Fue a una peluquería de Pinamar y le cobraron 24 mil pesos: la explicación de los dueños del local

Un cliente de una peluquería de Pinamar decidió realizarse un cambio de look y no se llevó la mejor experiencia. Al salir del local, compartió en sus redes sociales el ticket de la compra y se mostró indignado con el monto final: $ 23.800. Desde el local justificaron el precio y dijeron que estuvo “4…

fue-a-una-peluqueria-de-pinamar-y-le-cobraron-24-mil-pesos:-la-explicacion-de-los-duenos-del-local

Un cliente de una peluquería de Pinamar decidió realizarse un cambio de look y no se llevó la mejor experiencia. Al salir del local, compartió en sus redes sociales el ticket de la compra y se mostró indignado con el monto final: $ 23.800. Desde el local justificaron el precio y dijeron que estuvo “4 horas en el salón”.

Según el detalle de la cuenta, los gastos fueron $ 7.800 por reflejos, $ 7.800 por iluminación, $ 900 por el lavado, $ 1.400 por la manicura, $ 1.400 por el corte, $ 700 por el peinado y $ 4.100 por “trabajos técnicos”.

El posteo se llenó de comentarios que destrozaban a la peluquería por cobrar “precios exorbitantes” y otros planteaban que los clientes debían haber corroborado los costos del servicio que iban a pedir.

La peluquería se llama Jessicaleo y está ubicada sobre la calle Constitución de Pinamar. Su dueño explicó el motivo del monto final y lo justificó: “El tema está planteado mal. No fue ‘un corte de pelo’, fue un cambio de look de una persona castaña, que quería ser platinado“, explicó Leo Rey.


El ticket con los gastos que se viralizó en redes sociales.

El cliente en cuestión era un adolescente de entre 16 y 18 años que llegó acompañado por su madre, que lo dejó en el local y se fue.

El joven “en ningun momento pidió un presupuesto“, aseguró el peluquero, que tiene los precios de su local a la vista.

El muchacho en cuestión se decoloró el pelo en varias tandas, porque primero “hay que decolorar, y la primera no llegás porque el color base es muy oscuro, tenés que ir cuidando el pelo, en la segunda decoloración llegamos al rubio deseado”, contó en diálogo con Minutouno.

Todo esto lleva entre cuatro y cinco horas porque se va decolorando lentamente, hay que chequear que el pelo responda a los productos que son todos importados. Allí solamente hay dos trabajos más el trabajo técnico del color. Más allá de eso, el chico se cortó el pelo, se peinó y se hizo las manos”, detalló.

El joven, oriundo de Formosa, había consultado, además, si podían hacerle los pies y depilarlo. “Como trabajamos con turnos, la manicura tenia todo ocupado y le dijo que no sino el chico seguía consumiendo diferentes servicios por propia decisión porque nadie se lo ofreció ni obligó a nada”, aseguró.

La sorpresa llegó cuando la mujer regresó a buscarlo y vio el monto a pagar. “Se encontró con esa factura y se sorprendió, pero en el detalle se refleja todo lo que hizo que llegara a ese precio”, agregó.

Por su parte, otro encargado del local dijo que “los precios están en la puerta y la gente ya cuando entra sabe lo que va a pagar”.

Rey lo comparó con pedir entrada, plato principal, postre y vino en un restaurante, y le agregó un dato extra: los precios de los insumos del rubro están en dólares, pero los que paga el público son en pesos.

“El valor real del corte de pelo está entre 20 y 30 dólares. Eso en pesos eso sería $ 4.000 (dólar blue)”, calculó Rey, para quien “es imposible cobrar esa plata hoy“.

Con 30 años de experiencia en el rubro y la formación recibida de Roberto Giordano, Rey comentó que “los varones están mucho más coquetos que las mujeres, se planchan el pelo, se hacen reflejos, iluminación”.

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA