Viruela del mono: el mundo piensa otra vez en la vacuna y quiénes la recibieron en Argentina

El mundo vuelve a hablar de un virus erradicado a partir de los casos de “viruela del mono” que aparecieron primero en Europa y luego se esparcieron a otros países. Entre ellos está la Argentina, donde hay un caso sospechoso en investigación.Pero en Estados Unidos ya tomaron una decisión concreta. Van a vacunar a los…

viruela-del-mono:-el-mundo-piensa-otra-vez-en-la-vacuna-y-quienes-la-recibieron-en-argentina

El mundo vuelve a hablar de un virus erradicado a partir de los casos de “viruela del mono” que aparecieron primero en Europa y luego se esparcieron a otros países. Entre ellos está la Argentina, donde hay un caso sospechoso en investigación.

Pero en Estados Unidos ya tomaron una decisión concreta. Van a vacunar a los contactos estrechos y brindar tratamientos médicos a los personas contagiadas. En ese país ya hay un caso confirmado y cuatro probables, según informaron las autoridades sanitarias.

Esa idea ya era considerada por Organización Mundial de la Salud (OMS). En nuestro país, la última vez que se aplicó esa vacuna fue en 1980. Por eso hay cierta tranquilidad en la comunidad médica.

“Se vacunó contra la viruela humana hasta 1980, cuando se erradicó la enfermedad. Por eso se cree que los mayores de 45 o 50, que recibieron esa vacuna siendo niños, hoy cuentan con cierto nivel de protección”, dijo a Clarín Jorge Geffner, doctor en Bioquímica y profesor de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en una nota publicada este lunes.

En términos de suministro, EEUU tiene cerca de mil dosis del compuesto JYNNEOS, una vacuna aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para la viruela común y la viruela del mono “y se espera aumentar ese nivel rápidamente en las próximas semanas a medida que la compañía nos provee más dosis”, explicó Jennifer McQuiston, directora adjunta de la División de Patógenos y Patologías de Consecuencias Graves.

También se cuenta con cerca de 100 millones de dosis de una vacuna de una generación anterior llamada ACAM2000.

Las dos vacunas usan virus vivos pero solo JYNNEOS suprime la capacidad de replicación del virus, haciéndola la opción más segura, según McQuiston.

Los casos en Estados Unidos

Hay una infección confirmada en Massachusetts, y otros cuatro casos de personas infectadas con orthopoxvirus – de la misma familia a la que pertenece la viruela del mono- según afirmaron en rueda de prensa funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), informó la agencia de noticias AFP.

Se presume que todos los casos sospechosos son por viruela del mono y están en proceso de confirmación en la sede central de de los CDC, dijo  McQuiston.

Uno de los casos con orthopoxvirus se encuentra en Nueva York, otro en Florida y los dos restantes en Utah. Todos son hombres.

El secuenciamiento genético del caso en Massachusetts coincide con el de un paciente en Portugal y pertenece a una cepa del oeste de África, la menos agresiva de las dos cepas de viruela del mono existentes.

“Justo ahora esperamos maximizar la distribución de vacunas a quienes sabemos que pueden beneficiarse de esta”, aseguró McQuiston, según AFP.

Es decir, “a personas que han tenido contacto con un paciente de viruela del mono, trabajadores de la salud, sus contactos más cercanos, y en particular aquellos que pueden estar en alto riesgo de enfermedad severa”.

Las personas inmunocomprometidas o que tienen condiciones cutáneas particulares, incluyendo eczema, son de alto riesgo, añadió John Brooks, médico epidemiólogo.

La transmisión de la viruela del mono ocurre a través de contacto cercano y sostenido con alguien que presenta una erupción cutánea activa, o también por microgotas respiratorias de alguien con lesiones de la enfermedad en su boca y que está cerca de otras personas por un tiempo considerable, añadió AFP.

El virus puede causar erupciones en la piel, con lesiones que se presentan en ciertas partes del cuerpo, o expandirse de manera más general.

En algunos casos, en etapas tempranas, una erupción puede iniciar en los genitales o en el área perianal.

Mientras los científicos están preocupados por el creciente número de casos en todo el mundo y que potencialmente indicarían un nuevo tipo de transmisión, McQuiston dijo que por ahora no hay evidencia que sustente dicha teoría.

En cambio, el número creciente de casos podría estar relacionado con algunos eventos específicos de contagio, como las recientes fiestas masivas en Europa, que podrían explicar una prevalencia mayor en la comunidad gay y bisexual, señala AFP.

Sin embargo, advierte Brooks, “el riesgo actual de exposición a la viruela del mono no es exclusivo” de dicha comunidad.

Los CDC también están desarrollando una guía de tratamiento para permitir el despliegue de los antivirales tecovirimat y brincidofovir, ambos con licencia para el tratamiento de la viruela.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA