Gonzalo Higuaín le cerró otra vez la puerta a la idea de volver a la Argentina: “No hay ninguna posibilidad de que me vuelva a meter en la burbuja de la presión”

Los días de presión y bullicio en la vida de Gonzalo Higuaín han quedado atrás desde que decidió retirarse de las grandes ligas en búsqueda de tranquilidad y una mejor calidad de vida junto a su familia. A sus 33 años y con un cambio radical en cuanto a su manera de pensar el fútbol,…

gonzalo-higuain-le-cerro-otra-vez-la-puerta-a-la-idea-de-volver-a-la-argentina:-“no-hay-ninguna-posibilidad-de-que-me-vuelva-a-meter-en-la-burbuja-de-la-presion”

Los días de presión y bullicio en la vida de Gonzalo Higuaín han quedado atrás desde que decidió retirarse de las grandes ligas en búsqueda de tranquilidad y una mejor calidad de vida junto a su familia. A sus 33 años y con un cambio radical en cuanto a su manera de pensar el fútbol, el Pipita no tiene en mente volver al país y proyecta su vida en Estados Unidos.

En diálogo con ESPN, el jugador del Inter Miami explicó sobre su futuro: “Mi cabeza está proyectada acá, en cumplir mi contrato en Inter de Miami. No hay ninguna posibilidad de que me vuelva a meter en la burbuja de la presión y no poder salir a la calle. Estoy en paz”.

Reflexionando sobre el ambiente, contó una frase que le dijo su padre y que él sostiene: “El fútbol es una selva y cada uno tiene que cuidarse su culo”.

Además, el delantero contó cómo tomó las cargadas constantes en redes sociales a un jugador que jugó más de 100 partidos en equipos de la talla del Real Madrid, el Napoli o la Juventus: “Todos sufrimos las críticas, no hay que ser hipócritas, pero mi cabeza hizo un click y entendí que las críticas no son lo más importante de las cosas importantes”.

Es por eso que hoy en día Gonzalo vive a otro ritmo priorizando diferentes aspectos en su vida: “Estoy pasando uno de los mejores momentos de mi vida, disfrutando del crecimiento de mi hija y estando con mi mujer. Vivo en una ciudad maravillosa y disfruto ir a comer una helado con ella. Quizás antes con la exposición y la presión no se podía vivir y para mi es algo soñado”.

A su vez, remarcó sobre la relación con su hija: “Podés ganar títulos, ser goleador y respetado pero esos momentos con tu hija mano a mano o terminar un partido y que venga a abrazarte ganes o pierdas y que ella te vea siempre como un héroe, son cosas que me llenan el alma. 

Por último, dejó una reflexión sobre la vida del futbolista y cómo es juzgado: “Atrás del jugador de fútbol hay un montón de sacrificios. Si vas a tomar un helado, se fijan si te ponés tres bochas de helado para decir que no sos profesional y, si te ponés una, dicen que te cuidás. ¿De qué estamos hablando, muchachos? Hay que disfrutar la vida y que te la dejen disfrutar. Nosotros no somos los que tenemos que dar el ejemplo con cuántas bochas de helado comemos o cuántas copas de vino tomamos”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA