¿Cuánta electricidad se necesita para la minería de Bitcoin?

El director general ejecutivo de Tesla, Elon Musk, sacudió el mercado de las criptomonedas en 2021 cuando dijo que su empresa ya no aceptaría Bitcoin para la compra de vehículos. Su razonamiento tenía que ver con la gran cantidad de energía generada por combustibles fósiles que se requiere para extraer criptomonedas. Desde entonces, Musk tomó…

¿cuanta-electricidad-se-necesita-para-la-mineria-de-bitcoin?

El director general ejecutivo de Tesla, Elon Musk, sacudió el mercado de las criptomonedas en 2021 cuando dijo que su empresa ya no aceptaría Bitcoin para la compra de vehículos.

Su razonamiento tenía que ver con la gran cantidad de energía generada por combustibles fósiles que se requiere para extraer criptomonedas.

Desde entonces, Musk tomó un nuevo rumbo, con la entrega de baterías Tesla Megapack a una instalación minera de bitcoin en el estado norteamericano de Texas en mayo.

Bitcoin, Ethereum, Dogecoin y otras criptomonedas populares alcanzaron niveles récord en 2021, al igual que los tokens no fungibles (NFT, sigla en inglés) que dependen de las criptomonedas.

Esto generó preocupaciones sobre la creciente cantidad de energía necesaria para extraer las criptomonedas.

A medida que los criptomercados colapsaron en 2022, la criptominería siguió consumiendo en el mundo aproximadamente tanta energía como la Argentina y teniendo una huella de carbono equivalente a la de Grecia, según una investigación titulada “Revisando la huella de carbono de Bitcoin”, publicada en febrero.

¿Qué es la criptominería?

Cuando se intercambian Bitcoin, computadoras de todo el mundo compiten para completar un cálculo que crea un número hexadecimal de 64 dígitos, o “hash”, para ese Bitcoin.

Este hash entra en un libro público para que cualquiera pueda confirmar que se realizó la transacción de ese Bitcoin en particular.

La computadora que primero resuelve el cálculo obtiene una recompensa de 6,2 bitcoins, algo más de 100 mil dólares.

Es una computadora básica con múltiples tarjetas gráficas (GPU, sigla en inglés), en lugar del estándar de una sola tarjeta.

Esta computadora hace el trabajo para completar un cálculo relacionado con las criptomonedas.

La popularidad de la minería provocó una escasez de tarjetas gráficas, lo que a su vez hizo que su valor subiera.

La criptominería requiere mucho hardware.

¿Por qué la criptominería consume tanta energía?

Para empezar, las tarjetas gráficas de las plataformas mineras funcionan las 24 horas del día. Eso requiere mucha más energía que navegar por Internet.

Una plataforma con tres GPU puede consumir mil vatios de energía o más cuando está funcionando, el equivalente a tener encendida una unidad de aire acondicionado de ventana de tamaño mediano.

Las empresas de criptominería pueden tener cientos o incluso miles de plataformas en un solo lugar. Los equipos no solo consumen energía, sino que también generan calor. Cuantas más plataformas tengas, más caliente se pone.

Si no querés que tus plataformas se derritan, necesitás algo de enfriamiento. Muchas plataformas mineras tienen múltiples ventiladores de computadora incorporados.

Pero si tenés varias plataformas, la habitación se calienta rápidamente y requiere refrigeración externa.

Las operaciones pequeñas, como las dirigidas por individuos, pueden funcionar con un ventilador de pie típico.

Los centros mineros necesitan mucha más refrigeración, lo que a su vez requiere aún más electricidad.

¿Cuál es el verdadero impacto ambiental de Bitcoin?

El índice de consumo de energía de Bitcoin de Digiconomist estimó que una transacción de Bitcoin requiere 1.449 kWh para completarse.

El consumo de energía para la minería de bitcoin alcanzó su nivel más alto a fines de 2021 y los primeros meses de 2022, con un consumo de más de 200 teravatios-hora.

Los combustibles fósiles representan la principal de las fuentes de energía en muchos países, entre ellos los Estados Unidos.

Una mayoría de ese porcentaje es gas natural y una minoría es carbón.

El dióxido de carbono producido por los combustibles fósiles se libera a la atmósfera, donde absorbe el calor del sol y provoca el efecto invernadero.

También está el tema de los desechos electrónicos. Esto puede incluir computadoras rotas, cables y otros equipos que la instalación minera ya no necesita.

La criptominería requiere una refrigeración intensa de sus equipos.

¿Qué se está haciendo con este problema energético?

El tercer estudio global de evaluación comparativa de criptoactivos de la Universidad de Cambridge encontró que el 70% de los mineros basaron su decisión en qué moneda extraer en el monto de la recompensa diaria. El consumo de energía representó solo el 30% de su elección.

Sin embargo, el acceso a energía renovable a bajo precio atrae a los criptomineros. La provincia china de Sichuan tiene el segundo mayor número de mineros del país debido a su abundancia de energía hidroeléctrica barata.

Su temporada de lluvias ayuda a generar tanta energía que las ciudades buscan empresas de blockchain para reubicarse a fin de evitar el desperdicio de energía.

Debido a las preocupaciones sobre la escasez de energía, China tomó medidas enérgicas contra las instalaciones mineras de bitcoin a fines de 2021, pero las granjas pasaron a la clandestinidad y se recuperaron.

Ethereum 2.0 es una actualización que se prueba desde hace algunos años. En lugar de que las computadoras intenten resolver los cálculos, lo que se conoce como protocolo de prueba de trabajo, las computadoras se seleccionarán al azar para crear bloques para la cadena de bloques, mientras que las computadoras que no fueron seleccionadas validarán los bloques creados.

Para asegurarse de que los mineros hagan su trabajo, cada minero debe apostar 32 monedas de Ethereum, lo que equivale a casi 50 mil dólares, de ahí el término para este protocolo: prueba de participación.

Ethereum renovaría este año su sistema de minería para hacerlo más sustentable.

¿Qué otras criptomonedas son más eficientes energéticamente que Bitcoin?

Un número creciente de monedas utilizan el protocolo de prueba de participación al que Ethereum 2.0 hará la transición, lo que resultará en una caída en el consumo de energía.

Cardano, por ejemplo, utiliza su propio protocolo de prueba de participación y consumió 6 gigavatios-hora en 2021.

Chia es otra moneda con un enfoque de baja energía llamado protocolo de prueba de espacio. En lugar de requerir un cálculo intensivo, Chia requiere que los mineros asignen espacio en el disco duro de una computadora, llamados “parcelas”, que serán llamados por la cadena de bloques en función de ciertos factores.