Franco Yan, el hijo mayor de Romina que a los 8 años ya soñaba con ser actor: “El talento está en la sangre”

El nieto de Cris Morena y Gustavo Yankelevich dialogó con TN Show sobre la admiración hacia su mamá y la obra que protagoniza en España.01 de diciembre 2022, 05:45hsFranco Yan: de jugar a ser actor con su mamá Romina a encarnar un personaje en un musical de España. (Foto: Franco Yan).Franco Yan descubrió su pasión…

franco-yan,-el-hijo-mayor-de-romina-que-a-los-8-anos-ya-sonaba-con-ser-actor:-“el-talento-esta-en-la-sangre”

El nieto de Cris Morena y Gustavo Yankelevich dialogó con TN Show sobre la admiración hacia su mamá y la obra que protagoniza en España.

Franco Yan: de jugar a ser actor con su mamá Romina a encarnar un personaje en un musical de España. (Foto: Franco Yan).

Franco Yan descubrió su pasión por ser artista a los ocho años, cuando jugaba a interpretar personajes en el patio de su casa con su mamá Romina Yan. Desde ese instante, se dio cuenta del latente deseo por expresar el talento que, según explicó él, “es genético, está en la sangre”.

Su madre actriz, los canales de televisión que recorrió desde muy chico, los teatros y los sets de filmación, sembraron una semilla en él que hoy en día sigue dando sus frutos. Tal es así que el joven nieto de 22 años de Gustavo Yankelevich y Cris Morena aterrizó en Madrid, España, para transmitir su pasión por la actuación y el canto y encarnar un personaje en el musical Los puentes de Madison, la historia de amor que años atrás también tuvo lugar en Broadway y la pantalla del cine.

Leé también: El hijo de Romina Yan anunció que debutará como actor en España y el gran parecido con su mamá generó asombro

En diálogo con TN Show, Franco Yan contó la profunda admiración que le tiene a su mamá y “compañera de vida”, Romina, cómo son las señales que ella le envía cuando él está arriba del escenario, su debut actoral en España, las influencias familiares en su carrera artística y los proyectos a futuro.

Franco Yan sobre el escenario del Teatro EDP Gran Vía, de Madrid. (Foto: Franco Yan).

La infancia de Franco Yan y el amor por la actuación

En mi casa veíamos mucha fantasía, muchas películas de mundos nuevos y extraños, y de personajes opuestos a la vida real”, recordó Franco y remarcó que esas influencias de chiquito también fueron un puntapié para soñar con interpretar personajes que no tuvieran nada que ver con él mismo.

Si bien estaba rodeado de una familia de artistas, el joven aclaró que nunca lo obligaron a seguir con el legado sino que fue una decisión que corrió por cuenta propia. “Cuando tenía ocho años dije ‘yo quiero hacer esto, no me veo dedicándome a otra cosa’. Ahí me picó el bicho y me di cuenta de que me gustaba mucho interpretar, meterme en otras pieles, jugar con las voces y con las miradas. Teniendo a mi mamá actriz, jugábamos con ella todo el tiempo a interpretar personajes”.

Franco Yan acompañado por su abuela Cris Morena, tras el estreno de “Los puentes de Madison” en España. (Foto: Instagram / bycrismorena)

Lejos de toda imposición, Fran reconoció que la pasión artística en su entorno es algo “genético” y cree que “está en la sangre”. “Esto viene desde mi tatarabuelo, es muy fuerte. Arrancó con Jaime, después le siguió Samuel, mi abuelo Gustavo Yankelevich, mi mamá, y ahora yo. Obviamente en el medio también está mi abuela (Cris Morena) y mis hermanos. Es supernotable que la pasión que tenemos viene en la sangre”, analizó el joven sobre la “quinta generación artística” a la que pertenece.

A los 8 años le hacíamos obras de teatro a mi mamá en el patio de casa y eso siempre fue una sensación muy linda para mí. Jugábamos a interpretar personajes todo el tiempo, además cuando sos chiquito tenés todas las ilusiones, todos los deseos, y a mí me encantaba ese mundo”, reflexionó.

El parecido físico con su mamá y las señales arriba del escenario

Franco Yan junto a su mamá Romina. (Foto: Instagram / franyan_).

-¿Qué sentís cuando las personas recalcan el parecido físico que tenés con tu mamá?

-Yo también me veo parecido. Es lindo que la gente me lo diga porque mi madre fue una influencia en mi vida muy fuerte en todo sentido, era mi compañera en todo. De hecho una vez yo me confundí, porque creí que estaba mirando una foto mía de bebé en blanco y negro pero me dijeron: “No, esa es tu mamá”. Es muy loco el parecido y no puedo negarlo. A mí me encanta, porque ella es una compañera de vida, una referente, y soy feliz de que me digan eso. Yo la admiro profundamente, y ya no te lo digo como hijo, sino que como persona admiro a Romina porque es una cosa increíble todo lo que hizo y lo que sigue haciendo. Porque creéme que hace y mucho todavía.

-¿En cuáles situaciones la sentís más presente?

-Siempre, sobre todo en el escenario. La siento mucho en la vida en general y veo mucho sus señales. En el escenario hay una energía muy fuerte y yo sé que es ella porque, ¿quién va a ser sino?

-Más allá de lo físico, ¿te dicen que tenés muecas o modismos similares a Romina?

-Hay gente que conoció muy en profundidad a mi mamá, por ejemplo mi abuelo Gustavo. Él hace unos días me vio arriba del escenario y me dijo: “Cuando te vi entrar, tuviste un gesto muy igual a tu mamá”. Yo no me doy cuenta la verdad, porque son cosas que te salen. Por eso digo que mi mamá me influyó mucho, y se quedan cosas pegadas, o también por genética.

Del patio de su casa a su debut actoral en España, la historia de Franco Yan

Hace unas pocas semanas, Franco Yan vivió su debut actoral en España en el musical Los puentes de Madison. La historia está basada en el libro homónimo de Robert James Waller que, a su vez, inspiró a la película que luego llegó a la pantalla de cine en el año 1995 con las actuaciones de Meryl Streep y Clint Eastwood. “No es una historia, como mucha gente piensa, de infidelidad. Al contrario, trata de un gran amor de una mujer que supo amar como nadie. Tiene que ver con la frase que dice ‘el amor es más fuerte’”, explica Fran.

Sobre su historia, el actor cuenta: “Trata de un fotógrafo de National Geographics que llega al campo del condado alemán Madison y allí conoce a una ama de casa. Pasan varios días juntos y se terminan enamorando perdidamente, como dos almas que tenían que encontrarse”.

El elenco de “Los puentes de Madison, el musical”, integrado por Franco Yan, Gerónimo Rauch, Nina y más. (Foto: Franco Yan).

Además, el nieto de Cris Morena aclaró: “Si bien la obra la hacemos en España, es totalmente entendible porque no hay modismos españoles, de hecho vinieron a vernos muchas personas latinoamericanas. Así que es super razonable vengas del país que vengas”. El musical se realiza en el Teatro EDP Gran Vía de Madrid y, por el momento, estará hasta julio del año próximo.

-¿Cómo te llegó la propuesta de actuar en Los puentes de Madison y cómo fue ese debut?

-En la obra yo acompaño a Nina y Gerónimo Rauch (ex integrante de Mambrú), que él es muy amigo de mi familia. La propuesta llegó un poco por él y también por mi abuelo Gustavo Yankelevich que tenía ganas de verme haciendo esto porque justo yo estaba por terminar mis estudios en Londres. El día del debut fue muy mágico. Teníamos la impresión de que este musical iba a conmover mucho, y después fue muy fuerte ver a tanta gente pararse para ovacionarnos de pie, llorar, gritar y reírse por vernos.

-¿Qué te atrajo a decir que sí a la propuesta?

-Yo estuve cuatro años estudiando actuación en Londres. En la carrera había una rama que era comedia musical y teníamos que estudiar a Jason Robert Brown, el que escribió la música de Los puentes de Madison y es una eminencia dentro del mundo de los musicales. Entonces, esta obra fue material de estudio mío y cuando me la nombraron dije “lo tengo que hacer”. Conocía la música, conocía todo y me atrajo desde el primer minuto. Además, quería hacer mi investigación entonces vi la película y terminé llorando como loco porque te atrapa, es muy fuerte. Lo más simple y lo más verdadero es lo que te termina tocando. Fue un amor a primera vista, ni lo dudé.

Franco Yan (en el centro) junto a parte de los protagonistas de “Los puentes de Madison, el Musical”. (Foto: Franco Yan).

-¿Cómo fue la audición para quedar en Los puentes de Madison?

-Nos hicieron preparar un monólogo, tuve que hacer una escena con la que sería mi hermana en la obra, Caroline. También tuve que hacer una canción que pertenece al musical, que es una de las que ahora canto en la obra.

-¿Cuál es tu personaje en el musical?

-Los personajes de todo el elenco acompañan a la historia de Robert y Francesca pero en este musical la historia está mucho más expandida. Mi personaje es Michael, interpreto al hijo de la protagonista, encarnado por Nina. En la obra hago un acento español, que lo trabajé mucho y por suerte me salió, porque no tenía sentido que hablara como argentino.

Sus sueños a futuro: más proyectos y su papel como compositor de música

Tal como contó Franco, la pasión por el ambiente artístico está en su sangre. Desde su corta edad, el hijo de Romina Yan tuvo en claro el camino que quería recorrer cuando fuera grande. Por eso, más allá de su talento genético, estudió durante varios años en Londres para perfeccionarse y sueña con seguir expandiendo sus horizontes laborales.

Mientras encara el personaje de “Michael” en España, Franco proyecta seguir expandiendo sus horizontes artísticos. (Foto: Franco Yan).

“Mi idea es que empiecen a llegar más propuestas. Tengo personalmente algunos proyectos en mente, de cosas que tengo escritas y quiero realizar”, adelantó Fran. Además, confesó: “Quiero también dedicarle tiempo a la música. Estoy componiendo muchas canciones que quisiera sacar de un proyecto que tengo hace mucho tiempo”.

Por último, Franco Yan remarcó sus sueños dentro del mundo del arte: “Quiero seguir trabajando y explotar el potencial que puedo dar y empezar a recorrer este vasto mundo de la actuación y el arte”.