El metaverso, hacia la conquista de los cinco sentidos

En la realidad virtual vemos y oímos. ¿Qué ocurre con el tacto, el gusto y el olfato? Nuevos desarrollos avanzan en pos de nuevas sensaciones. 07 de mayo 2022, 05:56hsHay muchas propuestas para la vista y los oídos, aunque ahora asistimos a innovaciones que piensan en más estímulos dentro de los escenarios virtuales. (Foto: Adobe…

el-metaverso,-hacia-la-conquista-de-los-cinco-sentidos

En la realidad virtual vemos y oímos. ¿Qué ocurre con el tacto, el gusto y el olfato? Nuevos desarrollos avanzan en pos de nuevas sensaciones.

Hay muchas propuestas para la vista y los oídos, aunque ahora asistimos a innovaciones que piensan en más estímulos dentro de los escenarios virtuales. (Foto: Adobe Stock/Dan Rentea)

Muchas veces se dijo que los televisores deberían tener un sistema para expeler aromas, de modo que los programas de cocina y algunas escenas de las películas traspasen verdaderamente la pantalla. Una movida similar ahora se agita con el auge del metaverso, tecnologías que, por ahora, hacen mucho ruido con unas pocas nueces.

Leé también: Qué es el metaverso y cómo funcionará

La realidad virtual no es nueva, pero una prometida evolución está en boca de todos desde que Mark Zuckerberg cambió el nombre de Facebook por Meta y así confirmó su apuesta por el metaverso. En palabras del empresario, esos escenarios intangibles son el próximo paso de Internet. Mientras esperamos que los dispositivos VR sean más eficientes y accesibles (la combinación de factores nos obligaría a ser pacientes), un grupo de mentes ingeniosas avanza hacia la conquista de los sentidos humanos.

El CEO de Meta, Mark Zuckerberg, lidera el auge del metaverso. (Foto: AP).

En este punto encontramos una razonable diferencia entre la realidad virtual que conocemos y los metaversos que nos prometen. Mientras que en la primera los goces se dirigen especialmente a la vista y al oído, para los segundos ya se habla de una mayor integración de los sentidos, con estímulos para el tacto, el gusto y el olfato.

Besos y cafecitos en el metaverso

Recientemente, se divulgaron las características de un dispositivo denominado Haptics, desarrollado por investigadores de la Universidad Carnegie Mellon, en Estados Unidos. Si bien la atención internacional en este ingenio se enfocó en la capacidad de besarse en los mundos virtuales (y entonces bailaron todos los ratones del sexo virtual), los científicos hablaron de la posibilidad de generar sensaciones en la boca, la lengua y los labios. Por ejemplo, para tomar un café en el metaverso: no beberlo realmente, aunque sí sentir que la infusión choca contra el paladar.

En esta imagen se muestra que el invento también brinda la sensación de estar bebiendo en los escenarios virtuales. (Foto: Future Interfaces Group)

En un paper mostraron otros ejemplos, desde estímulos que imitan la experiencia de beber de una fuente de agua, fumar un cigarrillo o cepillarse los dientes. “Haptics aumenta el realismo y la inmersión, y de ese modo las reacciones de los usuarios”, explicaron los investigadores que para su innovación se basaron en tecnología háptica en combinación con un casco de realidad virtual. “Es más o menos comparable a cómo funcionan los motores de vibración en los joysticks, pero con más expresividad espacial”, detallaron. Eso sí: hablamos de la boca, aunque el sentido del gusto no está involucrado.

Leé también: Científicos crean un dispositivo para simular besos en el metaverso

Un invento de esta especie no es baladí, especialmente ahora que el metaverso avanza y en espejitos de colores nos muestra que en esos ámbitos virtuales interactuaremos de un modo novedoso y que también se abrirán tiendas. ¿Acaso en un futuro cercano tomaremos cafecitos enfrascados en cascos VR, sin que ningún líquido toque realmente nuestros labios?

El guante de Meta que promete expandir el contacto virtual

Después del anuncio de Zuckerberg (cuando en octubre se tiró de cabeza a la pileta del metaverso), una división de su compañía enseñó al mundo un proyecto interesante, un guante diseñado para expandir el sentido del tacto en escenarios virtuales.

Uno de los diseños que Meta está probando para el metaverso. (Video: Reality Labs Research)

Reality Labs Research, un equipo en la compañía que se dedica a la realidad virtual y aumentada, mostró los avances de un par de guantes hápticos que propician el tacto. Por ejemplo, permitirían “tocar” una superficie rugosa dentro de un metaverso y “sentir” la textura. Quizá en un futuro estas tecnologías se estandaricen y entonces no tendremos el impulso de incluir las comillas de la frase anterior, que relativizan a esas acciones.

“Aunque estamos en las primeras etapas de esta investigación, nuestro objetivo es vincular algún día un par de guantes con un casco VR para una experiencia inmersiva como tocar en un concierto o jugar al póker en el metaverso, y eventualmente con unos lentes de realidad aumentada”, comentaron los desarrolladores.

Sentir el dolor en el metaverso

La empresa H2L lanzó recientemente un dispositivo de realidad virtual que permite experimentar sensaciones en el cuerpo, incluso dolor. El brazalete (que se añade al uso de un casco) también incluye tecnología háptica.

¿El secreto? Las tecnologías hápticas, que trascienden las fronteras entre el mundo real y los entornos virtuales. (Video: H2L)

Detrás de la movida hay una historia digna de conocer. Emi Tamaki, la directora ejecutiva de H2L, tiene una enfermedad que no le permite viajar y comentó que por esa limitación decidió estudiar los alcances de la tecnología que propicia experiencias táctiles. El lema de la empresa es “liberar a los seres humanos de las limitaciones de espacio, tiempo y cuerpo”.

Leé también: Meta actualiza la seguridad en su metaverso tras las denuncias de acoso sexual

En la demostración vemos que el ingenio permite que los avatares copien dentro del metaverso los movimientos que el usuario realiza fuera de él. Y va más allá: replica sensaciones virtuales en los cuerpos reales. Por ejemplo, permite sentir el peso de un objeto intangible, los pinchazos de un pájaro con su pico, o la fuerza de una pelota en un entorno virtual. Según observó Tamaki, “sentir dolor nos permite convertir el mundo del metaverso en uno real, con mayores sentimientos de presencia e inmersión”.

“Me di cuenta de que la vida era valiosa, entonces decidí trabajar en un nuevo campo en el que realmente quería profundizar, ya que no había nadie investigando en ese momento. Las personas como yo, que no pueden salir con frecuencia (no tengo suficiente músculo debido a una enfermedad cardíaca) pueden viajar a cualquier lugar y en cualquier momento”, comentó la creadora de este ingenio que se vende por 80 dólares y cuyo desarrollo contó con el apoyo de Sony.

El sabor también puede ser virtual

Promesas para el metaverso, expansión de los sentidos y apuestas por las experiencias táctiles. ¿Qué ocurre con el gusto? ¿Existen desarrollos que atiendan a ese sentido? En 2020 nos enteramos de un singularísimo invento que emergió de la Universidad de Meiji, en Tokio, llamado “Norikami”. Tal como contamos en TN Tecno, se trata de una máquina que engaña a la lengua para que perciba sabores sin usar ningún alimento.

Investigadores japoneses crearon un dispositivo que emula sensaciones en las papilas gustativas. Los detalles de un ingenio con potencial.

El aparato tiene cinco geles diferentes que, al combinarse y ajustar sus respectivas intensidades, “crean” un sabor al entrar en contacto con las papilas gustativas. Lo más raro del caso es, tal como vemos en el video, que el usuario debe lamer el dispositivo.

“Cuando se aplica a la lengua sin voltaje, el usuario puede probar cinco sabores. Cuando se aplica un potencial eléctrico, los cationes en el gel se mueven hacia el lado del cátodo y lejos de la lengua, de modo que se genera un sabor”, detallaron los creadores de este ingenio.

Leé también: Algunos vanguardistas ya teletrabajan desde el metaverso

El invento tiene potencial: permitiría disfrutar sabores de alimentos que para algunos podrían ser nocivos. Pero acaso su uso más jugoso aparecerá en vínculo con la realidad virtual: imaginemos, por ejemplo, probar comidas a distancia al comprar en línea. O quizás aprovechar estas nuevas sensaciones para experiencias audiovisuales y en videojuegos.

Hay más para las papilas gustativas. Hace unos días conocimos otro desarrollo proveniente de Japón, donde idearon palitos inteligentes que añaden sabor salado a las comidas sin sodio. Según explicó Homei Miiyashita, creador del dispositivo, la “magia” reside en el uso de corriente eléctrica de baja intensidad que transmite los iones de sodio de los alimentos desde los palitos hasta la boca. “Ayudan a sentir un gusto similar al de la sal”, observó en investigador que prevé vender su invento a nivel comercial hacia el año 2023.

“Como resultado, el sabor salado mejora 1.5 veces”, detalló respecto a una nueva demostración que confirma que, con la excusa del metaverso, la realidad virtual avanza hacia la conquista de más sentidos.