22.5 C
Buenos Aires
InicioDeportesLa lesión de Aaron Rodgers: la tragedia deportiva que sacude a EE.UU....

La lesión de Aaron Rodgers: la tragedia deportiva que sacude a EE.UU. y el mensaje aterrador que la predijo

Si el fútbol es la «dinámica de lo impensado», como definió alguna vez Dante Panzeri, el futbol americano no se queda atrás. Así se sintió la noche del lunes en Nueva York, cuando Aaron Rodgers se tiró al piso y apagó un sueño que duró apenas 94 segundos. El mariscal de campo, la nueva estrella de los Jets, se rompió el talón de Aquiles en la primera serie ofensiva de su primer partido, y se perderá el resto de la temporada.

Fue un baldazo de agua fría para una fiesta que en realidad comenzó hace meses, cuando el polémico «quarterback» anunció su salida de Green Bay Packers (donde ganó un Super Bowl) tras 18 años en la histórica franquicia ubicada en el gélido estado de Wisconsin, bien al norte, y en medio de versiones de un posible retiro (cumple 40 en diciembre) terminó arreglando su llegada a NYC por las próximas dos temporadas.

Si la NFL es una liga donde los que brillan son los mariscales de campo, Rodgers es considerado uno de los mejores de todos los tiempos y ya se lo considera miembro del Salón de la Fama. Su brazo ha hecho milagros durante estas casi dos décadas en los Packers y fue elegido cuatro veces como el MVP, a pesar de que solamente una vez logró quedarse con el anillo de campeón. Es que podrá ser el número 1 pero los equipos de futbol americano están conformados por 53 jugadores, quienes a su vez están divididos en tres unidades (ofensiva, defensiva y equipos especiales). Conclusión, solo no se puede.

En abril confirmó que quería jugar en los Jets, una franquicia que se acostumbró a las derrotas tras 12 años sin llegar a postemporada y cuya única alegría se remonta al año 1969, cuando jugaron y ganaron el único Super Bowl de su historia. El jugador cedió bastante dinero de su salario para que al equipo llegaran figuras capaces de rodearlo (y protegerlo) bien. Si en GB cobró un total de 150 millones por los últimos tres años, en NY firmó para llevarse 75 en los próximos dos. Pero la cuenta no terminaría siendo tan sencilla.

Video

Había estado 18 años en el Green Bay Packers.

La expectativa fue creciendo día a día. El ídolo leyenda de los grandiosos Packers ahora se iba a buscar la gloria en los pobretones Jets, revolucionando a la ciudad que nunca duerme y que respira el deporte como en ningún otro rincón de los Estados Unidos. La TV tomó nota del furor que se venía y se aseguró tener a «la pandilla verde» en horario «prime time» por lo menos en cinco de las 18 jornadas que dura la temporada regular, algo impensado hasta la llegada de Rodgers. Y el debut se lo reservaron para el final, el tradicional Monday Night Football, el último partido-show del primer fin de semana, ante los Buffalo Bills, otro de los convocantes.

Fue una tragedia deportiva, en el sentido literal de su significado, ese que habla de «un protagonista que se ve conducido, por una pasión o por la fatalidad, a un desenlace funesto». Es que en su presentación oficial, Rodgers entró a la cancha en solitario, corriendo bajo la lluvia y portando una enorme bandera con las barras y estrellas. Su parecido al actor Nicholas Cage hizo todavía más cinematográfica la escena, que puso en clímax a las 85 mil almas que coparon el MetLife Stadium de Nueva Jersey. Himno a capela, fuegos artificiales y una fecha sensible para ese pueblo: era el 11 de septiembre.

Al momento de salir a cumplir con su primera serie ofensiva, Rodgers se calzó su casco sin imaginar lo que se avecinaba. Fueron 94 segundos hasta que llegó la fatalidad. En ese tiempo tuvo cuatro jugadas: cedió el ovoide para la carrera de un compañero; probó un pase incompleto; luego otro que no fue computado por infracción de la defensiva, y esa última en que el defensivo Leonard Floyd se ganó una anécdota para sus nietos cuando lo atrapó y en el giro se vio estallar el talón de su pierna izquierda.

De repente, lo que empezó a ir en aumento fue el drama. Rodgers se levantó y al instante se arrojó al piso. Lo subieron al carrito y se lo llevaron al vestuario. Más tarde avisaron que no podría volver al partido. Y sobre el final de la noche se confirmó lo peor: se perderá el resto de la temporada.

En las redes, el show de memes tuvo a los hinchas de Green Bay sacándose rápidamente la espina de ver al viejo Aaron con una nueva camiseta. Pero entre toda esa basura que circulaba por el mundo digital, se hizo viral una profecía escalofriante: un usuario había anunciado con una precisión casi exacta que Rodgers se iba a romper el talón de Aquiles ni bien empezara el partido.

El posteo circuló tan rápido que X, el nuevo nombre con el que se denomina a Twitter, decidió cerrar la cuenta de esa persona, cuya identidad nunca llegó a trascender.

Pasaron cosas más divertidas. Un bar de Wisconsin para hinchas de Green Bay había prometido que todo lo consumido durante el partido sería gratis si los Jets perdían, y rápidamente se empezó a llenar una vez que el 8 abandonó el terreno. Una cámara registró el minuto a minuto de la velada, donde había más sonrisas y brindis que respeto por el guerrero herido sobre las barras donde se acumulaban las pintas de cerveza.

Volviendo al partido, en lugar de Rodgers ingresó quien hasta hace un par de años era la promesa de los Jets, el joven Zach Wilson, segunda selección del draft en 2021 pero que nunca colmó las expectativas y ahora parecía condenado a mirar desde la banca al equipo de Rodgers. Creer o reventar, Wilson cumplió, Buffalo jugó pésimo y los Jets terminaron ganando el partido en tiempo extra.

Sin embargo, el golpe que provocó la lesión de Rodgers hizo que nadie festejara la victoria. O casi nadie, porque el que hizo un negocio redondo fue el dueño del bar de Wisconsin, que se ahorró un dineral en cerveza, le cobró la cuenta a todos sus clientes y, de paso, ligó publicidad gratis en todos los noticieros del día siguiente.

This is incredible. A Wisconsin bar offered free drinks if the Jets lost. After Rodgers went down, they started running up their tabs. The news was live when the jets won in overtime and everyone realized they had to pay. pic.twitter.com/1QDVJq9Zlr

— David Hill (@davehill77) September 12, 2023 En términos de dinero, Rodgers va a cobrar 37,5 millones de dólares por el minuto y medio que duró su temporada con los Jets. Es decir, casi 400 mil dólares por segundo. Si se lo divide en jugadas, recibirá 9,3 millones de dólares por esos cuatro «snaps» que duró en cancha. Y la cuenta es todavía más inverosímil si se la traduce en yardas: en el balance, Rodgers terminó perdiendo 10 yardas al ser capturado, por lo que cobrará 3,7 millones de dólares ¡por cada yardas perdida!

El debate ahora en la NFL está puesto en el césped artificial de los estadios, un antiguo reclamo de los jugadores que reaparece cada vez que alguna estrella queda afuera de la temporada.

La lesión de Rodgers no se debió claramente a un problema con el césped, es cierto, pero las estadísticas al respecto son contundentes: en el pasto artificial hay muchas más lesiones que en el natural, al menos en el futbol americano, donde los amagues, las aceleraciones y los frenos en las carreras son constantes y ponen en riesgo a toda la parte inferior del cuerpo, especialmente a las rodillas.

Como la NFL se juega durante casi todo el otoño e invierno del hemisferio norte, a los equipos les conviene tener pasto artificial, para evitar los daños que provocan las inclemencias climáticas del frío, la lluvia o la nieve. En la actualidad, la mitad de los 32 equipos de la liga los tienen, y la cifra promete ampliarse. Se estima que son 8 mil los campos de ese tipo a lo largo de todo el país.

Pero la lesión también dejó patas para arriba al mundo de las apuestas, con las probabilidades para los Jets alteradas de un momento para el otro. Verlo campeón con Rodgers ofrecía 16 dólares por cada dólar apostado; ahora, sin él, hay casas que sugieren hasta 65 contra 1. En algunos foros se preguntaban si no debía establecerse algún tipo de «amnistía», devolver las apuestas de largo plazo y reiniciar todos los pronósticos a partir de la segunda fecha de la NFL. No hubo caso.

Zach Wilson fue confirmado como reemplazo de Rodgers para el resto de la temporada. Foto: AP Photo/Rusty Jones.Zach Wilson fue confirmado como reemplazo de Rodgers para el resto de la temporada. Foto: AP Photo/Rusty Jones.En medio de todo el ruido que se generó alrededor de Rodgers, uno de los que dio la nota fue O.J. Simpson, ex estrella de la NFL y hoy comentarista de TV, recordado por haber pasado un tiempo en prisión luego de que la Justicia lo señaló como autor del asesinato de su esposa.

«El 9-11 es un mal día para Nueva York», dijo OJS, comparando la lesión con el atentado sobre las Torres Gemelas, en 2001.

Otro personaje, el presentador Greg Kelly, de la señal ultraconservadora Newsmax, promovida por Donald Trump en la previa de las elecciones de 2020, dio su propia mirada sobre la lesión. Para él, la desgraciada acción se debió al contacto de Rodgers con el té de Ayahuasca, un ritual que practicó en Perú y que relató el año pasado como una experiencia muy enriquecedora.

Newsmax host Greg Kelly knows why Aaron Rodgers tore his Achilles: Ayahuasca.

«How about going to church?… Ayahuasca tea is a crummy substitute for God.» pic.twitter.com/cXPb9oEME9

— Awful Announcing (@awfulannouncing) September 14, 2023 «¿Qué tal si vamos a la iglesia? El té de Ayahuasca es un pésimo sustituto de Dios”, advirtió Kelly en uno de sus delirantes monólogos.

«Algo le pasó a este tipo y creo que sé lo que fue: drogas. ¡Sí, se involucró en psicodélicos! ¿Este té de Ayahuasca? Eso te da esta mentalidad de ‘Oh, te amo, hermano’. Y eso no es bueno», enfatizó.

No hace falta aclarar que es uno de los comunicadores más exitosos en niveles de audiencia.

Rodgers en modo Batman y operado

Rodgers tardó 48 horas en expresarse, y lo hizo a través de sus redes sociales, donde lo siguen millones de fanáticos de todo el mundo. “La noche es más oscura antes del amanecer, y me levantaré una vez más”, escribió, emulando una famosa cita de la película Batman.

“Agradezco a todas las personas que se acercaron, llamaron, enviaron mensaje de texto o mensaje directo, se conectaron a través de un amigo…”, agregó Rodgers. “Ha significado mucho para mí y trataré de comunicarme con ustedes pronto».

“Estoy completamente desconsolado y atravesando todas las emociones, pero profundamente conmovido y honrado por el apoyo y el amor que me muestran. Por favor, manténganme en sus oraciones y pensamientos mientras comienzo hoy mi proceso de recuperación”.

Rodgers cerró su publicación con un mensaje para sus compañeros: “Orgulloso de mis muchachos, 1-0”.

A pesar de sus dichos, el futuro de Rodgers es una incógnita y por lo pronto ya pasó por el quirófano. Así lo reveló en una nueva publicación, esta vez del jueves por la noche, agradeciéndole al personal de la clínica donde trabajaron sobre su pierna.

Aaron Rodgers anunció que se operó de su lesión y ya piensa en la recuperación. Foto: Instagram.Aaron Rodgers anunció que se operó de su lesión y ya piensa en la recuperación. Foto: Instagram.¿Seguirá jugando? El año de la NFL recién comienza y su reaparición para el regreso a los entrenamientos de mediados de 2024 parece muy lejana. Es cierto que hace poco dijo que quería jugar hasta los 45 años, como también que este año se planteó largar todo hasta que recibió el llamado de Nueva York. Una ciudad que todavía no digiere lo que acaba de suceder.

Más noticias
Noticias Relacionadas