23.5 C
Buenos Aires
InicioEconomíaOperaciones con yuanes: ¿una realidad o cuento chino?

Operaciones con yuanes: ¿una realidad o cuento chino?

China busca que el yuan se imponga como moneda en el comercio global. El problema es que no es convertible. Crearon clearing y en la región se opera en Chile y en Argentina donde ya hay Sira en yuanes y Sira con ventaja en yuanes. ¿De qué se trata?

En una Argentina que desde el default de 2001 quedó aislada financieramente del mundo, la RealPolitik china parece abrirse paso en lo que algunos menosprecian: el comercio en yuanes. Para Argentina significa poder pagar en yuanes los bienes que se importan desde China, quitando presión a las reservas en dólares.

Pero para China implica avanzar en su objetivo de convertir al yuan en una moneda para el comercio global. Beijing pretende un proceso de desdolarización, de acuerdo al profesor Zhou Zhiwei, de la Chinese Academy of Social Sciences.

Claro que para ese objetivo queda un largo trecho. Como moneda de pago, el yuan ocupa el quinto lugar, según los datos del último abril publicados por Swift, la red de transacciones financieras globales. Tiene un magro 2,29%. El dólar sigue en la cima con 43%, el euro 32%, la libra 6,58% y el yen, 3,51%.

El presidente chino, Xi Jinping, preside la primera Cumbre China-Asia Central.

El presidente chino, Xi Jinping, preside la primera Cumbre China-Asia Central.

A favor del yuan juegan, sin embargo, fluctuaciones leves que hablan de una moneda estable. Hubo una devaluación de 2,5% respecto del dólar, 2,7% en comparación con el euro y 3,2% si se mide con el yen. Y las autoridades chinas lo leen como positivo para la necesaria recuperación de su economía. “No hay razones para pensar en un yuan débil”, asegura el profesor Sun Lijuan del Financial Research Center de la Universidad de Fudan.

Ingreso de capitales

Y esto obedece en parte al fuerte ingreso de capitales, pese a la notable disputa con Estados Unidos. Un ejemplo es Tesla, una de las compañías estrellas de EE.UU, que vendió 439.770 autos el año pasado en China un crecimiento de 37,1% y desarrolla un nuevo modelo en el gigante asiático.

Es parte de lo que representa allá la inversión extranjera directa que se expandió 6,3% en 2022 a US$ 175.000 millones. Este año las empresas listadas en la Bolsa de Shangai suman 5.000 con una capitalización de mercado de US$ 12.000 trillones.

Xi Jinping, que concentra los cargos de presidente del país, secretario general del Partido Comunista y jefe de las Fuerzas Armadas, ha fijado como política forzar el comercio con yuanes. Son las ventajas del poder. Jinping habla del camino chino como una singularidad. Y los analistas definen a China como un híbrido, una especie fertilización cruzada entre el capitalismo liberal y el Estado omnipresente.

Elon Musk habla een el lanzamiento de tres nuevos modelos de Tesla en su fábrica de Shangai

Elon Musk habla een el lanzamiento de tres nuevos modelos de Tesla en su fábrica de Shangai

Pero no todo es armonía. La idea es que el yuan sea una moneda de intercambio y que no se tercerice a través de otras como el dólar o el euro. El problema es que el yuan no es convertible.

El rol del clearing

De allí la creación de un clearing. Beijing designó a dos bancos para esa tarea en el planeta, al Bank of China y ICBC, que pertenece al estado Chino, y es uno de los más grandes del mundo.

En la región hay clearing en Argentina y en Chile. Y en otros continentes, en Londres Hong Kong, Singapur y Moscú.

Ante la escasez de dólares en Argentina se creó la Sira (Sistema de Importaciones de la República Argentina) o el permiso para importar. Existen Sira en yuanes, Sira con ventaja en yuanes y Sira en dólares.

Si es con ventaja en yuanes, el importador puede acceder a esa moneda antes de los 180 días para pagar a su proveedor en China u otros países que los acepten. En ese caso es para insumos críticos. En mayo, según un informe de una firma que procesa una de cada cuatro SIRA, el 11,64% de las solicitudes procesadas y aprobadas requerían yuanes para pagar.

La operatoria

Esto significa que las empresas autorizadas accederán en algún momento con sus pesos al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) y les venderán yuanes, con los que cancelarán las deudas con sus proveedores chinos. Aún así, China el nivel global de aprobaciones sigue siendo muy restrictivo. Eso sí, los primeros en la fila fueron los empresarios de Tierra del Fuego.

Más noticias
Noticias Relacionadas