24.6 C
Buenos Aires
InicioEconomíaSergio Massa y un indeseado acto de campaña: anunciar un pago al...

Sergio Massa y un indeseado acto de campaña: anunciar un pago al FMI

Semanas atrás se ilusionaba con que el Fondo le adelantaría 10.000 millones de dólares. Al final, la plata la puso la Argentina.

31/07/2023 19:18

Clarín.com Economía Actualizado al 31/07/2023 19:18

Hasta hace cinco o seis semanas, el ministro de Economía Sergio Massa se entusiasmaba con lograr que el Fondo Monetario Internacional le anticiparía desembolsos por 10.000 millones de dólares, jugada en la que se involucraría el “fuerte apoyo” -decían en Economía- del Tesoro de los Estados Unidos, que acudiría a salvar a la Argentina por una cuestión superior: la geopolítica y el rol que está adquiriendo China como principal acreedor del mundo.

Las aspiraciones de Massa se fueron haciendo más y más modestas a medida que se apagaba la computadora tras cada zoom que los técnicos del FMI mantenían con el staff del FMI. Tampoco parecen haber servido las conversaciones telefónicas nocturnas que Massa mantuvo con Kristalina Georgieva, la número 1 del Fondo. Todas charlas constructivas, pero la plata no apareció. Y Massa tuvo tal vez su peor acto de campaña como candidato K: anunciar un pago al FMI.

O sí apareció. La puso la Argentina. Sin desembolsos anticipados del FMI, y sobre todo sin reservas, Massa tuvo que sacar un nuevo conejo de la galera. En este caso, no fue un conejo muy creativo: un préstamo de cortísimo plazo de la CAF y un permiso de China para usar yuanes.

A propósito de los yuanes. No quedó muy claro qué pasó con esa supuesta carta remitida por China al directorio del FMI, donde avisaba que podía hacerse cargo de la deuda argentina. Lo único que sí se sabe es que el FMI desmintió la existencia de esa carta. Además, y como quedó demostrado, al Fondo Monetario no le molesta en absoluto que Argentina pague en yuanes. Mientras la plata entre, no problem.

Sobre los yuanes, hay algo concreto. Cada yuan que viene usando Argentina es deuda que el Banco Central contrae con el Banco Popular de China. Como los términos del swap no se conocen, no se sabe el costo real de ese préstamo. En esto hay una diferencia con el FMI: se sabe hasta los centavos que se le deben y qué tasa se paga por ellos.

Aparentemente, China cobra una tasa mixta. Aplica la tasa interbancaria de China (hoy en torno al 2% anual) más un spread que podría sumar otros 4 puntos porcentuales. Son todos supuestos. A favor de la Argentina, China no se embarcó en una violenta suba de tasas de interés como sí lo hizo Estados Unidos, que en un año y medio subió la tasa de 0,25 a 5,5% anual.

Más noticias
Noticias Relacionadas