9.1 C
Buenos Aires
InicioTecnologíaDía del Software Libre: luces y sombras de una modalidad que vuelve...

Día del Software Libre: luces y sombras de una modalidad que vuelve al centro de la escena con la IA

Este año, el Día del Software Libre se celebra con la interpelación de un nuevo boom tecnológico, el de la inteligencia artificial que se despliega en chatbots, productores automatizados de contenido y generadores de imágenes. La modalidad es, por cierto, muy anterior al auge de la IA. Ya en 1986, se publicó la primera definición de la movida.

“La palabra ‘libre’ en nuestro nombre no se refiere al precio; se refiere a la libertad. Primero, a la libertad de copiar y redistribuir un programa a terceros, para que ellos también puedan usarlo. Segundo, a la libertad de cambiar un programa. Así, podrás controlarlo en lugar que te controle. Para esto, el código fuente tiene que estar disponible”. Esta declaración de principios fue escrita por Richard Stallman, considerado el padre del movimiento, y divulgada por la Free Software Foundation a mediados de los 80′s.

Leé también: Software Libre: mitos y verdades del gesto más democrático de la tecnología

Con nuevas banderas recogidas a lo largo del tiempo, el software libre vuelve a estar en el candelero, encendiéndose en el siguiente dilema: ¿las nuevas herramientas de IA deben, como esos programas, permitir el acceso y la intervención del código fuente? El debate está abierto y resuena con las posturas de gigantes de la industria como Google, Meta y la ahora célebre OpenAI, amo y señor de ChatGPT.

Software Libre: ¿qué es exactamente?

“Son programas que respetan la libertad. Se trata de un asunto ético, no sobre la comodidad”, dijo Stallman en otra definición. En términos prácticos, un software libre es aquel cuyo código —sus entrañas, el detrás de bambalinas— puede ser estudiado, modificado y distribuido libremente.

Día del Software Libre: luces y sombras de una modalidad que vuelve al centro de la escena con la IA

En tanto, en la vereda opuesta están los programas que se conocen como “privativos” o “propietarios”, es decir, aquellos que requieren una licencia de uso. El quid del asunto es la posibilidad de acceder, o no, al núcleo de los desarrollos, para modificarlos. Por mencionar algunos ejemplos, Windows, MacOS, Photoshop y Edge no permiten meter mano. En función de ese listado, se comprende que la diferencia entre el software libre y el propietario no tiene que ver con el dinero: el mencionado navegador web de Microsoft se descarga gratis y es uno de los privativos.

Leé también: La mayoría de los usuarios usa la inteligencia artificial solo para divertirse

Por lo demás, es importante tener en cuenta que los desarrolladores que crean software libre —algunos ejemplos célebres son, cada uno a su modo, Ubuntu, OpenOffice y Firefox— conservan los derechos vinculados a su trabajo. Eso sí: permiten que el programa sea modificado y que se distribuyan las versiones.

¿Por qué el software libre recupera protagonismo con el nuevo avance de la IA?

ChatGPT no se mueve bajo los axiomas del software libre; tampoco Bard, el chatbot que Google lanzó para competir con OpenAI. Así, podemos afirmar que el nuevo impulso de la IA se siente más a gusto con la modalidad privativa, que la libre. Un caso diferente es el de Meta: Mark Zuckerberg, CEO de ese conglomerado, se ha mostrado en las filas del open source en sus primeros pasos en la carrera por ser parte de la movida. Al menos en los papeles.

La empresa que reúne a Facebook, Instagram y WhatsApp, en julio lanzó la segunda versión de LLaMA, un modelo de lenguaje que funciona con IA, que por el momento está disponible para que investigadores lo revisen y propongan modificaciones. Un aspecto relevante: la inteligencia artificial de Meta es de código libre, filosofía que se mantendría en un próximo desarrollo del grupo.

El software libre celebra su jornada intepelado por el boom de la inteligencia artificial. (Foto: Adobe Stock)

El software libre celebra su jornada intepelado por el boom de la inteligencia artificial. (Foto: Adobe Stock)

¿Próximo desarrollo? Sí. Según contamos recientemente en TN Tecno, fuentes cercanas a la tecnológica estadounidense dijeron que trabajan en un nuevo modelo de lenguaje, que se lanzaría en 2024 y será más potente que GPT-4, aquel con el que funciona ChatGPT.

Leé también: Meta muestra los colmillos: estaría desarrollando una inteligencia artificial más poderosa que ChatGPT

Los consultados dejaron entrever que Zuckerberg procura diferenciarse de sus competidores enarbolando las banderas del software libre. El plan es atractivo, pero involucraría posibles inconvenientes. ¿O acaso los riesgos están en otro lado, y no en la apertura?

Software libre: las ventajas de la modalidad y el “nudo” que se formaría al cruzarse con la IA

Los beneficios del software libre se resumen en los siguientes puntos:

Abierto y perfectible: Puede ser editado, auditado y utilizado por cualquier usuario. Además, aquellos con conocimientos en programación pueden mejorarlo, siempre en sintonía con las normativas.Mejoras colaborativas: El movimiento propicia la retroalimentación entre los participantes. Permite que múltiples expertos contribuyan en la generación de código. Esto conduce a innovaciones más rápidas, igual que una optimización en la detección y corrección de errores.Menos costos: Si bien, como hemos dicho, los softwares libres no son siempre gratuitos —y tampoco los privativos son siempre pagos—, esta filosofía abarata costos porque no hay gastos de licenciamiento.Menos Duplicación: “El código abierto evita aquello de ‘reinventar la rueda’, permitiendo a las empresas construir sobre el trabajo existente en lugar de empezar desde cero”, nota en diálogo con TN Tecno el fundador del evento nerdear.la y de la comunidad Sysarmy, Ariel Jolo.Ahora bien, ¿qué pasa si llevásemos la filosofía del software libre a los nuevos modelos de lenguaje basado en IA? En esta instancia del examen resulta útil retomar los planes de Meta. Según indicaron en The Financial Times al mencionar el supuesto desarrollo de la firma californiana, sus abogados ya trabajan para abordar los posibles inconvenientes que surjan del vínculo. En concreto, la preocupación es que la posibilidad de meter mano al código propicie usos y versiones non sanctas de la IA.

¿Querés recibir más noticias de Tecno?

Suscribite acáEl debate no es trivial, considerando que ChatGPT, Bard y afines han metido el dedo (¡y toda la mano!) en la llaga de la desinformación y la divulgación de contenido que debe ser tomado con pinzas.

Jolo propone una visión alternativa a ese temor. “Parece mentira, pero en 2023 sigue habiendo negacionistas del código abierto. Hay que seguir trabajando para hacerles entender que no representa una amenaza para el progreso y la adopción, sino todo lo contrario”, señala. Nota, además, que los planes de Meta no encuadran exactamente en la movida.

Ariel Jolo, fundador del evento Nerdearla, dice que “hay que seguir trabajando para hacer entender que el software abierto no representa una amenaza para el progreso”. (Foto: Cortesía)

Ariel Jolo, fundador del evento Nerdearla, dice que “hay que seguir trabajando para hacer entender que el software abierto no representa una amenaza para el progreso”. (Foto: Cortesía)

“Si bien LLaMA es de acceso libre, no es estrictamente open source, ya que tiene varias cláusulas que van en contra de la definición del término. Por otra parte, por el lado de las consideraciones éticas, ya hemos visto varios ejemplos de usos maliciosos en herramientas cerradas como Bard y ChatGPT. Solo queda ver qué pasará con las nuevas generaciones de modelos y qué políticas toman las empresas y la comunidad sobre ellas. Considero que el desarrollo de nuevas tecnologías de código abierto solo van a enriquecer el ecosistema y beneficiar tanto a quienes las proveen como a los usuarios finales”, cierra.

¿Por qué el Día del Software Libre se celebra el tercer sábado de septiembre?

El origen del evento se remonta al año 2004, cuando se llevó a cabo, por primera vez, el 28 de agosto. Dos años más tarde se trasladó al tercer sábado de septiembre: cabe mencionar en este punto que no hay una razón concreta para esa coordenada temporal, aunque sí un propósito.

Día del Software Libre: luces y sombras de una modalidad que vuelve al centro de la escena con la IA

El objetivo de la movida que organiza Software Freedom International es dar a conocer los beneficios del software libre, promoviendo su uso. Con el correr de los años, la iniciativa ganó popularidad. En la actualidad se celebra en más de 100 países, con el apoyo de organizaciones como Free Software Foundation, Canonical y Creative Commons.

Más noticias
Noticias Relacionadas