17 C
Buenos Aires
InicioEconomíaPobreza: en último año, 2,7 millones de personas pasaron a ser pobres

Pobreza: en último año, 2,7 millones de personas pasaron a ser pobres

Se revirtió la caída de comienzos de 2022. El dato surge del Informe de Distribución del Ingreso del INDEC.

Pese a la mayor actividad, el aumento del empleo y el descenso de desempleo, en el primer trimestre de este año, la pobreza subió del 34,2% al 40,3%, según las proyecciones que surgen del último informe de Distribución del ingreso, del INDEC.

Este aumento interanual de 6 puntos significa que en 12 meses se agregaron 2,7 millones de nuevos pobres. Ese dato es de 31 aglomerados urbanos, que totalizan 29 millones de personas. Si esos porcentajes se extienden a toda la población (46,2 millones), incluyendo la rural, equivale a 18.500.000 pobres.

Por el efecto aguinaldo y para una comparación homogénea, en el tercer trimestre 2022, la pobreza había sido del 37,7%. Representa un aumento de 2,6 puntos en 6 meses (1,2 millones de nuevos pobres).

La pobreza es un fenómeno que viene arrastrándose con mayor fuerza desde fines de 2017. En el segundo semestre de ese año era del 25,7% y saltó al 35,5% en la segunda mitad de 2019, al concluir el gobierno de Mauricio Macri. Luego, con Alberto Fernández, con la pandemia y cuarentena, pegó un salto hasta el 42% a fines de 2020, descendió al 36,5% en el arranque de 2022 y subió al 39,2% en la segunda mitad de 2022. 

El 40,3% en el comienzo de este año surge de estimaciones sobre la base del Informe “Distribución del Ingreso” que el jueves difundió el INDEC y que marcaron un empeoramiento en el reparto de ingresos de la población, con una mayor concentración de los recursos entre el 10% más rico de la población, quienes mejoraron sus ingresos reales, y una caída de los salarios formales, con más asalariados “no registrados”.

Martín González-Rozada, director de la Maestría de Econometría de la Universidad Torcuato Di Tella, le dijo a Clarín que “usando los datos de la Distribución del Ingreso que publicó el INDEC la incidencia de la pobreza en el primer trimestre del año habría ascendido al 40.3 % (estimada con un margen de error de 1.3 puntos porcentuales). Esto significa un aumento de alrededor de seis puntos porcentuales con respecto a la tasa de pobreza del primer trimestre de 2022.”.

El “margen de error” de 1,3 puntos significa que la pobreza podría rodar entre el 39 y el 41,6%.

González-Rozada agregó que “el aumento de la tasa de pobreza interanual parece estar explicado principalmente por un aumento de los ingresos totales de los hogares bastante menor al aumento de la valorización de la canasta básica total (CBT). El ingreso total familiar promedio de los cuatro deciles (40%) más bajos de la distribución creció 89% entre el primer trimestre de 2022 y el primer trimestre de 2023 mientras que la CBT aumentó en el mismo período más de 110%. A esto se le suma un incremento en la desigualdad medida por el coeficiente de Gini”.

Diferencias entre los que ganan más y menos

El Informe del INDEC de distribución del Ingreso además destacó que:

El 10% de la población de mayores ingresos acaparó el 33,8% de la “torta” versus un 31,9% de un año atrás. El ​ingreso promedio de las personas asalariadas con descuento jubilatorio fue de $ 151.773 (+90,0% interanual), mientras que en el caso de aquellas sin descuento jubilatorio, el ingreso promedio equivale a $ 65.657 (+79,2% interanual). En ambos casos es inferior a la inflación y también por debajo de la variación de la canasta de pobreza que en Capital y Gran Buenos Aires fue del 110% interanual. Representa una caída de entre el 10% y el 15% en el poder adquisitivo de los asalariados. Y marca un mayor empobrecimiento del valor de la fuerza de trabajo y un aumento de la pobreza entre los trabajadores registrados. El aumento del empleo se concentró en la población asalariada “sin descuento jubilatorio” que aumentó del 35.9% al 36,7% del total. En tanto, la mitad del nuevo empleo asalariado fue cubierto por asalariados informales, sin registro ante la Seguridad Social. Son 5,6 millones para el total país de empleos precarios. Esta depreciación del salario y caída en relación con el valor de producción o facturación de las empresas explican que simultáneamente crezcan los niveles de empleo y de pobreza. El INDEC dará a conocer la base de microdatos de la EPH (Encuesta Permanente de Hogares) del primer trimestre de este año el viernes 4 de agosto, lo que permitirá precisar los niveles de pobreza de entre el 39% y 41,6%.

En la Ciudad de Buenos Aires, por los datos ya difundidos de la Dirección de Estadística y Censos porteña, en esos 12 meses, la pobreza subió de 625.000 (20,3%) a 673.000 personas (21,8%).

NE

Más noticias
Noticias Relacionadas