21.8 C
Buenos Aires
InicioEconomíaTensión y forcejeos en un operativo de control a trabajadores en plena...

Tensión y forcejeos en un operativo de control a trabajadores en plena cosecha

En Andresito, Misiones, agentes de AFIP, Ministerio de Trabajo y Renatre irrumpieron en una finca yerbatera. Tras el incidente, hubo una manifestación de más de un centenar de productores y cosecheros.

29/06/2023 18:34

Clarín.com Rural Actualizado al 29/06/2023 19:01

Momentos de gran tensión se vivieron en un yerbal próximo a la localidad de Andresito, en el extremo Nordeste de Misiones, cuando agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ministerio de Trabajo y RENATRE irrumpieron para controlar al personal que estaba en plena cosecha. Un camionero que salía con una carga, casi choca una camioneta oficial y descendió armado con un machete cuando dos gendarmes intentaron hacerlo bajar a la fuerza del transporte a golpes.

El incidente escaló a tal punto que los gendarmes que custodiaban a los funcionarios nacionales desenfundaron sus pistolas y accionaron las correderas al ver al camionero blandiendo el arma mientras les advertía que no detendrían su marcha hacia el secadero, donde debía entregar la carga de yerba mate recién cosechada.

El conductor de la camioneta en la que llegaron los agentes de la AFIP al campo estuvo rápido de reflejos: al ver que el camionero no detenía la marcha, colocó reversa y aceleró a fondo para sacar el vehiculo del camino y así evitar el impacto frontal.

Los productores yerbateros sufren la retención de seis pesos por kilo de hoja verde que entregan en los secaderos. Se trata de la tarifa sustitutiva correspondiente a los aportes que un chacarero debería abonar en concepto de cargas sociales de sus cosecheros, pero son pocos los jornaleros que aceptan ser registrados porque temen perder los planes sociales que perciben.

Esta situación deja a los productores en una encrucijada difícil de resolver: si insisten con el blanqueo de sus cosecheros, éstos optan por no trabajar y el yerbatero se queda sin mano de obra para la zafra.

El incidente del yerbal derivó en la manifestación de más de un centenar de productores yerbateros y cosecheros frente a la casa del intendente de Andresito, Bruno Beck; y de la sede de la Sección de Gendarmería Nacional.

Con el dirigente rural Darío Bruera a la cabeza, los productores exigieron que “no haya más atropellos por parte del Estado que nos plantea exigencias para las cuales no están dadas las condiciones”.

“Los productores agropecuarios hacemos una actividad lícita, generamos fuentes de trabajo y nos vienen a intimidar. Estoy en contra de las inspecciones a los yerbales por dos motivos: primero, el ámbito rural no es el administrativo, es nuestro lugar de trabajo y ahí no tenemos gente capacitada ni la información que requieren estos organismos; segundo, aunque ponemos nuestros camiones sobre la balanza, somos directamente retenidos por el convenio de corresponsabilidad gremial”, explicó Bruera. Y se quejó por considerar que “esta gente viene a atacarnos cuando lo único que queremos hacer es trabajar”.

Ante el jefe del destacamento, los manifestantes dijeron que “acá apuntaron (con las armas) a un trabajador y gatillaron hacia su persona en una propiedad privada”. Y dijeron que “no nos organizamos a tiempo, sino esto hubiera sido una carnicería”, le advirtió, exaltado, uno de los chacareros a los gendarmes que se acercó a hablar con ellos frente al destacamento.

“No vamos a permitir un atropellamiento a un productor agropecuario dentro de su chacra”, advirtió el dirigente; y pidió respeto porque trabajamos y hacemos actividades lícitas. Somos el motor de la economía provincial, ya sean yerbateros, forestales, ganaderos, tealeros o tabacaleros”.

Más noticias
Noticias Relacionadas