21.9 C
Buenos Aires
InicioDeportesArgentina en China, día 4: la risa de Messi, 5 millones de...

Argentina en China, día 4: la risa de Messi, 5 millones de chinos decepcionados y una marea humana que no baja

El partido que el conjunto nacional dispute contra Australia el próximo jueves en Beijing generó un fervor extremo en tierras asiáticas.

El fin de semana, unos 20 mil chinos fueron a esperar a Lionel Messi y a la Selección argentina al aeropuerto de Beijing. Parecía una locura. Pero, lejos de bajar, la marea china crece y este martes unos cinco millones de asiáticos se mostraron decepcionados en las redes sociales. Es que, los fans locales esperaban una larga entrevista de Lionel Messi con el programa Titán. Sin embargo, el astro argentino apenas lanzó un par de frases donde puso en duda su participación en el próximo Mundial y habló escuetamente de la final de la Champions League. Poca carne para las fieras. Pero mañana tendrán revancha: se anuncia un stream «entre las 6 PM y las 9 PM» donde Leo podrá explayarse un poco más.

Lo cierto es que la gira de la Selección Argentina por China se convirtió en una verdadera locura. Desde el desembarco de la Scaloneta el último domingo, las calles de Beijing se vieron desbordadas en todo momento, tanto de día como de noche. «Nos van a matar, boludo», se lo escuchó preocupado al propio Lionel Scaloni. Ni los Rolling Stones, pudieron tanto.

Después del pánico, hubo algunas risas. Esta mañana (en la mañana china, claro) Lionel Messi se reía junto a De Paul y los integrantes de la Scaloneta por un cartel que les pedía un autógrafo, aunque la traducción de Google no había ayudado demasiado al joven pekinés. De todas formas, el mensaje llegó.

La Scaloneta encara la doble fecha FIFA en una gira por Asia que le dejará a la AFA unos cien millones de dólares. Primero, jugará un encuentro contra Australia el próximo jueves desde las 9 de la mañana, horario argentino. Y luego lo hará con Indonesia, pero a esa altura Lionel Messi estará de viaje para tomarse unas merecidas vacaciones.

Y en el medio se vive una verdadera locura. Como la de Liu Yuhang, el fan de Messi que paga 280 dólares la noche con tal de estar en el hotel que se aloja la Scaloneta. Ayer corrió el colectivo en bicicleta y, cuando el vehículo frenó en un semáforo, logró su foto con Messi que lo miraba desde el otro lado de la ventanilla.

Liu Yuhang corrió al micro de la Selección con su bicicleta y se tomó la foto con Messi. Foto: AFP

Liu Yuhang corrió al micro de la Selección con su bicicleta y se tomó la foto con Messi. Foto: AFP

El horario parece no importar a los chinos con tal de conseguir algún mínimo contacto con los jugadores y de poder ver a Leo. Así quedó demostrado esta noche en Beijing -cerca de las 10:30 de la mañana de nuestro país- cuando el plantel campeón del mundo volvió al hotel luego del entrenamiento y las vallas de seguridad se veían desbordadas. Eran más de las 22:30 asiáticas pero el griterío era ensordecedor en busca de un saludo argentino del equipo argentino. 

Cada día de entrenamiento se busca llevar a cabo todo un procedimiento lo más sigiloso posible para poder llegar al predio lo más rápido que se pueda. Un video protagonizado por el mismo Lionel Scaloni, en donde deben cambiar el plan de entrenamiento ante la multitud presente en la puerta del hotel, describe la situación que le toca vivir en todo momento a su equipo.

«¿Ustedes vieron las imágenes del aeropuerto? Había 20 mil personas, ¿no la viste? No, no. Hoy no vamos a ningún lado. Mañana vamos al estadio y lleven 20 bicicletas, si no, no entrenamos ningún día. Nos van a matar, boludo. No hay manera«, explicó a sus ayudantes el técnico campeón del mundo luego de llevarse la sorpresa de la locura china y su caluroso recibimiento.

Ante esto, los jugadores se encuentran prácticamente imposibilitados de salir a firmar autógrafos y saludar al público debido a la gran masa que los espera en la puerta del hotel. Cada movimiento que hace el plantel -en micro- es entre vallas de seguridad para no verse afectado por el tránsito que generaría cada persona buscando ver a Messi y al resto de campeones del mundo a través del vidrio. La revolución china es total. Además, vale recordar que las entradas para el encuentro frente a Australia se agotaron en tal solo 40 minutos.

Incluso, cada fan que se encuentra a la espera de ver a su ídolo rosarino lo hace con su camiseta de la Selección. Las tres estrellas se ven en todo momento. Y las banderas argentinas tampoco se quedan atrás. Un nuevo país se suma al listado de los amantes de la Scaloneta.

La locura por Messi

La locura se produce especialmente por la pasión que sienten los asiáticos por Messi. Por ello, cuando se enteraron que el astro había llegado a Beijing en su avión privado, las puertas del establecimiento estallaron. Desde ese momento, cada paso que da el plantel argentino es seguido con sumo detenimiento por todos los habitantes del país. 

Los periodistas también son reconocidos gracias a Messi

Gastón Edul se encuentra cubriendo la gira de la Selección por Asia y varios seguidores de la Pulga lo reconocieron como quien entrevistó a Leo cuando soltó la frase «Anda pa’ allá Bobo«. Y tanto el astro como el cronista quedaron captados por la cámara, hecho que dejó marcado a ambos por igual.

En esta ocasión, cuando los chinos vieron que Edul paseaba por las calles de Beijing, luego de viajar hacia sus tierras con el fin de seguir el paso a paso de la Selección, se acercaron a él inmediatamente. Tras reconocerlo, trataron de imitar la histórica frase que patentó Messi: «Bobo, bobo, que mirás bobo, andá pá allá».

Pero como si era poco estos saludos, varios de los que se acercaron con la camiseta de Messi llegaron a pedirle que le firme autógrafos. Su locura por Leo llevó a que lo recibieran prácticamente como a un ídolo.

Más noticias
Noticias Relacionadas