9.1 C
Buenos Aires
InicioTecnologíaScratch, el «lenguaje de programación para niños»: qué es y cómo se...

Scratch, el «lenguaje de programación para niños»: qué es y cómo se aprende

En un mundo cada vez más digital, la alfabetización en programación a temprana edad resulta una habilidad fundamental de cara al futuro. Sin embargo, para aquellos que no tienen conocimientos previos o se consideran principiantes, aprender alguno de los lenguajes más populares puede parecer intimidante y abrumador.

En este contexto y ante la creciente demanda de recursos humanos asoma Scratch, una plataforma de programación visual que destaca por su interfaz amigable y el enfoque creativo.

Qué es y cómo se programa en Scratch

Este lenguaje de programación para principiantes fue creado en un laboratorio de la universidad del Massachusetts Institute of Technology o como se lo conoce por sus siglas MIT. Su principal característica consiste en que permite el desarrollo de habilidades mentales mediante el aprendizaje de la programación, sin tener conocimientos profundos sobre el código.

Por sus características, los especialistas concluyen que Scratch es un lenguaje de programación accesible para cualquier tipo de usuario. Sin embargo, es importante que tengan una buena base en matemáticas, lógica y resolución de problemas.

Uno de los aspectos más notables de este lenguaje es su interfaz gráfica de usuario.

En lugar de escribir líneas de código como en Javascript Pyton o PHP entre otros, los usuarios pueden crear programas arrastrando y soltando bloques de programación. Por lo tanto no es necesario preocuparse por la sintaxis o los errores de código; en su lugar, los usuarios pueden centrarse en la lógica y la creatividad.

Los bloques representan comandos y acciones específicas, como mover un personaje, cambiar su apariencia, reproducir sonidos o realizar cálculos. Los usuarios pueden combinar estos bloques de manera intuitiva para crear programas complejos. Esta estructura fomenta la comprensión de la lógica de programación, experimentar y aprender de manera efectiva.

Scratch permite también dar rienda suelta a la creatividad, ya que ofrece herramientas para crear personajes y fondos (escenarios) personalizados para sus proyectos.

Distintos proyectos para arrancar a ejercitar la lógica de la programación. Fotos: ScratchDistintos proyectos para arrancar a ejercitar la lógica de la programación. Fotos: ScratchTambién diseñar y animar personajes, lo que les permite contar historias interactivas o crear juegos únicos. Esta capacidad de personalización es una de las características que lo hacen tan atractivo para jóvenes y adultos creativos por igual.

«Scratch es un lenguaje de programación que puede ser una buena opción para que los niños aprendan a programar. Es fácil de usar y ofrece una gran variedad de posibilidades», reconoce Sebastián Divinsky, Co CEO de EducaciónIT, en diálogo con Clarín.

Si bien no se encuentra en el top 10 de lenguajes de programación más populares, según el Índice TIOBE, que mide la popularidad de los lenguajes de programación en función de su uso en internet, es ampliamente utilizado en el ámbito educativo y es especialmente popular entre los niños y principiantes que están aprendiendo los conceptos fundamentales de la programación.

Qué importancia tiene aprender programación desde niño

Tal y como pretende este amigable lenguaje, los especialistas concuerdan que aprender programación desde una edad temprana tiene varias ventajas.

La programación implica la creación de algoritmos y la solución de problemas de manera sistemática. Los niños que aprenden a programar desarrollan un pensamiento lógico y la capacidad de abordar desafíos de manera estructurada. Esta habilidad es útil en la vida cotidiana y en una amplia variedad de disciplinas.

Programación para chicos. Foto ScratchProgramación para chicos. Foto ScratchNo solo se trata de seguir reglas y procedimientos, sino también de la creatividad y la innovación. Los niños pueden dar rienda suelta a su imaginación al crear proyectos digitales únicos. Programar fomenta la creatividad al permitirles experimentar y encontrar soluciones creativas a problemas.

La programación no es una actividad solitaria. Los proyectos de programación a menudo se desarrollan en equipos, lo que fomenta la colaboración y la comunicación entre los niños. Aprender a trabajar en equipo es una habilidad valiosa que se traducirá en futuros entornos laborales.

Los problemas de programación pueden ser desafiantes, lo que impulsa a los niños a pensar críticamente y analizar situaciones en detalle. Aprenden a descomponer problemas en partes más pequeñas y a abordar cada componente de manera independiente, lo que desarrolla habilidades de resolución de problemas.

A medida que la tecnología continúa transformando el mundo laboral, las carreras relacionadas con la tecnología están en auge. Aprender programación desde niño les da a los niños una ventaja en la preparación para futuros empleos en campos como la informática, la inteligencia artificial, el desarrollo de aplicaciones y la ciberseguridad.

«En Argentina, al igual que en otros lugares, existe un interés creciente en la educación en programación y la alfabetización digital. Esto ha llevado a una demanda creciente de profesionales que puedan enseñar programación a niños y jóvenes, así como desarrollar contenido educativo relacionado con la programación», afirma Sebastián Divinsky.

Y agrega: «El mercado necesita de programadores que hayan aprendido a programar desde pequeños. Estos programadores tienen las habilidades y la creatividad necesarias para desarrollar nuevas tecnologías e innovaciones».

El salario de un programador de Scratch depende de su experiencia, habilidades y el lugar en el que trabaje. Sin embargo, en general, esta clase de profesionales tienen salarios competitivos.

El salario de un programador de Scratch depende de su experiencia, habilidades y el lugar en el que trabaje. En una pyme, por ejemplo, comienzan al rededor de los $150.000 y escalar desde 220.000 pesos en una multinacional.

Más noticias
Noticias Relacionadas