Matías Almeyda volvió a hablar de la muerte de su padre por coronavirus y le pegó al Gobierno: “Hacían fiestas en Olivos”

Matías Almeyda hizo su nombre en River, brilló en la Selección Argentina, vivió buena parte de su carrera en Europa y desde hace un tiempo se encuentra instalado en Norteamérica, primero como entrenador en México y luego en los Estados Unidos. Pero no olvida sus raíces. Por eso pasó las fiestas en su Azul natal,…

matias-almeyda-volvio-a-hablar-de-la-muerte-de-su-padre-por-coronavirus-y-le-pego-al-gobierno:-“hacian-fiestas-en-olivos”

Matías Almeyda hizo su nombre en River, brilló en la Selección Argentina, vivió buena parte de su carrera en Europa y desde hace un tiempo se encuentra instalado en Norteamérica, primero como entrenador en México y luego en los Estados Unidos. Pero no olvida sus raíces. Por eso pasó las fiestas en su Azul natal, donde se reencontró con su madre y sus hermanas y pudo “hacer el duelo por la muerte de su padre”, tal como lo contó en una entrevista.

Durante más de una hora de charla con el ciclo “Un buen momento”, de Radio La Red AM 910, el Pelado mostró la humildad que lo caracteriza pero también el amor que siente por su país, que lo llevó por ejemplo a tatuarse una bandera argentina en su pecho.

Y a pesar de que cuidó sus dichos e intentó no meterse en polémicas, enfocado “en sumar” porque le preocupa la crisis y los conflictos que cruzan al país, en ciertos momentos de su testimonio dejó sacar lo que él definió como indignación y bronca.

Tiene que ver con la muerte de su padre, Oscar, hace casi un año, víctima de coronavirus, que no llegó a recibir una vacuna que podría haber evitado ese final. En medio de esa angustia y molesto por lo que en ese momento fue la polémica alrededor de un “Vacunatorio VIP”, Almeyda propuso desde los Estados Unidos comprar vacunas para mandar a su pueblo, algo que desde el Gobierno explicaron que era imposible de llevar a cabo.


Matías Almeyda junto a su papá Oscar quien falleció víctima de Covid-19. (Foto: Vía Azul)

Pasó el tiempo y el avance de la campaña de vacunación hizo olvidar aquella polémica pero el dolor de los Almeyda sigue presente más allá de que la familia se refugió en su fe y en el amor para salir adelante.

“Fui a la Argentina a cerrar el duelo de mi padre. Ha sido un año difícil y necesitaba cerrarlo con mis hermanas, con mi mamá, mis sobrinos, mis hijas, mi mujer. Fuimos a pasarlo lindo y también cerrar el duelo”, comentó Matías en su charla con La Red, donde lamentó la situación que atraviesa el país pero también destacó las cosas que extraña de su tierra.

“Tengo la bandera tatuada en mi piel. Ahora después vemos que el mundo está mal, que Argentina no está bien. La información que no llega, el diálogo con nuestros seres queridos. Da nostalgia que tenemos un país tan lindo y que no pueda salir“, comentó el DT de los San José Earthquakes de la MLS.

Y en ese sentido, agregó: “Todos somos conscientes de que tenemos un país maravilloso, que es una lástima ver que no puede salir adelante, que todo nos cuesta”.

Críticas al Gobierno

“Gracias a Dios hoy hay mucha gente vacunada. A mí el tema me tocó muy de cerca por lo de mi papá. A veces por querer ayudar uno toca lugares que son muy sensibles, quiere hacer un bien y hace un mal. Aprendí a callar y guardarme ciertas cosas porque no suman. Si digo ciertas cosas restaría”, expresó el Pelado, cuidando sus palabras.

Sin embargo, cuando le preguntaron qué le diría a alguien que no quiere vacunarse o a los que no respetan los protocolos sanitarios, el exfutbolista evitó señalar a las personas para hacer foco en la clase política y sus ejemplos.

“Es difícil porque es meterse a darle un consejo a alguien. Hay gente que está en lugares importantes, que el ejemplo no fueron los mejores”, comenzó diciendo Almeyda. Y agregó: “De repente, había vacunatorios vip y mi papá no tuvo la posibilidad de vacunarse antes de morir y pudo haberse salvado. Cómo no te va a indignar. Hay fiestas en la playa, sí… pero hubo fiestas en la Quinta de Olivos. No hay una bajada de línea, igual depende de cada uno. Pasa por cada persona”.

En otra parte de su diálogo con Radio La Red, Almeyda contó con cierta amargura que el nombre de su padre estaba en una de las piedras que estaban en el memorial que se montó en la Plaza de Mayo para recordar las víctimas de coronavirus, y que fue atacado en una manifestación.

“El dolor de la muerte de mi papá nadie nos lo va a sacar. Tratamos de recordarlo con su alegría e ir superando este momento. Sabemos que hay gente que pasó peores cosas que nosotros, esto nos fortaleció como familia. Con la unión, el valorar que nos tenemos. Fue cruel pero tuvo que ser así, no hay respuesta a muchas cosas”, expresó.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA