25.8 C
Buenos Aires
InicioEspectáculosLas mellizas de Chascomús, a las que la música las ayuda a...

Las mellizas de Chascomús, a las que la música las ayuda a vivir

La Fundación SOIJAr reunirá a 120 músicos del país de diferentes edades en una gala solidaria este domingo 17 de septiembre en el Teatro Coliseo. En la función, que comenzará a las 19, estarán presentes grandes eminencias de la música tales como el director de orquesta, Carlos Vieu, y cantantes como Marina Silva, Alejandra Malvino, Enrique Folger y Omar Carrión. Y muchos chicos que dan sus primeros pasos en la música.

El cuerpo musical estará conformado por miembros de la Orquesta-Escuela de Chascomús y de la Orquesta Juvenil Argentina.

Valeria Atela, presidente de la fundación -que surgió en 2005 por iniciativa del maestro José Antonio Abreu-, confiesa que le emociona que cada vez haya más agrupaciones musicales que cumplan “un rol fundamental” y sean “una herramienta de transformación social y personal para muchos chicos en todos los rincones del país”.

“Cada concierto es el resultado de un largo proceso y los tiene a ellos como protagonistas”, señala muy orgullosa.

El período de selección, según cuenta, se desarrolla en dos etapas: primero, los coordinadores eligen a los alumnos que consideran capaces de asumir el desafío; y segundo, los chicos audicionan enviando un video en el que lo demuestran.

Después, comienza un trabajo intensivo junto a grandes maestros de todo el equipo federal. “Ellos asumen el reto para preparar un repertorio desafiante. La idea es que los alumnos puedan multiplicar todo lo que aprenden”, indica Atela.

Como líder de este proyecto, cuenta que la entusiasma “la adrenalina” que vive cada miembro de la fundación por hacer amigos o por reencontrarse con otros. “A pesar de que a veces estemos cansados, tenemos una meta clara: el concierto. Es un desafío musical. Y para eso hay que trabajar. Brilla uno, brillamos todos”, cierra.

La Orquesta de Chascomús tocará este domingo 17 en el Teatro Coliseo.La Orquesta de Chascomús tocará este domingo 17 en el Teatro Coliseo.

Las mellizas músicas de Chascomús

Martina y Maitena Giordano viven en Chascomús. Ambas tocarán en el Teatro Coliseo este domingo.

Bastan solo pocos minutos para notar que las mellizas de 15 años, disfrutan lo que hacen: ambas son parte de la Orquesta-Escuela de Chascomús desde muy chicas.

“La música es vida”, indica Maite, que toca el violín. Y añade: “Con las notas vas haciendo como una vida, porque cada obra cuenta una historia y para contar una historia, tiene que haberla vivido alguien. Cada nota cuenta algo de lo que haya pasado. Te hace emocionar”.

“Muchas veces te emociona y otras, parece que estás tocando una canción de cancha porque es un tema que te gustó y estás muy entusiasmado”, agrega Marti, entre risas.

Sonrisas puras. Maitena y Marina tocan en la orquesta desde muy pequeñas. Sonrisas puras. Maitena y Marina tocan en la orquesta desde muy pequeñas. “Es otro mundo. Te ayuda a escapar de lo que vivimos, por ejemplo acá en Argentina, te olvidás de todo lo que está pasando. O mismo en cualquier parte del mundo, te desconectás”, narra quien después de haber tocado muchos instrumentos, eligió dedicarse de lleno al que primero le llamó la atención: la flauta.

“Cuando tenía 5 años, dije que quería tocar la flauta. Pero recién a partir de los 9 podés tocar instrumentos de viento. Así que ni bien cumplí 10, me pasé”, detalla Martina que, después de esperar muy paciente, finalmente cumplió su objetivo.

Son felices cada vez que salen de la escuela para ir a ensayar. Pero tal como relatan, lo que les gusta, además de ir a hacer música, es “compartir con su segunda familia”.

“Todos nos llevamos muy bien y disfrutamos mucho estar juntos”, cuentan «Las Giordano». Al igual que ellas, muchos forman parte de la orquesta desde los 3 años. Por eso, sus familias ya se conocen perfectamente.

Una segunda casa

“La escuela es como nuestra segunda casa, y a muchos de los profesores les decimos ‘tíos’”, relata Maite. “Cuando alguien cumple años, tocamos todos juntos en el patio de la escuela. Una vez uno de nuestros compañeros estaba enfermo y fuimos todos a tocar a la puerta de su casa”, recuerda Martina.

Quienes viven en Chascomús están acostumbrados a ver pasar a todos los chicos de la orquesta con atriles e instrumentos de todos los tamaños por las calles.

“Este año cumplimos 25 años con la escuela y tuvimos más funciones que nunca”, dicen contentas y orgullosas de pertenecer a ese lugar.

Maitena y Marina Giordano consideran a la orquesta una segunda familia. Maitena y Marina Giordano consideran a la orquesta una segunda familia. “No sólo aprendés de instrumentos, sino que aprendés a ser mejor persona dentro y fuera de la orquesta. Aprendés cómo enseñar a los más chicos y también aprendés a cuidarlos. Nos cuidamos entre todos, por ejemplo, cuando viajamos por una función y estamos en una ciudad nueva”, cuentan entre las dos.

Sin dudas, su familia es un pilar fundamental durante su crecimiento musical. Tal como confiesan, son sus fans destacados. Y aunque su casa se convierte en un concierto cada vez que ensayan, todos se emocionan como la primera vez cuando las escuchan tocar y las ven lucirse en el escenario.

Tienen solo 15 años y conocen sus instrumentos como las palmas de su mano. Sin embargo, confiesan haber tomado dimensión de lo que hacen en este último tiempo. “Si me convocan para tocar, siento que lo que hago es realmente bueno”, confiesa Marti.

Cuando hablan, se complementan. Y aunque tocan distintos instrumentos, las dos coinciden en que la música es una buena forma de canalizar lo que sienten. Sobre todo porque lo hacen juntas.

La Gala Lírica de este domingo en el Coliseo es solidaria y a beneficio de la Fundación Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Argentina (SOIJAr). Las entradas van de los 3.000 a los 5.000 pesos.

WD

Más noticias
Noticias Relacionadas