21.9 C
Buenos Aires
InicioDeportesRiver y los 20 triunfos en el Monumental: un récord que llegó...

River y los 20 triunfos en el Monumental: un récord que llegó con festival de fútbol, goleadas y polémicas

La goleada de River por 3 a 0 sobre Independiente no solo le permitió al equipo de Núñez pasar a la punta de la Zona A de la Copa de la Liga y ganarle una vez más al Rojo, al que supera con amplitud en el historial, sino también ratificar el récord de victorias consecutivas en el profesionalismo, el cual alcanzó los un número redondo: ¡20!

Es una marca única en la historia de la institución e incluso en el fútbol argentino, porque es la mayor cantidad de triunfos para un equipo en su cancha en la era profesional. A su vez, en todos esos partidos River sumó 44 goles y recibió apenas 8. Además, mantuvo la valla invicta en 13 partidos.

La racha Millonaria comenzó después de una derrota dura e inesperada, con Arsenal por 2 a 1. Tras recuperarse como visitante con un triunfo en Lanús, al volver al Monumental, el camino victorioso se inició con una goleada por 3-0 a Godoy Cruz, el 12 de marzo. Y desde ese momento, ya sea en la Liga Profesional, en la Copa Libertadores y en la Copa de la Liga todos los rivales que pisaron Udaondo y Figueroa Alcorta sucumbieron ante el equipo de Martín Demichelis.

Luego, la racha siguió con Unión (1-0), Gimnasia (1-0), Sporting Cristal (4-2), Independiente (2-0), Boca (1-0), Platense (2-0), Fluminense (2-0), Defensa y Justicia (1-0), Instituto (3-1), The Strongest (2-0), Colón (2-0), Estudiantes (3-1), Racing (2-1), Inter (2-1), Barracas Central (5-1), Arsenal (3-1), Atlético Tucumán (1-0), Talleres (1-0) y, esta última, ante Independiente (3-0).

En ese recorrido hubo partidos con resultados diferentes, goleadas, triunfos ajustados, marcadores remontados, alguna polémica, y una coincidencia común: River superó en juego a todos sus rivales. A algunos más holgado, como a Independiente, el miércoles a la noche, y a otros, como a Atlético Tucumán, sobre la hora.

20 triunfos de River en el Monumental Ese partido ante los tucumanos fue en el que River estuvo más cerca de perder el récord dado que recién pudo romper el 0 a 0 en la última jugada del partido con un cabezazo de Salomón Rondón. Contra Boca, el triunfo también llegó en tiempo de descuento luego de que Agustín Sandez le cometiera un discutido penal a Pablo Solari y Miguel Borja venciera a Sergio Chiquito Romero desde los doce pasos. El árbitro Darío Herrera fue parado tras aquella jornada que terminó en escándalo y una lluvia de expulsiones.

Borja festaja el 1-0 ante Boca cuando se terminaba el partido. Foto: Maxi Failla.Borja festaja el 1-0 ante Boca cuando se terminaba el partido. Foto: Maxi Failla.Hubo otros encuentros en los que River arrancó perdiendo y tuvo que trabajar para dar vuelta el marcador, como fueron los casos de Instituto, al que derrotó 3-1, a Inter de Porto Alegre, al que venció 2-1 en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores y con Sporting Cristal, en la fase de grupos de esa competencia, empezó 0-1, lo dio vuelta, se lo empataron y terminó ganando 4-2.

En este sendero, además del triunfo en el Superclásico del 7 de mayo, también hubo otros clásicos. River se enfrentó dos veces a Independiente, al que derrotó 2-0 en la Liga Profesional y 3-0 en la Copa de la Liga, y a Racing, por 2 a 1 en la última fecha de la Liga.

Pablo Solari entró desde el banco para dar vuelta el partido contra Inter de Porto Alegre, en la Libertadores. Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.Pablo Solari entró desde el banco para dar vuelta el partido contra Inter de Porto Alegre, en la Libertadores. Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni.A su vez, también se dio el festejo del campeonato. Tras el 3-1 a Estudiantes de La Plata, al que apabulló futbolísticamente, River se consagró campeón de la Liga. Y dos semanas más tarde, tras la victoria a Racing, recibió la coronación con el trofeo y las medallas.

Otra particularidad es que los finalistas de la Copa Libertadores cayeron en el Monumental. No solo fue Boca el que perdió en Núñez. También Fluminense. River hizo un gran partido el 7 de junio para vencer al conjunto brasileño, al que le ganó 2 a 0 y lo maniató durante casi todo el partido.

Como se viene sosteniendo, River muestra de local una versión muy buena, que difiere de la de visitante. ¿Cuáles son los motivos por los que en el Monumental arrolla? Las razones se pueden encontrar en el campo de juego, en la comodidad y el confort de sentirse en casa, en la confianza, y en el apoyo masivo de los hinchas.

El césped, híbrido (un 95% natural y 5% sintético en la superficie, con un sistema de aireación de enfriamiento y calefacción) es clave. La pelota vuela por el billar del Monumental y los jugadores de River, en muy buen estado físico, van al compás. Para los rivales, al no estar acostumbrados, les complica la adaptación.

Barco festeja ante Fluminense. River le ganó a los dos finalistas de la Libertadores. Foto: EFE/Juan I. Roncoroni.Barco festeja ante Fluminense. River le ganó a los dos finalistas de la Libertadores. Foto: EFE/Juan I. Roncoroni.En tanto, los jugadores de River sienten la comodidad dentro del campo de juego y también de la energía que los rodea. En todos los partidos hay más de 80 mil hinchas Millonarios. Y con las reformas del estadio, la acústica cambió. Con las tribunas inferiores muy cerca del césped, el aliento se siente mucho más. Y la presión a los rivales, también.

«Es un gran orgullo y satisfacción ser parte de un año en el que el equipo ganó 20 partidos consecutivos. Me llena de felicidad que la gente pueda colmar el estadio y se vaya llena de alegría. Me llena de orgullo, pero quedará para los libros. Hay que ser humildes y tener la armonía que nos caracteriza”, expresó Demichelis acerca de esta gesta que ya está en los libros de River y del fútbol argentino.

Más noticias
Noticias Relacionadas