20.5 C
Buenos Aires
InicioDeportesDe llevarle churros a Messi a conseguir una prueba en Godoy Cruz:...

De llevarle churros a Messi a conseguir una prueba en Godoy Cruz: los dos días mágicos de un cadete de 21 años

Juan Pablo Román, fue el encargado de llevarle el pedido al capitán de la Selección Argentina, pero resulta que tiene un pasado ligado al fútbol.

La vida es impredecible. Un ejemplo de esto es Juan Pablo Román, el cadete que se hizo famoso por llevarle tres docenas de churros a Lionel Messi y su familia a su casa en un country de las afueras de Rosario. Tan impredecible es que la historia no terminó allí: no sólo cumplió su sueño de conocer al capitán de la Selección Argentina, sino que también se ganó la chance de tener una prueba para intentar volver a jugar al fútbol.

Sin embargo, la historia no terminó allí. Este jueves por la mañana y en diálogo con Andy Kusnetzoff y Sofía Martínez en el programa Perros de la Calle, de Urbana Play, Román contó cómo fue llevarle un pedido a Messi y reveló que es un momento que nunca se imaginó.

“Quería sacarme una foto con él, pero no se pudo”, explicó. A su vez, mencionó que le abrió un amigo del rey de Qatar 2022, pero que desde atrás el 10 le levantó la mano y lo saludó.

Fue entonces cuando Kusnetzoff ahondó un poco más en la vida de Juan Pablo, quien detalló que trabaja de operario en un fabrica durante la semana y que los fines de semana es cadete para sumar una changa y, así, sumar unos mangos.

Pero, tras indagar un poco más, dio en la tecla e hizo que el joven contará una intimidad de su pasado.“Era futbolista, jugaba de chico. Juegue de chiquito en Irlanda y acá jugué en Newell’s, era hincha. Después por mi familia me hice de Central”, contó. Y continuó: “En Defensores de Funes hice mi carrera futbolista y en 2017 se me dio la oportunidad de ir a jugar a España y cuando me estaba por ir tuve un accidente de auto. Me daban para cinco años en el hospital y salí a los 15 días”.

Tras una primera charla, Kusnetzoff y Martínez, quienes estaban en Mendoza por un evento de Ford, se comenzaron a mover por el hotel en el que casualmente estaba concentrando Godoy Cruz antes del partido contra Boca Allí, en un pasillo, tuvieron la posibilidad de dialogar con Nicolás Olmedo, ex jugador del Tomba y actual ayudante de campo del director técnico, Daniel Oldrá.

Tras unos minutos de charla con el ex mediocampista, el conductor le hizo saber de la historia de Román y le consultó por la posibilidad de que pueda realizar alguna prueba en Godoy Cruz para intentar relanzar su carrera futbolística.

“Es un chico que tiene edad de contrato profesional. Debería venir y hacer una prueba”, respondió Olmedo.

Luego, intentó bajarle un poco los humos, aunque dejó la puerta abierta: “Yo lo puedo hablar, no sé si lo puedo conseguir”.

Finalmente, llamaron nuevamente Román e hicieron posible una charla con el ayudante de campo de Godoy Cruz: “Esta la posibilidad de que te prepares y vemos qué sigue después”. Un silencio invadió el ambiente: “Yo no puedo creer lo que me estás diciendo”, se sinceró al tiempo que lloraba de emoción.

No sólo pudo conocer a Messi. Román también ahora sueña con volver a jugar al fútbol. La vida, claramente, da sorpresas. 

Más noticias
Noticias Relacionadas