Qué efectividad tienen las vacunas contra la gripe que se aplican en el país

Menores restricciones de movilidad, menor inmunidad colectiva por falta de exposición al virus, retorno a las clases presenciales, bajas en las coberturas de vacunación: se prevé que este año la temporada de gripe sea más activa y larga que en 2020 y 2021. Este año, la campaña se adelantó y comenzó el 25 de marzo. Incluye…

que-efectividad-tienen-las-vacunas-contra-la-gripe-que-se-aplican-en-el-pais

Menores restricciones de movilidad, menor inmunidad colectiva por falta de exposición al virus, retorno a las clases presenciales, bajas en las coberturas de vacunación: se prevé que este año la temporada de gripe sea más activa y larga que en 2020 y 2021.

Este año, la campaña se adelantó y comenzó el 25 de marzo. Incluye al personal de salud, a las personas gestantes y puérperas, aquellas con factores de riesgo, a adultos mayores y bebés de 6 meses a 24 meses de edad.

Para el sistema público, se adquirieron vacunas trivalentes (que cubren tres cepas), producidas localmente, por el laboratorio Sinergium Biotech. Hay dos marcas: Fluxvir y Viraflu.

A nivel privado, se distribuyen dosis tetravalentes: es decir, para cuatro cepas. Están a cargo de Abbott Laboratories Argentina S. A. (con el nombre comercial Influvac Tetra), Sanofi Pasteur S. A. (Istivac 4), GSK (Fluarix Tetra) y Laboratorios Seqirus S. A. (Afluria Quad y Flucelvax Quad).


La vacunación, este año, se vuelve prioridad. Especialmente, para el personal de salud, embarazadas, personas de riesgo, menores de 6 a 24 meses y adultos mayores. Foto Xinhua

¿Cuáles son sus diferencias? ¿Se pueden combinar con la vacuna contra el Covid? ¿Quiénes constituyen grupos de riesgo? ¿Cuán efectivas son las vacunas?

Gripe y pandemia

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, los expertos advirtieron sobre la posibilidad de contraer Covid-19 y gripe al mismo tiempo. En gran parte por las estrictas medidas de prevención propias de la pandemia, el último año solo lo experimentaron el 0,8% de los pacientes de coronavirus, según cifras oficiales.

En la actualidad, hay una mayor propensión a la coinfección, cuyo resultado serían cuadros más prolongados.

Vale aclarar que la también denominada “flurona” no se trata de una nueva cepa de coronavirus, sino de la combinación de dos virus respiratorios.

Según un estudio, 9 de cada 10 personas desconocen que la vacuna antigripal y la vacuna contra el coronavirus se pueden recibirse de forma conjunta. Por eso, el Ministerio de Salud aclaró que ambas pueden aplicarse incluso el mismo día.


La coinfección de gripe y covid no está descartada. Otro motivo para el fuerte énfasis en la campaña de inoculación. Foto Shutterstock.

“La vacunación antigripal en gente joven y sana provee una alta chance de evitar la enfermedad. Pero la importancia primordial radica en prevenir complicaciones que lleven a la internación e incluso a la muerte de las personas con mayor hospitalización por este tema, observable en ambos extremos de la vida, personas con enfermedades crónicas, insuficiencia renal, trastornos neurológicos crónicos, Síndrome de Down, embarazadas y el sector de salud”, dice Pablo Bonvehi, jefe de Infectología de CEMIC y miembro de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología.

El especialista aclara que las medidas de protección contra el Covid durante los pasados años, al igual que la falta de contacto con el virus hace más sensible a la población a la infección por influenza.

Además, remarca que, de manera inusual, comenzaron a registrarse casos a fines de diciembre de 2021 y enero de 2022.

¿Cuál es la efectividad de la vacuna antigripal?

Según Bonvehi, integrante del grupo técnico asesor en inmunizaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), esta ronda del 40% al 60%.

“La eficacia para prevenir hospitalización puede ser incluso un poco menor, pero el impacto de esta medida en grupos tan grandes es fundamental”, aclara. Por este motivo, la efectividad esperada no puede compararse con la de las vacunas contra el Covid.

“Si uno vacuna a un número importante de personas, se tiene un muy buen resultado desde el punto de vista de la salud pública”, sintetiza.


Tanto las campañas de vacunación contra el Covid, como contra la influenza son cuestiones de salud pública fundamentales. Foto Shutterstock.

El especialista cuenta que el virus de la gripe va mutando todos los años. En septiembre, se hace la recomendación para la vacuna que se utilizará en el Hemisferio Sur al año siguiente, en base a las cepas que se supone que circularán.

Bonvehi participa del Comité Científico de la Fundación Vacunar y coordina la Comisión de recomendación científica y Relaciones Institucionales de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología.

Cuenta a Clarín que la gripe consta de dos cepas: el “Tipo A” (que, a su vez, consta de dos subtipos) y el “Tipo B” (con dos linajes).

A diferencia de lo que ocurre con el Covid, en una misma temporada pueden circular los dos subtipos del “Tipo A” (aunque a veces predomine uno); también ambos linajes del “Tipo B”.

Las vacunas del sistema público

De las 9.600.000 dosis adquiridas por la cartera oficial, 1.500.000 son pediátricas. “Las distintas jurisdicciones están encargadas de su distribución y aplicación. Se realiza de manera gratuita para los grupos indicados y se puede aplicar con cualquier otra vacuna”, afirman sus voceros.

El laboratorio Sinergium Biotech es el encargado, por licitación, de ofrecer el 100% de vacunas para el sistema público: tanto pediátricas, como para adultos mayores, personas con comorbilidades y PAMI.

“Al final de cada año, el Ministerio de Salud define cuántos dosis quiere para el siguiente. La producción nacional acota mucho los plazos, nos permite armar un cronograma y empezar a entregar entre fines de marzo y principios de abril, bastante antes de que empiece el frío fuerte”, detalla Fernando Lobos, director de Desarrollo de Negocios de Sinergium.

Y añade: “Esto asegura una estabilidad en la provisión y que la cartera nacional pueda distribuir a tiempo en todo el país. Si fueran importadas, además de que se tendría que pagar en dólares, los tiempos logísticos serían más largos y demoraría más la entrega”.


Planta de Sinergium Biotech, el proveedor de vacunas antigripales en el sistema público. Foto Xinhua.

Sinergium Biotech fabrica vacunas que cubren tres cepas. Marcas Viraflu (para el mercado público) y Fluxvir (una trivalente adyuvantada, que potencia la respuesta inmune de adultos mayores de 65 años).

“La efectividad de todas las vacunas antigripales que existen en el mercado regional ronda el 60%: dependiendo del tipo de vacuna, pueden ser menos efectivas. Hay otras tecnologías, como las vacunas recombinantes, que tienen más efectividad, pero no se comercializan aquí”, finaliza.

Trivalentes vs. tetravalentes

Las vacunas antigripales trivalentes incluyen dos cepas “A” y un linaje “B”. Las tetravalentes o cuadrivalentes, en cambio, contienen incluyen un segundo linaje “B”.

Como puntualiza el doctor Bonvehi, la cuestión principal tiene que ver con el linaje del “Tipo B” que circule y la magnitud de esa circulación (lo cual determina que la incidencia en la eficacia sea mayor o menor).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ir incorporando progresivamente la vacuna cuadrivalente. “Estimo que en nuestro país esto ocurrirá el año que viene”, plantea el médico.

El sistema privado

Clarín se comunicó con dos laboratorios que proveen al sistema privado: Sanofi Pasteur S. A. y Seqirus S. A.

Sanofi es una empresa farmacéutica francesa que produce vacunas a nivel global hace más de cien años. Entre estas, las antigripales, siendo su principal productor en todo el mundo.

“El virus de la gripe cambia constantemente. Por ese motivo, es necesario vacunarse anualmente, para incluir las cepas más virulentas en reciente circulación. La OMS actualiza anualmente las recomendaciones para la composición de las vacunas antigripales que se utilizarán en ambos hemisferios”, subrayan.

Para la campaña antigripal de 2022, Sanofi trajo al país cantidades similares a las de años anteriores. Las mismas son distribuidas a droguerías, instituciones y vacunatorios privados.

Además de los casos mencionados, desde Sanofi remarcan “la importancia de la vacunación antigripal en las personas del entorno de los pacientes de riesgo para evitar el contagio, tales como convivientes, familiares y acompañantes”.


Los números de la gripe y por qué esta temporada podría ser más activa y fuerte que las anteriores. Fuente: infografía cortesía del laboratorio Sanofi S. A..

Seqirus, perteneciente al grupo australiano CSL, produce dos vacunas tetravalentes para el mercado privado: una desarrollada con tecnología de huevo y otra desarrollada en cultivo celular (la única en el país con esta tecnología).

En esta temporada ya distribuyó más de 600 mil dosis, a las cuales hay que sumar las dosis de otras compañías que participan del mercado.

La firma comenzó sus operaciones en el país en 2017. Desde entonces, también contribuye a la fabricación de vacunas trivalentes, como parte de una alianza estratégica con Sinergium Biotech. Seqirus aporta el antígeno para la producción local de vacunas destinadas al mercado público.

Respecto a la efectividad de la inmunización antigripal, representantes de Seqirus advierten que al menos dos factores juegan un papel destacado.

Por un lado, las características de la persona que recibirá la vacuna, como el estado general de salud y la edad. En adultos mayores, por ejemplo, se llama “inmunosenescencia” a la disminución de la respuesta inmune.

Por otro lado, apuntan a la mencionada “coincidencia” entre los virus de la influenza incluidos en la vacuna y los que circulan en la comunidad.

“Las cepas pueden mutar, ya sea por la misma circulación (se conoce como ‘deriva antigénica’ a la mutación puntual natural que se produce en las cepas circulantes) o a causa del proceso de producción tradicional (lo que se conoce como ‘adaptación al huevo’)”, desarrollan.

La gripe en números

⦁ Según la OMS, las epidemias anuales de gripe causan de 3 a 5 millones de casos graves y de 290 mil a 650 mil muertes en todo el mundo.

⦁ Los mayores de 65 años representan entre el 70% y el 85% de las muertes; y entre el 50% y el 70% de las hospitalizaciones relacionadas con la gripe.

⦁ Las vacunas antigripales reducen en un 40% el riesgo de hospitalización asociada a la gripe en adultos mayores.


La incidencia de la gripe según estadísticas e informes. Foto Shutterstock.

⦁ Para los bebés y los niños entre 6 meses y 2 años, las vacunas reducen un 74% los riesgos de hospitalización.

⦁ Administradas durante el embarazo, las vacunas suponen un 40% menos de riesgo de internación. Y protegen tanto a embarazadas como a sus bebés.

⦁ En personas de entre 2 y 64 años con comorbilidades (asma u otros problemas respiratorios, afecciones cardíacas, diabetes, etcétera), la inoculación disminuye el riesgo de hospitalización en un 79%.

⦁ Un estudio del 2018 demostró que, entre los adultos hospitalizados con influenza, los pacientes vacunados tenían 59% menos de probabilidades de ingresar a una unidad de cuidados intensivos.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA