Su familia de Chile lo busca hace 22 años y vecinos de Florencio Varela creen haberlo visto hace poco

La última vez que la familia de Juan Fuentes Candia lo vio con vida era febrero del año 2000. Oriundo de La Rufina, una localidad precordillerana del centro de Chile, se había ido con un bolsito a trabajar en una obra en construcción. Nunca volvió. La policía nunca dio certezas sobre qué le había pasado. Su familia…

su-familia-de-chile-lo-busca-hace-22-anos-y-vecinos-de-florencio-varela-creen-haberlo-visto-hace-poco

La última vez que la familia de Juan Fuentes Candia lo vio con vida era febrero del año 2000. Oriundo de La Rufina, una localidad precordillerana del centro de Chile, se había ido con un bolsito a trabajar en una obra en construcción. Nunca volvió. La policía nunca dio certezas sobre qué le había pasado. Su familia nunca dejó de buscarlo. 22 años después, alguien cree haberlo visto de este lado de la cordillera.

Candia, que fue dado por muerto por las autoridades chilenas, es ahora buscado por Interpol Argentina. Ocurre luego de que la familia reactivara su búsqueda, difundiera una foto del hombre por Facebook y él fuera reconocido por vecinos del partido bonaerense de Florencio Varela.

La familia cree que pudo haber sido captado por una organización que utiliza a la gente en situación de calle para pedir dinero.

Voceros judiciales y policiales dijeron a la agencia Télam que la búsqueda está a cargo de efectivos de Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA), a pedido de la Justicia chilena, que reabrió la causa caratulada en ese país como “presunta desgracia”, que había sido archivada debido a la falta de elementos para investigar.

Uno de los hijos de Fu entes Candia —que tenía 9 años cuando su padre desapareció— viajó esta semana especialmente de Chile a Buenos Aires, para encarar personalmente la búsqueda y pedir el apoyo de organismos judiciales y consulares.


La familia de Candia nunca dejó de buscarlo. Foto: Juan Fuentes Bustamante.

La última vez que los familiares vieron a Fuentes Candia fue cuando hizo un bolso y se fue a trabajar unos días a una obra en construcción que se llevaba a cabo en La Rufina, en la comuna de San Fernando de la región de O’Higgins, ubicada en el centro de Chile.

Tiempo después, la madre del hombre, al no tener noticias, contactó a un compañero de trabajo que le informó que su hijo se había peleado con otro trabajador y que en plena madrugada había desaparecido.

Como Fuentes Candia no se llevó sus pertenencias ni volvió a comunicarse, la familia pensó que algo podría haberle sucedido tras esa pelea o que incluso podría haber quedado confundido y perdido y cruzado la cordillera hacia la Argentina con ayuda de algún arriero.

Si bien los familiares radicaron una denuncia y esperaron que la Justicia lo buscara, cada 18 de junio, fecha en la que Fuentes Candia cumple años, al igual que en cada aniversario de su desaparición, sus familiares publican una foto con la descripción física del hombre y piden ayuda para encontrarlo en distintos grupos de búsqueda de personas que hay en la red social Facebook.

Cómo llegaron a Florencio Varela

A 22 años, en febrero pasado, la familia se esperanzó con la recepción de varios mensajes de distintos usuarios de Facebook que aseguraron que una persona parecida a Fuentes Candia estaba viviendo en situación de calle en el partido bonaerense de Florencio Varela.

De acuerdo a quienes aportaron datos, esa persona está indocumentada y padece un problema mental que le dificulta comunicarse.

No obstante, dos señas particulares convencieron a los allegados de que podría tratarse de Fuentes Candia: una quemadura que sufrió de chico en una de sus nalgas y un problema en el dedo meñique de la mano derecha provocado por la ruptura de un tendón.

Al recibir las imágenes del hombre en situación de calle visto en Varela, la familia se sorprendió por las coincidencias en el aspecto físico y en las señas particulares, y su hijo solicitó al Juzgado de Letras de San Fernando, de Chile, que se reabra la investigación y que la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) se haga cargo de la pesquisa.

Fuentes de la investigación confirmaron a Télam que a mediados de abril pasado Interpol de Argentina recibió el pedido de la policía chilena para colaborar en la búsqueda de Fuentes Candia.

Para ello, la PDI envió a los federales argentinos la ficha dactiloscópica del buscado, para cotejarla con la persona señalada por los vecinos de Varela.


Una foto que le enviaron a la familia desde Florencio Varela: Foto: Juan Fuentes Bustamante.

En una entrevista que dio a Télam en su paso por la Argentina días atrás, Juan Esteban Fuentes Bustamante, hijo del hombre buscado, contó que las personas que lo contactaron le dijeron que quien podría ser su padre padece de una especie de demencia, que está indocumentado y que los vecinos lo llaman “Tati”.

También le contaron que suele moverse por la zona conocida como el Cruce Varela, cerca de una parada de taxis, y que duerme en un cajero automático de una sucursal del Banco Provincia.

Juan recordó que fue a partir de las fotos y videos que le enviaron desde Buenos Aires que decidió ahorrar para venir al país a buscarlo.

“Al ver las fotos nos dimos cuenta de que tiene los mismos rasgos físicos. Una de sus hermanas lloró cuando las vio”, relató.

El pasado lunes, el hijo de Fuentes Candia llegó a la Argentina y, con ayuda de una periodista local, se trasladó al lugar donde supuestamente fue visto su padre, aunque desde hace tres semanas que los vecinos no tienen noticias del hombre que identificaron, aunque creen que no debe estar muy lejos.

“Ampliamos la búsqueda a la localidad de San Francisco Solano, donde nos dijeron que pudo haber ido”, dijo Juan, quien no obstante no pudo dar con él.

Actualmente, la búsqueda del hombre posee una notificación amarilla en los registros de Interpol Argentina, cuya Brigada de Búsquedas y Paraderos está a cargo de la pesquisa en el país, añadieron las fuentes.


Juan Fuentes Candia, antes de su desaparición. Foto: Juan Fuentes Bustamante.

“Se contactó un hombre que dijo ser policía y nos advirtió que tuviéramos cuidado porque en la zona de Florencio Varela existe una mafia que se aprovecha de las personas en situación de calle y las utiliza para pedir dinero”, dijo a Télam Juan, quien también realizó una presentación en el Departamento Judicial de Quilmes para que se inicie una causa por “averiguación de paradero”.

Para pedir colaboración en la búsqueda, Juan se reunió también con el cónsul chileno en la Argentina, Alejandro Bravo quien, según dijo, se comprometió a brindarle asistencia y seguir de cerca la investigación en el país.

“Estuvimos en hospitales y en la comisaría, pero no tienen registro. Pensamos que él todavía está por esos lados, nos dijeron que desde hace tres años está por esa zona, así que tiene que estar cerca. Es el dato más firme que tuvimos, son datos concretos”, sostuvo el hombre esperanzado.

“Me gustaría darle un buen pasar el tiempo que sigue. Quiero que conozca a mis hijos. Mi abuela murió buscándolo, así que yo me siento bien porque creo que estoy haciendo algo para encontrarlo”, concluyó.

Con información de Télam.

LGP​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA