10.5 C
Buenos Aires
InicioEconomíaDólar, inflación y elecciones: las advertencias de reconocida consultora para los próximos...

Dólar, inflación y elecciones: las advertencias de reconocida consultora para los próximos meses

Con la proximidad a las elecciones, los economistas detallan distintos escenarios posibles para el país, con la mira a la escasez de dólares, la inflación alta y la tensión que se abre por la forma de conjugarse todas esas variables.

A ello se le deben sumar las definiciones en los próximos días por los compromisos que el Gobierno debe cumplir con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Difícilmente veamos que el organismo decida girar a la Argentina nuevos fondos, ni adelantar recursos de los ya acordados. En todo caso, debería tomarse como un éxito en las negociaciones que el Fondo sí refinancie los vencimientos de los próximos meses en un contexto de incumplimiento de todas las metas comprometidas», opinan desde la consultora LCG, fundada por el economista Martín Lousteau.

La lógica que tiene ese pensamiento para los expertos es que «no hay razones» para otorgar nuevos recursos a la Argentina, pero tampoco se considera que el FMI querrá ser el responsable de la caída del país, «menos con el calendario electoral tan ajustado».

Es decir, a la espera de la próxima revisión del Fondo que es ahora en junio, «ninguna meta está cumplida a marzo, por lo que existe la justificación de la sequía para evitar que el país entre en arreas (atrasos de pago) por tiempo prolongado», detallan desde LCG.

Y alertan: «A pesar de esto, la coyuntura para los próximos meses no será sencilla. De aquí en adelante, cualquier situación que traiga algo de nerviosismo puede causar inestabilidad».

El Gobierno enfrenta una escasez de dólares y debe negociar con el Fondo Monetario los compromisos que debe pagar este año.

El Gobierno enfrenta una escasez de dólares y debe negociar con el Fondo Monetario el resto de los compromisos que debe pagar este año.

Pocos dólares, devaluación y cepo

La situación que se plantea en la actualidad es la tensión electoral que existe en un marco de escasez de dólares, dos factores que aceleran la incertidumbre.

«China proveyó la liquidez necesaria para evitar un ajuste todavía mayor en el producto por caída de importaciones, pero aun así la falta de oferta de dólares por balanza comercial se sentirá», acotan los economistas.

Respecto a las PASO, se considera que, con seguridad, aportarán «más ruido», algo que suele reflejarse en una brecha mayor.

«El Banco Central podrá moderar la suba garantizando liquidez en el mercado de deuda, pero el efecto dependerá de la magnitud de las presiones«, indican desde LCG.

Por lo tanto, los analistas sostienen que un BCRA que no tiene recursos para intervenir en el mercado, todavía puede endurecer el cepo cambiario en una «situación de estrés». Sin embargo, creen que la brecha tan alta entre el dólar oficial y el libre podría afectar aún más a la demanda de pesos.

Inflación y próximos meses

En este escenario, los expertos puntualizan que el dato de inflación de mayo de Ciudad de Buenos Aires podría aportar «algo de alivio», por mostrar una desaceleración respecto al mes anterior.

Los resultados de las elecciones traerán un clima de tensión al mercado, en un contexto de inflación elevada y falta de divisas.

Los resultados de las elecciones traerán un clima de tensión al mercado, en un contexto de inflación elevada y falta de divisas.

«Ya se ha observado que la aceleración de la inflación trae nerviosismo, ya sea por el canal de expectativas de pérdida de valor del peso, como también por el canal de la necesidad de mantener un crawling peg (devaluación lenta) más acelerado. Pero más allá de este dato puntual, el nivel seguirá siendo alto y una reversión posterior sumará más inestabilidad», resumen desde LCG.

Y completan que, aun así, «creemos que hay más chances de llegar a agosto en una situación de continuidad, pero con brecha levemente más alta, que las chances de que se desate una situación de stress».

En consecuencia, los analistas creen que el resultado de las PASO marcará el humor para atravesar el tercer trimestre del año.

«En un escenario donde alguno de los extremos (La Libertad Avanza o el sector más radicalizado del Frente de Todos) luzca competitivo, puede ser una mala señal para los tenedores de deuda en pesos, por la propuesta de dolarización o por la incertidumbre de una renegociación entre el kirchnerismo y el FMI», puntualizan en LCG.

De todas maneras, creen que el resultado de agosto «no es definitivo y habrá que leerlo con mucho cuidado», porque en elecciones anteriores ya se observó una variación importante entre los números de las PASO y las generales.

«Seguramente habrá que atravesar el período de agosto a octubre también con dificultades. Mientras tanto, la inflación se presentará como un elemento determinante para marcar el pulso de la economía previo a las elecciones generales», finalizan desde la consultora LCG.-

Más noticias
Noticias Relacionadas