16.9 C
Buenos Aires
InicioEspectáculosSexo sin tabúes: siete pilares de Sex Education, la serie atrevida de...

Sexo sin tabúes: siete pilares de Sex Education, la serie atrevida de Netflix que estrena su cuarta y última temporada

Cínicos, moralistas y violentos, abstenerse. Este jueves 21 llega la cuarta y última temporada de Sex Education, la serie inglesa de Netflix que desde 2019 hace furor global gracias a su potencia, honestidad y humor para hablar de sexo sin pudores. De cara a su despedida, ¿qué temas jugados sobre el deseo, los vínculos y el placer supo visibilizar esta ficción atrevida?

Esta prestigiosa comedia dramática de la guionista y dramaturga Laurie Nunn (37 años) sintonizó con las problemáticas sexuales y afectivas de adolescentes y adultos, supo expresar a diversos colectivos de género y demostró la importancia de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas.

Sex Education hace reír y pensar abriendo planteos sobre la exploración sexual, las fantasías, las relaciones no binarias, el embarazo adolescente y hasta el abuso sexual. Y en los ocho episodios de la cuarta temporada, la serie seguirá desarmando tabúes sin solemnidad. ¿Cómo le gusta hacerlo a Sex Education?

Otis Milburn (Asa Butterfield) y Maeve Wiley (Emma Mackey) cuando daban terapia sexual juntos en la secundaria Moordale. Otis Milburn (Asa Butterfield) y Maeve Wiley (Emma Mackey) cuando daban terapia sexual juntos en la secundaria Moordale. A sus 55 años, la actriz Gillian Anderson (Los Expedientes Secretos X) interpreta a la Dra. Jean Milburn: una terapeuta sexual -muy liberada- que acaba de tener una beba y atraviesa una depresión post-parto. Y su tímido hijo adolescente Otis Milburn (Asa Butterfield) se convirtió en un terapeuta sexual de sus compañeros en la secundaria Moordale junto a Maeve Wiley (Emma Mackey), una chica punkie que ama escribir.

En la cuarta temporada, Otis y Maeve buscarán palabras y acciones para sus deseos, rumbo a la madurez. A la par, el mejor amigo de Otis, Eric Effiong (Ncuti Gatwa, el alma de Sex Education), salió del closet sin traumas y busca su identidad, a la par de los demás personajes con sus miedos e inquietudes sexuales.

Aquí siete problemáticas que instaló y supo abordar Sex Education y que tendrán relevancia en su final.

Ruby Matthews (Mimi Keene), una de las populares, y que se enamoró de Otis.Ruby Matthews (Mimi Keene), una de las populares, y que se enamoró de Otis.

1) La Educación Sexual es vital para los jóvenes

“La comunicación y la empatía son mejores herramientas que el silencio y la vergüenza”, le dijo Otis Milburn a Hope Haddon, la joven y nueva directora de la secundaria Moordale, en la tercera temporada. Presionada por los inversionistas y la junta escolar, Hope remplazó la clase de educación sexual por un eufemismo: “Crecimiento y desarrollo”.

Luego tomó medidas represivas, estigmatizó a la homosexualidad y acentuó la discriminación. “¿A qué baño voy? Yo soy persona no-binarie. No encajo en la definición de chico o de chica”, le dijo Cal Bowman. “Andá al baño de mujeres. ¿Acaso vos no menstruás?”, la obligó Hope.

Más tarde encerró a Cal en un aula para que no estuviera a la vista de los inspectores escolares. El clímax fue una colectiva rebelión contra Hope, que terminaría renunciando.

Gillian Anderson encabeza este protagónico coral de todas las edades.Gillian Anderson encabeza este protagónico coral de todas las edades.

2) El sexo seguro es parte de la salud sexual

“Cuando le damos información y confianza a la juventud hay menos embarazos adolescentes. Y menos contagios de enfermedades de transmisión sexual”, dijo en la tercera temporada la Dra. Jean Milburn, al ver cómo la nueva directora Hope Haddon imponía decisiones regresivas en materia de salud sexual.

No hay que olvidar que, desde el arranque de la serie, Otis Milburn y Maeve Wiley habían abierto un espacio de clínica sexual para sus compañeros porque el propio colegio Moordale no les ofrecía respuestas. Y cada escena cómica fue un puente a la reflexión: al crecimiento de todos.

“¿La directora quiere que los jóvenes no hablen de sexualidad? ¡Si acá la gente tiene sexo hasta en los arbustos de la escuela! -dijo Otis-. Necesitamos información adecuada, sin estigmatizar a nadie”.

3) La autoconfianza es clave en el bienestar sexual

En la cuarta temporada, Otis y sus amigos asistirán a otra escuela: el instituto Cavendish Sixth Form College, un lugar claramente progresista y multicolor, donde habrá hasta clases de yoga y espacios sustentables, entre otras sorpresas.

De hecho, los dos más populares de Cavendish serán la pareja trans de Abbi (Anthony Lexa) y Roman (Felix Mufti), las dos incorporaciones de Sex Education. Con Abby y Roman se tocará la problemática de las cirugías en el universo trans de Inglaterra.

Pero también se hablará de cómo la frustración, el estrés, la autoconfianza y la imagen personal son centrales en el bienestar sexual. En Cavendish, Otis intentará comenzar un nuevo consultorio sexual, aunque competirá con otra terapeuta e influencer: Sarah “O” Owen. ¿A quién elegirán los estudiantes?

4) El sexo no legitima la violencia ni el abuso

En la segunda temporada, Aimee Gibbs -la mejor amiga de Maeve- sufrió una agresión sexual en un autobús: un desconocido frotó su miembro contra ella. Y quedó traumada.

 Aimee Gibbs (la actriz Aimee Lou Woods), la mejor amiga de Maeve, y quien sufrió abuso una agresión sexual en un autobús. Aimee Gibbs (la actriz Aimee Lou Woods), la mejor amiga de Maeve, y quien sufrió abuso una agresión sexual en un autobús.Recién podría hablar de ello al final de la tercera temporada: “Pensé que lo estaba superando, pero lo dudo -dijo Aimee-. Solía gustarme mi cuerpo y tener sexo. Desde que pasó aquello, no me gusta mirarme al espejo. Quizá fue mi culpa”.

Y la Dra. Jean Milburn (Gillian Anderson) le respondió a Aimee, en terapia: “Lo que te hizo ese hombre en el autobús no tiene nada que ver con que le hayas sonreído. Es absoluta responsabilidad de él. Y es un delito”.

Luego la ayudó a que no se dejara presionar por su novio y usaran preservativo: “Él dice que goza más, pero yo no disfruto porque tengo miedo de quedar embarazada”.

5) La masculinidad tóxica favorece el maltrato

Desde su primera temporada, Sex Education reflejó las actitudes abusivas y de bullying escolar del reprimido Adam: el hijo de Michael Groff, el director de la escuela Moordale.

Adam Groff habló con Otis y se fue revelando que la razón de su violencia hacia los demás era el odio contra sí mismo: siempre recibía gritos y presiones de su padre.

Además, la serie mostró que Adam Groff sentía un deseo sexual oculto por Eric Effiong, quien a su vez temía maquillarse por miedo a la religiosidad de su familia de inmigrantes africanos.

Luego, Eric y Adam comenzaron a salir. Y el director Groff entró en crisis con su propio autoritarismo machista. ¿Qué hizo? Empezó terapia. Los machos alfa -dice la serie- esconden una gran inseguridad emocional.

Desde su desembarco, en 2019, Sex Education abordó la juventud y sus arrabales sin cliches ni miedos.Desde su desembarco, en 2019, Sex Education abordó la juventud y sus arrabales sin cliches ni miedos.

6) Relaciones no binarias

La cuarta temporada resolverá un arco argumental innovador. Jackson Marchetti, el líder y campeón de natación de Moordale, comenzó a enamorarse de Cal Bowman, un chico trans interpretado por Dua Saleh, de 28 años (y una celebridad real del rap en Mineápolis).

Cal Bowman, un chico trans que encarna Dua Saleh, cantante, poeta, activista y persona no binaria. Cal Bowman, un chico trans que encarna Dua Saleh, cantante, poeta, activista y persona no binaria. Pero Cal Bowman se dio cuenta de que Jackson lo veía como a una mujer: no como un varón trans. “Jackson, si lo nuestro se volviera algo más serio, estarías en una relación queer. ¿Estarías ok con eso?”, le dijo. Ahí fue cuando Jackson se dio cuenta de que él no era queer y quedaron como amigos.

Para mayor profundidad, Jackson es hijo de un matrimonio de lesbianas; fue gestado por vientre subrogado (con un donante anónimo de esperma) y en la cuarta temporada irá en busca de su propio origen.

7) La responsabilidad afectiva va más allá del sexo

Sex Education trasciende lugares comunes y zonas de confort. Un ejemplo: desde la primera temporada, la atractiva Ruby Matthews había sido una de las chicas populares y más malas de la escuela Moordale. Hasta que alguien filtró una foto de ella desnuda y su coraza comenzó a romperse.

En la tercera temporada se puso de novia con Otis Milburn, el supuesto nerd que nunca habría podido desear. Y cuando Ruby le dijo “te amo”, Otis atinó a responder: “Eso es lindo”. Y Ruby quedó muy angustiada.

“Está muy mal eso que le dijiste”, le dijo Eric a su mejor amigo Otis. “Si aún no amás a Ruby, o sólo la querés, decíselo. La honestidad y la responsabilidad afectiva ante todo”. Y cuando ambos se sinceraron, se vincularon desde un lugar más igualitario. Incluso en lo sexual.

Más noticias
Noticias Relacionadas