8.2 C
Buenos Aires
sábado, 20 julio, 2024
InicioDeportesEmanuel Rivas, el jugador que se retiró en silencio y al que...

Emanuel Rivas, el jugador que se retiró en silencio y al que los hinchas aún le agradecen por un centro

No pensaba que sería jugador de fútbol, pero debutó en Primera a los 17 años. Vivió momento inolvidables y le cuesta el día después, pero encontró la manera de seguir vinculado a su pasión.

Sergio Chiarito

12 de noviembre 2023, 05:50hs

Video PlaceholderMano a mano con Emanuel Rivas (Sergio Chiarito/TN).

Emanuel Benito Rivas siempre será recordado por el hincha de Independiente. A pesar de haber jugado poco tiempo, lo tienen muy bien detectado. Aquel hábil delantero formado en el baby fútbol de Bernal Oeste, formó parte de gestas importantes.

Leé también: Nació en una casilla, marcó el famoso gol de Boca que hizo dejar de relatar a Araujo y hoy es DT: Luis Medero

“No pensé que iba a ser jugador de fútbol, pero me encantaba jugar a la pelota. Viví la última época donde jugábamos en la calle y ponemos un par de ladrillos para armar el arco. Parábamos de jugar cuando pasaba un auto y luego seguíamos. Mi viejo era reacio a los pedidos de Boca y River, y terminó siendo mi abuelo Benito, que fue campeón con Independiente en 1948, quien me llevó a probarme al Rojo. Me fichó Nito Osvaldo Veiga cuando tenía 14 años”.

Emanuel recuerda de qué manera se fue ganando un lugar en las divisiones inferiores, para luego poder dar el gran salto a primera. “Como era chiquito de físico no podía ni pisar la cancha, para los técnicos no era relevante. Después me pude desarrollar físicamente y me subieron a entrenar con el plantel de Primera que tenía como técnico Osvaldo Piazza. Debuté de la mano de Miguel Ángel Santoro cuando solo tenía 17 años”.

Emanuel Rivas, con la camiseta del Bari (Foto: AP)

Emanuel Rivas, con la camiseta del Bari (Foto: AP)

Cuando logró sumar partidos y sobresalir con la camiseta de Independiente, cuativó a Hugo Tocalli, quien lo convocó para jugar en Sudamericano 2003. “Primero me llevaron para jugar un amistoso en Tandil y luego me convocaron para jugar el Sudamericano en Uruguay. Teníamos un equipazo con Javier Pinola, Pablo Zabaleta, Marcelo Carrusca y Leo Pisculichi. Yo jugaba adelante con Carlos Tevez y Fernando Cavenaghi. Recuerdo que Carlitos se enojaba porque tenía que correr a los defensores y Cavenaghi hacía los goles. Tevez ya era líder desde muy chico y eso fue vital para que sea una megaestrella en el fútbol. Como siempre fue un ganador, no me asombra que le haya dado tanta confianza a los jugadores de Independiente. Carlitos absorbió la presión con la que convive el plantel y juntos pudieron salir adelante. Ojalá se pueda armar un lindo proyecto”.

El 5 de julio de 2003 es una fecha importante para el hincha de Independiente. Con la camiseta número 34 y con tan solo 15 años y tres días debutó como profesional Sergio “Kun” Aguero. “Siempre me hablan del centro a Pusineri y de que fui reemplazado por Agüero. El “Kun” era un crack con 15 años porque hacía cosas diferentes a todos nosotros. Cuando se sumó al plantel de Primera era muy tímido, pero a medida que iba entrando en confianza se enganchaba en la joda. Pasó de ser un gambeteador a un nueve de área y en eso para mí fue uno de los mejores de la historia”.

El paso por la Selección argentina juvenil de Emanuel Rivas (Foto: AP)

El paso por la Selección argentina juvenil de Emanuel Rivas (Foto: AP)

Emanuel es hermano de la exjugadora de Las Leonas Belén Rivas. Tuvo un paso por el fútbol de Grecia y Portugal, pero el salto de calidad lo dio jugando en Italia, donde ascendió con Bari a la Serie A. “Tuve la fortuna de tener como técnico a Antonio Conte, que nos mostraba videos de cómo jugaba el Pisa de Gian Piero Ventura. Conte me cambió la cabeza y me pedía que quede mano a mano con mi marcador y se desvivía para darnos opciones para encontrar a un compañero a quien pasarle la pelota. La primera temporada fue bárbara porque los grandes nos venían a buscar y pudimos sorprenderlos. En la segunda nos esperaban y se nos complicó”.

¿Estás adaptado a tu nueva vida?

– No es fácil poder sobrellevar el retiro del fútbol porque te sacan lo que amás y luego tenés que tener un gran ingenio para acomodarte en la vida. Gracias a Dios pude conservar amistades mientras era jugador y dentro de la representación de jugadores sigo metido en el fútbol.

¿Fue duro el retiro?

– Estuve 11 años en Europa y quería retirarme jugando en un equipo de Argentina. Pero como ya en mis últimos años en Italia venía cargando varias lesiones decidí retirarme del fútbol. Mi idea era disfrutar de mis últimos años y sabía que eso no iba a suceder. Terminé a los 34 años.

¿Qué recordas del debut?

– Jugar en la primera de Independiente fue un sueño. Porque esa camiseta se la puso mi abuelo y la tradición continuó porque íbamos permanentemente a la cancha. Cuando me suben a primera no lo podía creer y para colmo me tocó concentrarme con un fenómeno como Daniel Garnero, que fue un referente de los campeones del 94. También compartí plantel con Sebastián Rambert, que era uno de mis ídolos.

¿Qué significó el “Tolo” Gallego en tu carrera?

– Gallego asumió en una época muy complicada para Independiente. Pero tuvo la fortuna de que le refuercen el plantel con jugadores de mucha calidad. A Federico Insúa y Andres Silvera se le sumaron Daniel “Rolfi” Montenegro, Juan José Serrizuela y Federico Domínguez que le dieron una gran impronta al plantel. Mientras tanto los chicos nos acomodamos como pudimos para poder ir sumando minutos en ese gran equipo. Lo que se armó de un campeonato a otro fue único.

¿El hincha de Independiente que te recuerda?

– Pasaron más de 22 años y la gente me agradece por aquel centro que le tiré a Lucas Pusineri. A pesar del paso del tiempo fue uno de los goles más gritados por los hinchas de Independiente. Esa tarde reemplacé a Rolfi Montenegro que no había salido muy contento y como Boca nos ganaba 1 a 0 se nos venía la noche.

Emanuel Rivas juega actualmente en el Senior de Independiente (Foto: Instagram @emanuelbenitorivas)

Emanuel Rivas juega actualmente en el Senior de Independiente (Foto: Instagram @emanuelbenitorivas)

¿Fue un centro a la olla?

– El Tolo me decía que me deje de joder y saqué los centros rapidos. Entonces así como paré la pelota la metí en el área y dije “alguien va a aparecer”, y por suerte apareció Luquitas. ese gol nos dio un alivio terrible porque si no íbamos a estar muy complicados. Encima en el partido anterior habíamos perdido con Banfield y el Tolo me insultó de arriba a abajo porque me hicieron un penal y no me dejé caer. Gabriel Milito salió a defenderme porque yo apenas tenía 19 años y el Tolo agarró su silbato y le dijo “dirigí vos el próximo partido”.

¿Tu deseo era jugar en Italia?

– Yo quería saber si estaba para jugar en un fútbol más desarrollado. En Italia aprendí de táctica y entendí cómo se juega al fútbol. Yo dejaba un fútbol donde predominaba el potrero y salté a un fútbol muy profesionalizado. Tuve la fortuna de que me entrenó Antonio Conte, quien se terminó transformando en uno de los mejores técnicos del mundo. Lo conocí cuando recién se largaba como entrenador y pudimos ascender a la Serie A con Bari. Conte sacó lo mejor de mi y el equipo volaba en la cancha.

¿Cómo se juega ante los grandes de Italia?

– En la Argentina la diferencia es más acotada. En Italia enfrentamos a equipos que tenían jugadores de mucha jerarquía como Andrea Pirlo, Ronaldinho y Robinho por ejemplo. A pesar de eso con Bari le ganamos a Juventus y casi sorprendemos al Inter de José Mourinho que ese año ganó la Champions League.

El exjugador de Independiente reveló que le costó el retiro (Foto: Instagram @emanuelbenitorivas)

El exjugador de Independiente reveló que le costó el retiro (Foto: Instagram @emanuelbenitorivas)

¿Cambiaste alguna camiseta importante?

– Jugamos contra el Milan en San Ciro, le hice un foul a Ronaldinho y cuando lo fui a levantar le pedí su camiseta. Me la dio pero tuve que esperar en el vestuario bastante tiempo. Ese día empatamos 0 a 0 y no estaba muy contento. A pesar de que podría haber tenido muchas más, tengo varias en mi colección. Con otro que la pude cambiar fue con Andrea Pirlo.

Más noticias
Noticias Relacionadas