Luquitas Rodríguez, el streamer del momento que perdió el pelo por Argentina

La eliminación de la Selección en el Mundial de 2010 lo sumergió en una profunda tristeza. Encontró la salida en el stand up y ahora tiene una fiel comunidad que lo apoya en todas las redes sociales. 25 de junio 2022, 10:05hsLuquitas Rodríguez, uno de los streamers del momento.Los 30 años de Luquitas Rodríguez explican…

luquitas-rodriguez,-el-streamer-del-momento-que-perdio-el-pelo-por-argentina

La eliminación de la Selección en el Mundial de 2010 lo sumergió en una profunda tristeza. Encontró la salida en el stand up y ahora tiene una fiel comunidad que lo apoya en todas las redes sociales.

Luquitas Rodríguez, uno de los streamers del momento.

Los 30 años de Luquitas Rodríguez explican por qué, cuando comenzó a dedicarse al humor, lo hizo a través del stand up. Sin embargo, no desaprovechó el boom de las redes sociales y logró ganarse un lugar en ellas. Primero, su popularidad comenzó a crecer en Instagram, mediante divertidos mini sketchs con su dupla, Roberto Galati. En plena pandemia, incursionó en las plataformas de streaming y, dos años después, se posiciona como uno de los streamers del momento, con miles de personas que siguen a diario sus emisiones en directo.

Fanático de Boca Juniors, de la Selección Argentina y de Lionel Messi, el comediante porteño, que estudió periodismo deportivo, utiliza al fútbol como recurso principal. Así fue como logró imponer en Twitter, donde reúne más de 300.000 seguidores, dos tendencias que reúnen miles de adeptos: “Ankara”, el apodo de Messi que surgió durante la última Copa América, y “La Teoría”, que describe cómo los futbolistas colombianos juegan “sin contexto”.

Leé también: Pablo Agustín, el youtuber que saltó a la fama tras las parodias de Mirtha y Susana

Lejos de limitarse a los monólogos, ofrece propuestas innovadoras con recurrencia. Así fue como el pasado 19 de junio logró un streaming que parecía imposible. Traductor mediante, compartió un vivo en Twitch con Hasbulla, el joven influencer ruso que sufre de acondroplasia, una forma de enanismo, y que reúne millones de seguidores en sus redes. La entrevista la siguieron más de 25.000 personas.

Luquitas Rodríguez: el stand up para superar la depresión

Cuando terminó el colegio, su primer trabajo formal fue en Marini Gourmet, un restaurante ubicado en las entrañas del barrio porteño de Palermo. Sin embargo, ganaba muy poca plata y no disfrutaba lo que hacía. Por eso, renunció unos días antes de que comenzara el Mundial 2010 para poder enfocarse en el camino de la Selección Argentina en Sudáfrica.

Luquitas Rodríguez y Roberto Galati.

La durísima derrota ante Alemania por 4-0, en los cuartos de final, fue la gota que rebalsó el vaso y que lo hizo sumergirse en una depresión. Esa profunda tristeza impactó en su físico y se tradujo en una imparable caída de pelo. “Tenía agujerito sin pelo en la cabeza, y ese agujero cada vez se hacía más grande. Llegó un punto -recuerda- en que parecía un mapamundi, tenía media cabeza sin pelo. Algo impresentable”, recordó en una entrevista con Clarín.

Luego de algún tiempo, encontró la salida a través del stand up. Ese fue el puntapié inicial para que encontrara su verdadera pasión: hacer reír a las personas. Primero, formó una dupla formidable con Roberto Galati, con quien aún graba videos para Instagram y hasta protagoniza “Modo Cochino” en los diferentes teatros del país.

Leé también: La historia de Hasbullah Magomedov, el “nene” que es furor en TikTok por pelearse, fumar y tomar alcohol

Con la llegada de la pandemia, incursionó en el mundo del streaming y, en una suerte de analogía con la música, se lanzó como solista, aunque sin dejar de generar contenido junto a Galati, con quien incluso compartió gran parte de sus transmisiones en vivo. El éxito no tardó en llegar y ahora se evidencia en una fiel comunidad que lo apoya en todas las redes sociales.

No sólo eso: desde este año también tiene su propio programa de radio. Lo contrató Mario Pergolini para sumarse a la grilla de Vorterix, donde conduce “Paren la Mano”, el programa que se emite de lunes a viernes de 19 a 22 y en el que comparte aire con Alfredo Montes de Oca (otro producto artístico de las redes sociales) y Germán Beder.

Luquitas Rodríguez, el creador de “Ankara Messi” y “la teoría”

Entre tantos de los apodos que tiene Lionel Messi, uno de los más utilizados en las redes sociales es “Ankara”. Se trata de un curioso sobrenombre que surgió de la mano de Luquitas Rodríguez.

Lucas explicó que sacó el “Ankara” de un fragmento del relato realizado por el periodista catalán Joaquim María Puyal durante el gol maradoniano que Leo marcó ante Getafe, por la Copa del Rey 2007. “No hay mucho más que explicar. A mí lo que me causó gracia fue un video de Messi chiquitito que se podía ver en YouTube. Era un video de Messi chiquitito encarando, ankarando, y surgió”, comentó en un video que le envió a TN.

Luquitas Rodríguez explicó el motivo del nuevo apodo de Messi: “Ankara”. (Foto: IG de @luquitarodrigue y Reuters)

Y completó: “No hay ningún chiste más. Todo lo que vino después partió de la gracia de la palabra, supongo, de decir ‘Ankara’. Pablito Giralt dijo lo de ‘Ankara’ en su relato y tuve la suerte de que la primera vez que lo nombró terminó en gol. Y bueno, una sucesión de hechos graciosos desencadenó esto, en la Ankaraneta, que no para”.

Sin embargo, no fue la única tendencia que el reconocido streamer instaló en las redes. Es que también, fruto de su creatividad e ingenio, surgió “La Teoría”, que explica el juego de los futbolistas colombiano.

Luquitas Rodríguez y Hasbulla hicieron un stream histórico.

Juegan sin contexto a la pelota: ni para bien, ni para mal. Eso siempre me causó gracia. Por la misma razón, uno puede hacer una chilena en mitad de cancha y que termine en gol o puede pegarle un codazo a un rival sin ningún tipo de lógica”, comienza su propuesta, que reúne varios adeptos.

Y ejemplifica: “Entonces, sucede lo que sucede, como Cardona picando un penal. Por el mismo motivo que Juanfer Quintero hace el gol en Madrid, ese pelotazo que la para y la clava en el ángulo, como si estuviese jugando en el Balneario 12 y le estuviese pateando a Marcelo Palacios. Por ese mismo motivo, Carrascal y Campuzano se hacen echar con un día de diferencia”.