12.5 C
Buenos Aires
InicioEconomíaEl FMI dijo que la situación argentina es «compleja» y desmintió...

El FMI dijo que la situación argentina es «compleja» y desmintió un supuesto apoyo chino

La vocera del organismo dijo que no recibió ninguna carta del director chino, y sugirió que el pago en yuanes es válido.

En medio de las dificultades para cerrar un acuerdo con el FMI y enviar una comitiva a EE.UU, el Fondo Monetario negó que haya recibido una carta de China en la que el país asiático supuestamente advirtió que si se sigue demorando la aprobación del acuerdo, autorizará a la Argentina a usar el segundo tramo del swap para pagar vencimientos de deuda.

«Respecto a la carta, no existe esa carta», dijo este jueves la vocera, Julie Kozack, durante la conferencia de prensa habitual del Fondo en Washington. De esa forma, desmintió las versiones periodísticas sobre una presunta misiva del director por el país asiático en el organismo, Zhengxim Zhang, insinuando la necesidad de apurar las negociaciones.

Por la escasez de dólares y la demora del acuerdo, Argentina aceleró el uso de yuanes y a fines de junio pagó por primera vez con esa moneda parte de un vencimiento con el FMI por US$ 2.700 millones. En ese marco, Kozack dijo que «las autoridades cumplen con sus actuales obligaciones» y que «el remimbi (yuan) es una de las cinco monedas que usan los miembros del Fondo».

Massa viene de firmar en junio una ampliación del swap con China, lo que permitió extender el monto de libre disponibilidad de US$ 5.000 a US$ 10.000 millones. Del total, el Gobierno ya consumió un 30%, la mayoría para pagar importaciones y el resto para pagarle al FMI. El objetivo es compensar la falta de dólares, pero las reservas profundizaron igualmente su deterioro

Las negociaciones para revisar el programa ya cumplieron tres meses, sin definirse aún una fecha para que viaje una comitiva a Washington. Desde el Fondo, tampoco hay señales. «Nuestros equipos siguen trabajando intensivamente con Argentina para ayudarlos a hacer progresos en la quinta revisión y enfrentar una situación muy compleja y desafiante«, dijo Kozack.

En ese sentido, la vocera del organismo señaló que «el foco de las discusiones está puesto en buscar alternativas para fortalecer el programa y reconocer el impacto de la sequía en la economía, esto incluye la discusión de políticas para buscar estabilidad mediante la acumulación de reservas y la mejora de la sostenibilidad fiscal, protegiendo a los mas vulnerables».

En Economía, aseguran que las charlas continúan «de manera virtual» y el que viaje pospuesto una y otra vez del equipo encabezado por el jefe de asesores de Economía, Leonardo Madcur, y el viceministro de la cartera, Gabriel Rubinstein, se hará «muy pronto». Pero Kozack evitó dar detalles para «no interferir» en las negociaciones y dijo que las discusiones son «frecuentes».

«Estamos en el peor momento»

El Gobierno busca flexibilizar el acuerdo firmado en marzo del 2022 para refinanciar la deuda de US$ 44.000 millones tomada en 2018. Pide aflojar las metas y un adelanto de desembolsos para evitar un salto del dólar en las elecciones, pero el Fondo exige a cambio una devaluación y un mayor ajuste del gasto para compensar la menor recaudación por la sequía. 

Sin acuerdo ni desembolsos a la vista, el Gobierno debió usar sus propias reservas en los últimos pagos, incluidos US$ 1.000 millones a los bonistas, y deberá afrontar en pocas semanas los que pospuso con el FMI. «Tengan paciencia, estamos en el peor momento de reservas», se sinceró ayer Rubinstein en una reunión con la Cámara de Comercio de EE.UU (Amcham).

Después de obtener el apoyo del kirchnerismo a su candidatura presidencial, Massa elevó el tono de la discusión en los últimos días. En la inauguración del gasoducto Néstor Kirchner junto a Cristina Kirchner y el Presidente, denunció de nuevo supuestas presiones del organismo en diciembre para «parar» la construcción de la obra, que el Fondo aún no desmintió.

En medio de esos tironeos, el ministro candidato mantuvo conversaciones con su par de Egipto, el segundo mayor deudor después de Argentina, y ayer -como publicó Clarín- le pidió al embajador japonés, Hiroshi Yamauchi, «una mano» de su director en el Fondo. El país es el segundo con más votos en el directorio (6,14%), detrás de EE.UU. (16,5%) y apenas por delante de China (6,08%).

Pese a las jugadas diplomáticas y la expectativa de Massa -días atrás señaló que el acuerdo estaba «muy cerquita»-, la vocera del gobierno, Gabriela Cerruti, reconoció este jueves que «el acuerdo con el FMI se va a demorar lo que se tenga que demorar» y advirtió que «lo que dilata las negociaciones es la defensa del Gobierno argentino».

SN

Más noticias
Noticias Relacionadas