8.2 C
Buenos Aires
sábado, 20 julio, 2024
InicioEspectáculosConociendo Rusia redefinió en el primero de cinco Gran Rex la manera...

Conociendo Rusia redefinió en el primero de cinco Gran Rex la manera de hacer un show de cantautor solo

Hace unos meses, Conociendo Rusia anunció una serie de shows en el Gran Rex en el formato de «Solo». Así, lo que es un proyecto de Mateo Sujatovich se vería despojado del entorno de una banda de rock y él se mostraría solista al cien por ciento.

Los fans recibieron la propuesta con ganas y agotaron una función tras otra, hasta sumar cuatro teatros, un total comprable a un estadio cerrado, sea el Luna Park o el Movistar Arena. Quedan las fechas de este sábado 28 y domingo 29 de octubre, 3 de noviembre y 11 de diciembre.

Seguramente todos fueron con la expectativa de ver un recital despojado e intimista, con Mateo tocando sus exitosas canciones sentado al piano y con la guitarra. Un plan sumamente atractivo, con un formato que suelen usar muchos cantautores desde Bob Dylan en adelante.

Sin embargo el público se encontró con una puesta extraordinaria, original e impactante, sin perder la esencia de un artista a solas con su público.

La propuesta incluyó un inteligente y creativo uso de pantallas de video que no solo hacían las veces de decortado teatral (una habitación, un living, un cielo con estrellas y luna), sino que en algunas canciones proyectaba siluetas pregrabadas donde el propio Sujatovich se acompañaba con armónica o palmas.

Mateo Sujatovich con su guitarra y su sombra en el show que bautizó Mateo Sujatovich con su guitarra y su sombra en el show que bautizó «Conociendo Rusia solo». Foto de prensaEl resultado poco menos que redefinió la puesta visual de un show de cantautor en vivo, con la complejidad de una banda de rock en estadios pero con un artista solo.

Un repertorio impecable

Las luces de la sala se apagaron a las 21:30 y se escuchó el sonido de pasos, teclas de piano y una copa llenándose. Apareció Mateo con traje blanco y arrancó en guitarra eléctrica con Luces de neón, con final bien blusero y usando loops armados con su pedalera.

Fue el primero de 20 hits que la gente no paró de cantar y aplaudir. Atrás suyo había un piano de cola y las pantallas simulaban una habitación con pósters de Steely Dan y A 18′ del sol de Spinetta.

A partir de ahí siguió Se me hizo tarde y sus primeras palabras, visiblemente emocionado: «Buenas noches Buenos Aires, hoy estoy sensible, en cualquier momento…» y cortó la frase antes de quebrarse. Y agregó: «Tengo la suerte que ustedes me cumplen el sueño de cantar».

Las luces de los teléfonos del públcio en un tramo del show de Las luces de los teléfonos del públcio en un tramo del show de «Conociendo Rusia solo», con Mateo Sujatovich mirando desde el piano. Foto de prensaHizo Otra oportunidad y luego hubo una suerte de mini-bloque donde apareció su sombra no proyectada sino filmada en video. Por ejemplo se acompañó a sí mismo con armónica y pandereta en Puede ser. Y después de En todos los lugares pidió un aplauso para «la sombra que se independizó».

Pasó al piano para cantar Cicatriz, La luna, A la vez y Tu encanto, donde pidió un aplauso especial para Fito Páez, con quien grabó la versión original.

Musicalmente versátil, agarró la guitarra acústica y se despachó con Montaña, Disfraz y Mundo de cristal, que sonaron con tanta fuerza que en su formato de banda de rock.

Un final con todo

Ya había pasado más de la mitad del show y aún faltaban hits como Cosas para decirte (con solo de guitarra a cargo de su sombra) y La dirección, que hizo al piano y donde no perdió la oportunidad de pedir que todos prendan las luces de sus teléfonos. «¡Cuánto amor, muchas gracias!», agradeció.

La impactante vista del Gran Rex con localidades agotadas en la primera de cinco noches de La impactante vista del Gran Rex con localidades agotadas en la primera de cinco noches de «Conociendo Rusia solo», con Mateo Sujatovich. Foto de prensaCompletó el bloque con la seguidilla de La puerta, 30 años y Quiero que me llames, donde volvió a la guitarra eléctrica.

Se despidió y salió del escenario, pero por supuesto que regresó enseguida para los bises: Cabildo y Juramento y Loco en el desierto. Había pasado poco más de una hora y media, y la gente no paró de aplaudir y celebrar tanto talento, carisma y dedicación para brindar lo mejor y levantar la vara en la manera de hacer shows en vivo.

Más noticias
Noticias Relacionadas