El demorado apoyo cristinista contrastó con la rapidez de los albertistas y Massa

Las horas previas al anuncio del acuerdo con el FMI que encaró Alberto Fernández el viernes, desde la quinta de Olivos, estuvieron marcadas por el “diálogo constante” entre el Jefe de Estado, Cristina Kirchner y Martín Guzmán. La vicepresidenta, de viaje, “estuvo al tanto de todo”, como remarcan desde la alianza oficial. Sorprendió, sin embargo,…

el-demorado-apoyo-cristinista-contrasto-con-la-rapidez-de-los-albertistas-y-massa

Las horas previas al anuncio del acuerdo con el FMI que encaró Alberto Fernández el viernes, desde la quinta de Olivos, estuvieron marcadas por el “diálogo constante” entre el Jefe de Estado, Cristina Kirchner y Martín Guzmán. La vicepresidenta, de viaje, “estuvo al tanto de todo”, como remarcan desde la alianza oficial.

Sorprendió, sin embargo, que varias horas después del anuncio oficial los principales dirigentes del kichnerismo, como Máximo Kirchner, Axel Kicillof u otros dirigentes de La Cámpora, no se expresaran al respecto. Silencio inicial que contrastó con las voces de apoyo de los dirigentes más cercanos al Presidente o del massismo.

Ante PERFIL, desde el FdT señalan que esperaban que la titular del Senado brinde su punto de vista una vez que aterrice. Una vez que lo hiciera, se preveía que los dirigentes de su máxima confianza sigan sus pasos y brinden su apoyo al entendimiento como lo hicieron todos los ministros.

Kicillof finalmente se adelantó: tras un largo y llamativo silencio durante todo el viernes, recién por la noche destacó en su cuenta de Twitter la refinanción de los vencimientos del FMI, criticó a Macri por el préstamo contraído y aseguró que espera que “la oposición colabore y se haga cargo del desastre que dejó a su paso”. Enseguida después su mensaje fue retuiteado por el ministro Andrés Larroque, uno de los principales referentes de La Cámpora.

Desde la Casa Rosada, destacaron el gesto de los funcionarios del gabinete, incluso Wado de Pedro quien en su cuenta de Twitter le dio un RT al discurso de Fernández, en sintonía al de la mayoría de los gobernadores. También, descuentan que el kirchnerismo apoyará el entendimiento en el Congreso.

A lo largo de la jornada del viernes, quienes primero se expresaron sobre el pacto con el Fondo fueron aquellos funcionarios más cercanos a Alberto Fernández, como el canciller Santiago Cafiero, Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, Gabriel Katopodis, líder de la cartera de Obras Públicas, Juan Zabaleta, al frente del Ministerio de Desarrollo Social y Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes, con elogios hacia la negociación que encaró Martín Guzmán.

En esa línea, Sergio Ma-ssa, presidente de la Cámara de Diputados y referente de la coalición, apuntó que “es una muy buena noticia para el país. El acuerdo genera confianza, dentro y fuera del país. La deuda, como estaba, era un problema. El acuerdo es una solución”. Y destacó: “Vamos a poder seguir el camino de la recuperación y el crecimiento. Tenemos un acuerdo que no impone ni condiciona. Defendimos la reactivación económica. Con este acuerdo, vamos a poder seguir el camino de la recuperación y el crecimiento”.

Horas más tarde, a través de un hilo de Twitter, el diputado nacional Carlos Heller, conocido por su cercanía con las posiciones que tiene Cristina Kirchner, calificó el acuerdo como “aceptable”, pero que “no hay nada para festejar, excepto que se explicita un camino para comenzar a salir del atolladero en que nos metió el gobierno de Cambiemos”.

El economista explicó que “es un programa a dos años y medio y se refinanciarán todos los vencimientos, más los pagos ya realizados al FMI. Y esta refinanciación se comenzará a pagar a los cuatro años y medio del acuerdo, y termina diez años después del último desembolso”.

Solo existió una voz altisonante a lo largo de la jornada y fue la de Alicia Castro, ex funcionaria de la gestión del FdT e integrante de “Soberanxs”, un espacio ultrakirchnerista que está integrado por Amado Boudou y la diputada Fernanda Vallejos, quien criticó los avances de la negociación con el Fondo. La ex embajadora dijo que “solamente alguien muy fantasioso puede pensar que después de esto Fernández sería reelecto”.

En relación a este tipo de planteos, Aníbal Fernández, ministro de Seguridad, sin dar nombres propios, dijo: “Me siento muy tranquilo pero hay algunos compañeros que están impacientes”. “Que se quiten esa impaciencia y se pongan a laburar al lado del resto para que entre todos podamos solucionar esta situación”, manifestó.

También te puede interesar