17 C
Buenos Aires
InicioPolíticaRogelio Frigerio: «Tenemos que replantear la campaña, exteriorizar tantas miserias internas no...

Rogelio Frigerio: «Tenemos que replantear la campaña, exteriorizar tantas miserias internas no está bueno»

– ¿Hasta dónde van a llegar Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich con la pirotecnia cruzada en esta campaña?

– Lo que ves vos lo ve mucha gente, que, de hecho, cuando la cruzo por la calle me pide «no se peleen». Tenemos que replantear esta forma de encarar la campaña, tenemos que despejar cualquier duda respecto a cuál va a ser el comportamiento de los dirigentes de Juntos por el Cambio después de las PASO. Porque vamos a tener que estar todos juntos, estar a la altura de la expectativa del que nos acompañó. Hasta ahora no ha sido así.

– Es una interna del PRO, los radicales y el resto de la coalición están afuera. ¿Se soluciona con una reunión puertas adentro?

– No sé cuál es la solución, pero creo que exteriorizar tantas miserias internas no está bueno. Estas cosas hay que hablarlas en privado. Para afuera sólo hay que hablarle a la gente de los problemas de los ciudadanos, no de los que tienen los políticos que se pelean por el poder. Aunque lo hagamos con buenas intenciones. Tiene que haber un compromiso de que ninguno va a hablar del otro con tal de ganar una elección. La gente está cansada del discurso vacío, nos exige saber qué vamos a hacer y cómo vamos a hacerlo. Yo en Entre Ríos estoy haciendo eso, tratando de contar cómo vamos a cambiar esta realidad agobiante.

– ¿El kirchnerismo está siendo más inteligente? Desde el 24 de junio se los ve a todos unidos en campaña

– No lo veo así. Ellos han hecho una unidad forzada, decidido desde el más alto nivel, a través de Cristina Kirchner, que no haya competencia interna. Ha vedado esa posibilidad y generado un acuerdo muy artificial. Los candidatos van a ser las figuras más importantes del Gobierno, el jefe de Gabinete y el «súper ministro» de Economía, en un claro intento de reelección de una gestión que mostró enormes falencias. Para la mayoría de los argentinos es el peor gobierno de la democracia.

– ¿Se cambió el chip de dirigente nacional para competir como candidato a gobernador en Entre Ríos?

– No. Los roles que tuve en la gestión nacional son un activo para mí en términos de mostrar capacidad de gestión. Es lo que soy, mi historia de vida y no la oculto. Yo tengo el objetivo de que Entre Ríos vuelva a brillar, que le vuelva a competir a Buenos Aires en liderazgo como hace un siglo atrás. Hoy se ha convertido en la hermana pobre de la región Centro. Necesitamos recuperar el orgullo que se fue perdiendo.

– ¿El peronismo tiene la culpa de que no brille Entre Ríos?

– Hace 20 largos años que gobierna el mismo espacio político, claramente sin resultados para mostrar. Nosotros tenemos que salir de esta siesta bien larga que Entre Ríos está durmiendo. Tenemos que exigir más, porque estamos para más. Tenemos todo el potencial que hace falta para volver a ser un actor central de la Argentina.

– ¿Espera un efecto Córdoba, Mendoza o Santa Fe, provincias productivas donde Juntos por el Cambio se muestra competitivo?

– ​Espero que así sea, porque Entre Ríos en general se comporta como el promedio del país. Si nos va bien a nivel nacional, nos va bien acá. Necesitamos alinear las políticas. Esta es una provincia que está muy vinculada con el trabajo. Ojalá la gente apueste por otra cosa, porque eso significa que el país también va a buscar otro rumbo.

– En Córdoba, Luis Juez estuvo cerca de ganarle la elección a un candidato puesto por el gobernador Juan Schiaretti. En Entre Ríos, Gustavo Bordet postula a Adán Bahl, que es intendente de Paraná. ¿Eso mejora sus chances?

– Acá se va a discutir un modelo de provincia que lleva dos décadas en el poder, en una elección que va pegada a la nacional. En Entre Ríos, se decidió alinear la suerte de la provincia a la del kirchnerismo a nivel país. Eso se va a votar: seguir con la lógica kirchnerista o apostar por un cambio.

– ¿Cómo es el mapeo general de Entre Ríos hoy?, ¿cuáles son las principales preocupaciones de la gente?

– Las preocupaciones pasan por la inflación, por supuesto, pero también por la falta de trabajo, la mala calidad de la salud pública, de la educación… Entre Ríos está en el lote de las peores provincias en términos de evaluación educativa, con uno de cada dos estudiantes que no terminan el secundario. Hay un avance de inseguridad y narcotráfico muy marcado, una enorme falta de vivienda, no se le encuentra una solución desde hace años. Esas cuestiones le quitan el sueño a los entrerrianos.

– ¿En Entre Ríos, también hay que unir al 70% de las voluntades para gobernar bien, cómo ha planteado Rodríguez Larreta en el ámbito nacional?

– Acá la grieta existe, pero no en la dimensión de lo que ocurre en el país. Pero también hay otra grieta, que me preocupa más y es la que existe entre la política y el ciudadano. Hay que cerrarla, achicar esa distancia que generamos con la sociedad, que está muy irritada, muy castigada y que viene haciendo enormes esfuerzos desde hace muchos años. Ese esfuerzo tiene que valer la pena, ese es el mensaje que tenemos que dar, no estar vendiendo espejitos de colores.

– Usted fue, desde Interior, uno de los pocos ministros del gobierno de Cambiemos que no quedó en la mira por la gestión, fue valorado. ¿No había espacio para ganar terreno como dirigente nacional?

– Bueno, fui diputado nacional estos dos años. Lo decidí entonces, como otros dirigentes, porque entendíamos que había ponerle un freno al kirchnerismo. Para mí los verdaderos cambios que tienen que ver con la calidad de vida de la gente pasan por los gobernadores, que son los que definen las obras de infraestructura que se hacen en las provincias, cómo es la educación de los ciudadanos, qué salud pública y qué seguridad van a tener. Hay mucho para hacer desde lo local, estoy muy entusiasmado con llevar estas ideas a la práctica. No hay que subestimar ese rol. Hay una idea errónea de que lo único que importa es la política nacional. Así nos va.

Rogelio Frigerio, precandidato a gobernador en Entre Ríos.

Rogelio Frigerio, precandidato a gobernador en Entre Ríos.

– ¿Fracasó el gobierno de Mauricio Macri, cómo planteó Rodríguez Larreta esta semana?

– Yo creo que el gobierno de Macri tuvo muchas cosas positivas, que hay que resaltar y que son muy importantes. Haber generado la idea de gobernabilidad y ser el primer gobierno no peronista que termina un mandato en muchas décadas (NdR: desde Marcelo T. de Alvear en 1928) son ejemplos de ello. Pero también se insertó a Argentina en el mundo, se transformó el manejo de la obra pública, que estaba asociada a la corrupción y pasó a resolverle los problemas de muchos argentinos.

– ¿Por qué entonces hay dirigentes propios de Juntos por el Cambio que cuestionan decisiones durante esa presidencia?

– La historia va a ubicar en el lugar que corresponde a ese gobierno del que fui parte. No me parece tema de debate hoy. La cuestión acá es si aprendimos o no las lecciones del pasado. Claramente el kirchnerismo, que gobernó el 75% del tiempo en estos años, persiste en las mismas recetas que fallaron. Nosotros desde Juntos por el Cambio tenemos que dejar bien en claro qué hemos aprendido y qué propuestas transformadoras vamos a ofrecerle a la gente.

– ¿Habla con Mauricio Macri?

– Sí, no todo el tiempo, pero tengo dialogo con él.​

​- ¿Y se dan estos debates sobre su gestión?

– Sí, yo siempre he sido muy autocrítico, incluso en la gestión. Me parece que tenemos que hacerlo todos, porque todos somos responsables en algún punto de cómo está la Argentina hoy. Por supuesto que otros lo son más porque gobernaron más años. Pero tenemos que tener humildad y reconocer errores, porque en estos 40 años de democracia no hay una sola variable que haya mejorado.

– Hoy está trabajando cerca de Rodríguez Larreta. Las elecciones provinciales y las nacionales van a ir pegadas. ¿Eso lo puede afectar o beneficiar?

– Como dije antes, el gobierno provincial decidió pegar las elecciones provinciales con las nacionales en el último minuto que permitía la ley. Nosotros hemos logrado en Entre Ríos que haya una lista de unidad, somos de las pocas provincias que pegaron su propuesta local con ambas propuestas nacionales, en este caso con Horacio (Rodríguez Larreta) y con Patricia (Bullrich).

– ¿Qué le parece la gestión de Sergio Massa como ministro de Economía?

– Más allá de las cuestiones subjetivas, lo objetivo son los números, las variables macroeconómicas. Hoy hay más inflación, menos crecimiento, menos reservas, más brecha entre los distintos tipos de cambio. Es difícil encontrar una variable positiva de esta gestión de Economía.

– ¿Cristina Kirchner preparó el terreno para una derrota electoral y resguardar a su gente en la provincia de Buenos Aires?

– Yo creo que en su última aparición pública, la vicepresidenta se desentiende de esta opción electoral. Ella visualiza una derrota y por eso plantea la reelección de un gobierno tan malo. Y decide resguardarse en la provincia de Buenos Aires y en los cargos legislativos principales que se van a votar.

La decisión tomada de vivir en Entre Ríos en caso de ser gobernador y una dinastía familiar ligada a la política

Cada vez que se menciona o se escribe a Rogelio Frigerio hay que aclarar entre paréntesis que se trata del nieto de quien fue, con Arturo Frondizi, uno de los fundadores del desarrollismo en el país. El ex ministro del Interior recuerda ese legado familiar constantemente, pero su orgullo trasciende lo político y se extiende a lo territorial.

Fue en 1935 cuando Rogelio Julio Frigerio, escapando de dictaduras militares, tomó la decisión de instalarse en Villa Paranacito, en el sur de la provincia de Entre Ríos. Una década después inició un emprendimiento agropecuario que el padre del actual dirigente pasó a administrar.

Con el tiempo, recuerda su nieto, su abuelo definió a Villa Paranacito como «mi lugar en el mundo». Lo mismo siente el actual precandidato a gobernador: «Acá me crié, acá tengo mi casa, mis inversiones, todo».

Por ese motivo, más allá de ser un referente instalado a nivel nacional, Frigerio no concibe de ninguna manera la posibilidad de seguir viviendo en Buenos Aires en caso de ser electo gobernador. «Si nos toca la responsabilidad de gobernar la provincia, este es un trabajo 24×7, hay que estar dedicado por completo», dice.

Y cuenta que tiene el apoyo total de su familia en esta aventura. «Siempre me bancaron, mi esposa y mis hijos, que ahora son más grandes y entienden la pasión que tengo por la política», explica. Y reconoce que «fue una decisión difícil porque cuando terminé mi gestión como ministro del Interior, que fue muy desgastante, volví a la función privada y pensé que eso iba a durar mucho más tiempo, pero al final a los dos años ya estaba hablando de esta posibilidad, de lanzarme como candidato en Entre Ríos».

Será la segunda vez en dos años que Frigerio lidere una boleta en Entre Ríos, después de haber ganado por más de 20 puntos de diferencia en la elección legislativa de 2021 y convertirse en diputado nacional. Pero viene trabajando en la política local desde mucho antes, como responsable de distintas campañas electorales. «Ahora tomé coraje y soy parte de la boleta, es una experiencia novedosa», resume, expectante.

Itinerario

Rogelio Frigerio, precandidato a gobernador en Entre Ríos. Foto: Andres D'Elia.

Rogelio Frigerio, precandidato a gobernador en Entre Ríos. Foto: Andres D’Elia.

Rogelio Frigerio nació el 7 de enero de 1970, es economista de la Universidad de Buenos Aires y dirigente político desde hace más de dos décadas. Ahijado del presidente Arturo Frondizi, y nieto de Rogelio Julio Frigerio, ambos padres del desarrollismo, tuvo contacto con la vida política desde su infancia. A los 15 años, comenzó a militar formalmente en el MID (Movimiento de Integración y Desarrollo). Especializado en Planificación y Desarrollo Económico, estudió Ciencias Económicas en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde más tarde fue profesor de grado y de posgrado, y trabajó 10 años en el sector privado, en la consultora Economía & Regiones, creada y dirigida por él. A fines de los ’90, se desempeñó como Secretario de Programación Económica y Regional, en la presidencia de Carlos Menem. Fue ministro del Interior durante el gobierno de Cambiemos, de 2015 a 2019, con Mauricio Macri como presidente, y acaba de renunciar a su cargo de diputado nacional, que ocupaba desde 2021, debido a su precandidatura a gobernador en Entre Ríos.

Al toque

Un proyecto: Que Entre Ríos vuelva a brillar.

Un desafío: Ganar la próxima elección.

Un sueño: Que Argentina ocupe el lugar que se merece.

Un prócer: Dos. ​José de San Martín y Justo José de Urquiza.

Un líder: Arturo Frondizi.

Una comida: Asado.

Una bebida: Vino, Malbec.

Un libro: El puñal, de Jorge Fernández Díaz.

Una película: 1985, me dio pie a conversar con mis hijos de una etapa muy importante de nuestra historia.

Una serie: Peaky Blinders.

Una sociedad que admire: Alemania.

Un placer: Viajar con mis mujer y mis hijos.

Un recuerdo de la infancia: Las jornadas de trabajo en el campo de Entre Ríos con mi padre.

Más noticias
Noticias Relacionadas