegó a una situación extraordinaria en los últimos 30 años.

“Todos los cursos de agua que contribuyen al lago están muy por debajo de los valores normales”, remarcó.

Para el especialista, la tendencia climática indica que noviembre seguirá por debajo de la media de lluvias para esta época del año y recién se espera un volumen de lluvias importante para mediados de diciembre. “En los próximos 30 días va a costar recuperar los niveles de los ríos”, remarcó García.

En Alta Gracia

Alta Gracia también tiene serios problemas con la provisión de agua potable a sus vecinos.

La ciudad cabecera del departamento Santa María, enclavada en el Valle de Paravachasca, toma el recurso desde el río Anisacate, que es un hilo de agua por estos días.

Según detalla La Voz, no hay registros históricos que muestren una bajante de esta magnitud.

El municipio determinó cortes en el suministro de 8 a 21 horas para lograr compensar la falta del recurso.

Enio Mazzini, cargo de la cooperativa local de agua, le dijo a La Voz que “la situación está muy complicada porque el río está muy bajo y no nos está desplegando la cantidad de agua que la ciudad consume”.

“Es una situación de emergencia y estamos a la espera de lluvias”, remarcó el directivo que aseguró que en los últimos 40 años no se observó una situación similar.

Córdoba. Especial

MG

Más noticias
Noticias Relacionadas