16.9 C
Buenos Aires
InicioDeportesLa revelación de Leandro Paredes sobre el Mundial de Qatar: «Fue más...

La revelación de Leandro Paredes sobre el Mundial de Qatar: «Fue más difícil el penal con Holanda que el de la final»

No hay momento en la entrevista en el que Leandro Paredes no muestre un gesto de emoción en su cara. Por momentos más y por otros menos, pero durante la charla con la TV Pública en su ciclo «Llave a la eternidad» mostró muecas de estar conmovido. Desde que Lionel Scaloni comenzó su ciclo en la Selección Argentina en 2019, tras su interinato cubriendo el espacio que dejó Jorge Sampaoli, Paredes fue uno de los pilares e indiscutido en el proyecto que en su inicio tenía como principal objetivo una renovación de jugadores en el plantel.

En todo momento fue el cinco predilecto por Scaloni. Excepto en la cita mundialista que terminó consagrando a la Selección por tercera vez en dicho certamen a lo largo de su historia, donde Paredes sufrió demasiado por una lesión que lo mantuvo en vilo hasta el día que comenzó el torneo.

Paredes se animó a hablar sobre lo vivido en el Mundial, la relación con Lionel Messi, el momento más crítico en el certamen y su llanto a escondidas por las lesiones que lo preocupaban. «No somos del todo conscientes de lo que logramos», cita Paredes a seis meses de haber conseguido el título en Qatar.

Muchos de los argentinos tampoco terminan de asimilar lo conseguido, ni siquiera el entorno de Paredes que vivió de cerca el camino recorrido por él: «Mis amigos me lo dicen, mi cuñado dice: “¿Vos te das cuenta de que sos campeón del mundo?. Estoy en casa con ellos por comer algo y veo que se queda mirando con admiración y me dice “todavía no caigo que sos campeón del mundo y creo que vos tampoco. Date cuenta».

El sueño que empezó como una pesadilla

No todo es color de rosa. En las historias más lindas también hay momentos de incertidumbre. Y para creerlo habría que repasar cómo llegó Paredes al inicio de la Copa del mundo. Faltaban apenas 20 días para el inicio del certamen ecuménico y las grandes ligas de Europa continuaban con su calendario, arriesgando la integridad física de los futbolistas para el debut mundialista.

Uno de los que sufrió este calendario apretado fue Leandro, que 20 días antes sufrió una distensión en el isquiotibial de la pierna izquierda, que le demandaría cerca de 15 días, lo que preocupó en todo momento al mediocampista que jugaba en Juventus.

Paredes sufrió en el amistoso ante Emiratos Árabes, por el riesgo de una lesión. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

Paredes sufrió en el amistoso ante Emiratos Árabes, por el riesgo de una lesión. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

No sabía si iba a llegar. Estaba a 15-20 días del mundial y la lesión me llevaba ese tiempo. No tenía la resonancia, entonces esa noche fue muy dura hasta que me llamó (Lionel) Scaloni y me dijo ‘ponete bien’, que iba a estar en el Mundial, que no esté loco, que trate de llegar al último partido con el club a disposición pero que no me iba a perder el Mundial. Eso me dio tranquilidad pero no la sentía del todo porque llegaba sin entrenar y jugar, era feo lo que estaba pasando”, citó Leandro.

“Tuvimos el amistoso con Emiratos tres días antes y me acalambré a los 65 minutos en un amistoso. Era consciente que no estaba al cien, el entrenador y los médicos lo sabían. Era lo que tocaba. Pero mientras pasaban los partidos mejor me sentía”, comentó.

Y profundizó: «No llegaba al ciento por ciento por las lesiones. Cuando empecé a sentirme mejor, a 20 días del mundial tuve la lesión en el isquiotibial. La pasé muy mal, lloré muchísimo en la ducha con la lluvia prendida para que no me escuche nadie. Me retan porque no demuestro cuando estoy mal, Me encierro solo y trato de que las cosas que paso pasen rápido y solo para no hacer sentir mal».

El mensaje de Lionel Messi para escapar del dramático debut mundialista

La derrota inesperada ante Arabia Saudita. (Photo by Glyn KIRK / AFP)

La derrota inesperada ante Arabia Saudita. (Photo by Glyn KIRK / AFP)

«Fue durísimo. Fue un golpe inesperado en ese momento. Estabamos preparado pero no para ese partido. Arrancamos jugando muy bien, con un gol, los anulados… podría haber sido diferente. Tuvimos la fuerza mental para salir adelante”, comentó Paredes, destacando la rebeldía del equipo para saber surfear una ola inesperada.

La derrota 2-1 ante Arabia Saudita dejó a la Scaloneta sin posibilidades de caer con otra piedra que se cruce en el camino. En el plantel lo sabían, y en varias oportunidades lo dejaron claro tras la derrota. «Sabíamos que no teníamos margen de error. Nos juntamos en la habitación en un grupo de seis como siempre y hablamos que no había margen de error. Leo mandó un mensaje al grupo. Se habló que había que hacernos fuertes como grupo y salir adelante todos juntos. Decía un poco de todo, pero más que nada que ya está y que dependía de nosotros para pasar de ronda

Los referentes marcaron el camino de como salir de un momento incómodo, pero los jovenes siguieron a la perfección el mensaje de los lideres: «Hay varios que toman la voz de mando. Dibu (Martínez), Leo (Messi), (Nicolás) Ota, Rodri (De Paul), yo, creo que necesitamos de todos. Los jovenes demostraron personalidad y eso nos daba mucha confianza a todos”.

Un tropezón en el debut mundialista.(Photo by JUAN MABROMATA / AFP)

Un tropezón en el debut mundialista.(Photo by JUAN MABROMATA / AFP)

Este partido ante Arabia marcó un antes y un después en la participación del cinco en el equipo titular. De hecho, después de esa derrota histórica e inesperada, Paredes fue uno de los jugadores que perdió la titularidad por haber demostrado un nivel bajo, en consecuencia de su malestar físico que lo privaba de dar el máximo. “Fue duro salir del equipo titular. Fue más por lo físico. No poder dar el máximo para ser titular fue duro. Las cosas salieron bien, los chicos lo hicieron de la mejor manera y me daba fuerza para ponerme bien, cuando me toque entrar poder hacerlo de la mejor manera y seguir siendo importante”, sentenció,

En continuación con su relato profundizó en cómo afectó en su ánimo: «Lloré después de Arabia. También cuando me tocó quedar afuera contra México. Las cosas malas pasan y sabía que iba a pasar”.

Una final con mucha carga emocional pero con tranquilidad

«Previo a la final tengo el recuerdo de estar solos con Rodri y Gio (Lo Celso) escuchando música en la hotelería, con una vela y pedimos un deseo. Nos fuimos a dormir con confianza. Nos levantamos muy tranquilo. El día de Brasil en la Copa América fue más difícil. Es día nos levantamos todos a las siete, cuando son Leo y Rodri los que se levantan a esa hora», contó Paredes sobre la cambiante final. A pesar de que por momentos el panorama se complicó, Lea se sinceró diciendo que el partido contra Países Bajos fue donde más sufrió.

De momento, el vestuario daba muestra de la carga emocional que tenía el encuentro. Principalmente cuando el cuerpo técnico, con Scaloni a la cabeza, quebraron llanto al dar la charla técnica. “No pudo hablar ninguno. Cuando quiso hacerlo no pudo, le pidió al Ratón (Ayala) y tampoco pudo. Fue difícil esa charla”, confesó.

Esto no quiere decir que no haya sufrido. La última oportunidad que tuvo Kolo Muani, delantero de Francia, para empatar el encuentro sorprendió a Paredes, que tenía la sensación que ese tiro terminaría en el la victoria agónica de los europeos si Emiliano Martínez no respondía con la claridad que lo hizo. «Fue increíble como se dio la final. Jugamos espectaculares. Tuvimos muchas situaciones y nos terminamos salvando con el Dibu. Estaba a diez metros y pensé que era gol, era muy difícil que erre. Solo podía salvar el Dibu y lo hizo de la mejor manera», dijo.

Leandro Paredes agradecido con Dibu Martínez. (Xinhua/Xiao Yijiu) (da) (vf)

Leandro Paredes agradecido con Dibu Martínez. (Xinhua/Xiao Yijiu) (da) (vf)

Luego, se deshizo en elogios para Dibu: «Tenemos un agradecimiento porque nos ayudó a ganar todo. Fue muy importante en la Copa América, eliminatorias, Mundial.. Levanta porque es una persona que siempre está de buen humor, haciendo jodas, es importante para el grupo«.

Los abrazos a Messi y Scaloni tras el título que sirvieron para agradecer y descargar emociones

El abrazo que Paredes llevará por el resto de su vida. (Photo by Jewel SAMAD / AFP)

El abrazo que Paredes llevará por el resto de su vida. (Photo by Jewel SAMAD / AFP)

«El abrazo con Messi después del gol de (Gonzalo) Montiel me va a quedar grabado. Seguramente me lo lleve para toda la vida. Girar y verlo arrodillado, y ser el primero en abrazarlo como campeón del mundo fue increíble. Decía “Gracias, Gracias, los amo”. Cada vez que veo el video me emocionó muchísimo porque le grito “somos campeones del mundo” casi llorando», se sinceró Lea, mientras le mostraba a la periodista Sofía Martínez cómo su piel se comenzaba a erizar al hablar del momento.

Luego, agregó la importancia que tuvo obtener el título jugando con Messi a su lado: “Fue increíble vivir y compartir todo esto con él. Ser campeón del mundo con él fue lo más grande que me pudo pasar. Ser campeón del mundo con la selección es un montón, y poder hacerlo con el mejor de la historia fue increíble».

La otra imagen que recorrió el mundo fue el sentido abrazo con Scaloni, una vez que finalizó la tanda de penales que consagró al seleccionado. El entrenador, sereno y con una señal de la cruz de por medio, ingresó al campo de juego para luego fundirse en un emotivo abrazo con Leo. «Fue hermoso ese abrazo. Sentí la necesidad de agradecerle por el proceso que fue duro, criticado, con muchas dudas y crecimos juntos. Nos hicimos fuertes como grupo y haber podido lograr todo en tan corto tiempo fue increíble. Me salió ir a abrazarlo para decirle ‘gracias’, que sepa que no se tenía que sentir mal por haberme dejado afuera en el partido», expresó el mediocampista dejando al descubierto toda su humildad.

El agradecimiento de Paredes a Scaloni. REUTERS/Amr Alfiky

El agradecimiento de Paredes a Scaloni. REUTERS/Amr Alfiky

Y continuó: «Scaloni tiene todo lo que me gusta para un entrenador. Es muy bueno para preparar los partidos pero como persona es muy frontal, cercano al jugador, te dice lo que quiere explicando todo de la mejor manera”. La principal virtud que destaca es el grupo que formó: «El grupo es lo mejor que tenemos. Scaloni encontró gente noble, con ganas de dejar todo por el compañero. Tratamos de estar en cada momento difícil de los demás. Es más que una familia”.

Además, la capacidad de Scaloni para hacerle saber a sus jugadores que hay mañana después de haber conseguido el título más preciado del fútbol. Una de las situaciones que demuestra este hambre de ganar, se dio luego de la entrega de los premios The Best. “Ganar es adictivo. Cuando hablé con Scaloni y lo felicité por los The Best me dijo: “Ahora hay que ir por más”. Yo tengo el mismo objetivo, vamos todos por la misma línea. Tenemos una Copa América en un año y queremos ganarla. Trataremos de seguir en esta línea”, citó y agregó: “Sueño con seguir logrando cosas importantes. Otro mundial, por qué no”.

El sueño de vestir la camiseta de la Selección y la yapa de ser campeón del mundo

El sueño de vestir la celeste y blanca comenzó con una anécdota. El momento en el que recibió el primer llamado para cumplir uno de sus deseos como futbolista profesional, tuvo una situación particular con Omar Souto, gerente de Selecciones selecciones nacionales, como protagonista. «Estaba en el micro de Roma y me llamó Omar Souto. El primer llamado no lo atendí porque estaba subiendo al micro y cuando atendí me retó y me dijo “atendé que estás citado a la Selección mayor. Lo primero que hice es escribirle a mi familia”, contó.

«La camiseta argentina es lo más grande que te puede pasar como jugador. Vivir todo lo de la Selección es lo más grande que me pasó en la carrera, disfruto mucho de estar ahí, de jugar, representar a mis amigos y mi familia. No hay nada más grande que eso”, confesó Lea.

Y agregó: «Estoy feliz, disfrutando. Feliz por todo lo que se logró y estamos viviendo. Cambió la vida con la gente, te lo agradecen en todo momento en la calle, pero sigo siendo la misma persona de siempre. Disfrutando lo que logramos pero con los pies sobre la tierra. Lo soñé toda mi vida”.

La mayoría de los jugadores comparten una misma idea. «Amo estar ahí. Sentís una energía especial, ganas de no irte y estar el mayor tiempo posible con la ropa de entrenamiento», confesó. 

Más noticias
Noticias Relacionadas