18.4 C
Buenos Aires
InicioPolíticaEl peronista Martín Llaryora le ganó por 3% a Luis Juez, pero...

El peronista Martín Llaryora le ganó por 3% a Luis Juez, pero sigue la polémica por el recuento

El reloj de la carga del escrutinio provisorio de la elección de Córdoba se clavó a las 6.20,01 de este lunes. A partir de esa hora, no hubo más carga de datos y se lo dio por finalizado. Se llegaron a procesar el 94,90% de las mesas y aún faltan los resultados de otras 462.

En medio de denuncias y sospechas sembradas desde la oposición, el peronista Martín Llaryora se adjudicó la victoria y ya es virtualmente el gobernador electo. Sucederá en diciembre a su padrino político, Juan Schiaretti.

En el escrutinio provisorio le sacó exactos 3% de ventaja al cambiemita Luis Juez. Una diferencia de 57.561 votos, “irremontable” según se encargó de repetir este lunes Llaryora.

Luis Juez, al votar este domingo. Foto Marcelo Carroll/Enviado Especial.

Luis Juez, al votar este domingo. Foto Marcelo Carroll/Enviado Especial.

En su equipo de colaboradores hacían un ensayo. Si Luis Juez llegase a sacar el 60% de los votos que aún faltan computar en Córdoba Capital (algo muy improbable porque en lo que va del escrutinio provisorio sólo sumó el 37,22% en el distrito) tampoco podría alcanzar a Llaryora.

El propio Llaryora dijo este lunes a Clarín que en el escrutinio definitivo posiblemente la diferencia se amplié un poco.

En el oficialismo entienden que cuando se abran todas las urnas y se cuente la totalidad de votos, la oposición no tendrá elementos para patalear.

Más aún: aseguran que el sistema de boleta única es confiable -lo mismo dicen en JxC- y que además la oposición fiscalizó absolutamente todas las mesas de la provincia.

Se calcula que faltan computar cerca de 100.000 votos. El escrutinio definitivo arrancaría este miércoles y llevaría una semana.

Juez no reconoció su derrota. “Yo a los tramposos no les acepto nada”, dijo a la prensa.

Y agregó, en referencia a las demoras en la carga de los datos del escrutinio provisorio: “A los bandidos no les reconozco nada, me hubiesen llamado anoche, me hubiesen dicho cómo era el tema, hubiesen hecho las cosas como corresponde”. Dato: no habló de fraude.

Consultado por Clarín, Llaryora replicó: “Los más enojados somos nosotros porque lo que tratan de hacer es una manganeta”. Sobre la acusación de tramposos, contestó: “Lo tomo de quien viene. El es parte del fracaso”.

En la intimidad Llaryora se mostraba este lunes enojado con lo que considera una jugada sucia de la oposición.

Lo escucharon hablar de un intento de “enlodar” su triunfo. Entiende que JxC apuntó a ponerlo en duda porque ahora se avecina la elección por la intendencia de Córdoba, donde el radical Rodrigo de Loredo, el principal socio político de Juez, buscará arrebatarle el municipio al peronismo.

Martín Llaryora celebra este lunes a la madrugada en su búnker. Foto Marcelo Carroll/Enviado especial.

Martín Llaryora celebra este lunes a la madrugada en su búnker. Foto Marcelo Carroll/Enviado especial.

La lectura que se hacía este lunes en Córdoba, tanto en el oficialismo con en Juntos, es que el intento de un acuerdo electoral entre Schiaretti y Horacio Rodríguez Larreta perjudicó a Llaryora y benefició a Juez.

“Luis venía invisibilizado en la campaña, a partir de eso despegó”, dijo un referente de la UCR.

“Hasta ahí Juez estaba muerto”, coinciden allegados a Llaryora, quien insiste que no tiene nada para facturarle a Schiaretti.

A través de un comunicado, OCASA, la empresa responsable de la logística y transmisión de los datos de la votación, sostuvo que “la contingencia» -así denominó la demora en la carga del escrutinio- se “explica principalmente por los problemas de conectividad en diversas escuelas de la provincia.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia cordobés, Domingo Sesín, confirmó que el tribunal ordenó una investigación administrativa sobre la empresa contratada para el recuento de los votos en la elección para gobernador, aunque destacó que la “transparencia del comicio está garantizada”.

Aunque se supone que el escrutinio con boletas únicas de papel es veloz, hubo que esperar hasta la madrugada de este lunes para tener una tendencia más firme.

Leonardo González Zamar, vocal de la Justicia Electoral, dijo a Telefe Córdoba que se investiga si hubo «algún incumplimiento por parte de la empresa que llevó adelante la carga de datos».

Asoma incierto -se deberá esperar al escrutinio final- quién tendrá el bloque mayoritario en la Legislatura unicameral provincial, de 70 miembros.

Se necesitan 36 para el quórum, y Hacemos Unidos, el frente que lidera Schiaretti, sumaría entre 33 y 34. Algo similar obtendría Juntos por el Cambio. Otros partidos meterían el resto.

Es una situación inédita: en los últimos 24 años, los que lleva el PJen el poder, el oficialismo siempre tuvo mayoría. Es posible que finalmente el peronismo se quede con el control del Tribunal de Cuentas.

Muy pobre desempeño K 

El kirchnerismo hizo una elección histórica, pero por lo floja: cosechó apenas 41.523 votos (el 2,26% del total) y quedó sexto.

El magro triunfo del oficialismo opacó el lanzamiento de Juan Schiaretti como candidato presidencial.

Aunque estuvo en el búnker de Hacemos Unidos en la madrugada de este lunes, no subió al escenario. Se suponía que usaría la victoria como trampolín para el inicio de su campaña.

Hubo versiones de una discusión entre Schiaretti y Llaryora antes de que éste saliera al escenario. El gobernador electo asegura que su vínculo con el mandatario cordobés es excelente.

Eso sí, desde el escenario avisó: “Claramente esta fue la elección donde hay una generación que se retira, y una generación que ingresa”.

Córdoba. Enviado especial.​

Más noticias
Noticias Relacionadas