24.6 C
Buenos Aires
InicioEconomíaA dos semanas del cierre de listas, los inversores ya apuestan por...

A dos semanas del cierre de listas, los inversores ya apuestan por un cambio

Las acciones y los bonos subieron con fuerza en los últimos días. Las definiciones electorales son claves para marcar el rumbo de los precios de los activos argentinos que están muy bajos.

A menos de dos semanas del cierre de listas, y sin noticias alentadoras en la economía, los activos argentinos mostraron una sólida mejora que hace pensar que los inversores ya buscan tomar posición frente a un posible trade electoral, es decir una apuesta a que los precios se disparen si desde diciembre un nuevo signo político llegase a la Casa Rosada.

 La semana pasada, impulsadas por los papeles bancarios, las acciones argentinas mejoraron un 26% en dólares, mientras que los bonos dolarizados subieron más de 12% desde que empezó el mes.

Con un escenario de alta incertidumbre respecto sobre la marcha de la economía, que se ve reflejado en el aumento de las expectativas de inflación y devaluación, la suba de los precios de las acciones y los títulos públicos parece estar asociada más a la especulación por cómo pueda resolverse el recambios presidencial, que a algún factor concreto del mercado.

Las próximas semanas serán de definiciones en lo político y en la City no descartan que los activos se muevan con volatilidad, aunque esperan que, a medida que se despejen ciertas incógnitas sobre cómo quedará conformado el panorama politico de cara a las PASO, los precios puedan seguir mostrando su tendencia positiva. Los inversores especulan con un cambio en el manejo de la economía que ayude a corregir los desequilibrios macros y que apuntale los precios de las empresas y los bonos.

Medido en dólares, el indice Merval tocó el miércoles pasado un máximo que no veía desde las PASO de 2019: el principal indicador de la bolsa porteña ya sube casi 10% en moneda dura este mes y acumula una ganancia cercana al 30% desde que empezó el año. «La renta variable local viene acompañando la buena dinámica que está exhibiendo los índices globales, desacoplándose del contexto macroeconómico local», dijo Nicolas Kohn, del equipo de research de Balanz.

Sin mayores fundamentos a la vista, los analistas coinciden que el bajo precio que ostentan las acciones locales resulta la razón de mayor peso para explicar las subas. De hecho, los papeles bancarios, que hasta ahora eran los que más habían quedado rezagados en el último año, fueron los que más subieron. 

«En términos generales, la renta variable local luce barata suponiendo un escenario favorable donde exista un programa monetario y fiscal que busque corregir los desequilibrios actuales de manera exitoso», señaló Kohn, que agregó: «Dentro del Merval aquellas acciones que observamos relativamente baratas son Transportadora Gas del Sur, Central Puerto, Transener e IRSA».

Los precios de los bonos en dólares también muestran esta apuesta de los inversores. Los títulos públicos suben este mes más de 12% e incluso algunos, luego de meses de extrema volatilidad, ya recuperaron las ganancias este año.

«Esta recuperación los depositó en un umbral de precios similar al de fines de marzo, antes de que se desatara el violento sell-off  ( venta masiva) de abril que había devorado 13% de las paridades. Con una volatilidad destacable, los Globales ahora promedian un alza de 1,5% en 2023, equiparando la performance de inversiones similares pero menos riesgosas», destacó un informe de GMA Capital.

A pesar de este rebote, el riesgo país se mantiene en zona de máximos. Si bien el indicador de la banca JP Morgan retrocedió más de 8% en lo que va de junio, todavía se ubica más de 100 puntos por encima del nivel que tenía en enero de este año: el viernes cerró en 2.378 puntos. 

«Nuevamente cuando comparamos el valor alcanzado con los niveles observados de riesgo país encontramos una inconsistencia; un S&P Merval sobrevaluado para estos niveles de riesgo país. Este fenómeno que venimos observando de forma consistente puede explicarse, en parte, por el hecho de que las constantes intervenciones en el mercado de soberanos para contener los tipos de cambio financieros mantiene relativamente “planchados” a los mismos», explicaron en IEB. 

Más noticias
Noticias Relacionadas