Dumbo, el elefantito de orejas grandes que fue “cancelado” en los ’60 y que a los 80 años sigue volando

El 23 de octubre de 1941 se estrenaba, de la mano de RKO Radio Pictures, Dumbo, la tierna historia del pequeño elefante volador de enormes ojos azules cuya inocencia, bondad y generosidad ha conquistado a millones de personas en estos 80 años y que aún hoy sigue siendo uno de los clásicos de Disney más amados.El…

dumbo,-el-elefantito-de-orejas-grandes-que-fue-“cancelado”-en-los-’60-y-que-a-los-80-anos-sigue-volando

El 23 de octubre de 1941 se estrenaba, de la mano de RKO Radio Pictures, Dumbo, la tierna historia del pequeño elefante volador de enormes ojos azules cuya inocencia, bondad y generosidad ha conquistado a millones de personas en estos 80 años y que aún hoy sigue siendo uno de los clásicos de Disney más amados.

El que fuera el cuarto largometraje de la tremenda factoría de animación cuenta cómo la señora Jumbo acaba de ser mamá de un pequeño elefantito con grandes orejas que se convierte en la burla de los animales y de los niños que visitan el circo, pero la elefanta le defiende siempre con la ayuda del ratón Timoteo, que le convierte en una estrella gracias a sus dotes voladoras.

Estrella por accidente

Cuando lo dibujaron, parecía que no estaba predestinado a ser una estrella. De hecho, según confesiones que hizo el propio Walt Disney tras su estreno, decían que la peli fue “lo más espontáneo” que habían hecho nunca.


El afiche original de “Dumbo”, la animación estrenada en 1941

“Empezó siendo una idea y, a medida que la trabajábamos, íbamos añadiéndole cosas y antes de darnos cuenta habíamos hecho una gran película”, afirmó Disney, según recoge el libro Los archivos de Walt Disney, de Taschen.

El pequeño elefante volador llegaría a las pantallas sin que el público tuviera antes conocimiento de él, porque la divertida historia infantil escrita por Helen Aberson y su marido, Harold Pearl, ni siquiera había llegado a imprenta cuando Disney ya había adquirido los derechos.

Un éxito inesperado

Dumbo no sólo es una de las películas animadas más breves de Disney -dura 64 minutos, solo por detrás de Saludos amigos, de 1942)- sino que también, con su bajo presupuesto (812.000 dólares), demostró ser sumamente rentable. El trabajo del filme, incluidos los preparativos iniciales, tan solo duró un año y medio, y el proceso de animación se realizó entre la primavera y el otoño de 1941.

Cuando la película entró en producción, el supervisor de la dirección Ben Sharpsteen dio la orden de hacer una película simple y barata. En consecuencia, Dumbo carece del lujo de detalles de los tres títulos de animación anteriores de Disney (Fantasía, Pinocho y Blancanieves y los siete enanitos): los fondos de los personajes, por caso, son menos detallados.

Tras su estreno, la cinta logró reportar en torno a medio millón de dólares de beneficios. Después de Pinocho y Fantasía, que habían generado pérdidas, el éxito del pequeño elefante ayudó a reflotar The Walt Disney Studios en el mercado cinematográfico.

Ward Kimball, uno de los animadores principales del filme, elogió el mismo diciendo que “puede que hayamos hecho cosas mucho más maduras, bonitas y audaces, pero estoy convencido de que los dibujos animados de Disney alcanzaron el cenit con Dumbo. Para mí, es la única película de dibujos animados con una trama infalible”.

Pionera de la cancelación

Las reacciones fueron positivas, muchos críticos de la época consideraron que Dumbo fue un retorno a las raíces de Disney. Sin embargo, en los años ’60 la escena de los cuervos, que se hizo con la idea de caricaturizar a los músicos afroamericanos que triunfaban en los clubes de Harlem a modo de homenaje, suscitó polémica y, en consecuencia, los estudios se abstuvieron de volver a proyectarla.

Esto duró hasta 1967, cuando en la Expo de Montreal decidieron que no había motivo para guardar la peli en un cajón, por lo que no solo fue proyectada en los cines de nuevo, sino que se convirtió en la primera película Disney en salir en formato VHS.


En 2019 el personaje fue recuperado por Tim Burton para una versión live-action. Foto ©2018 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved

Pero el tema del racismo se volvió a abrir a principios de este año cuando el gigante del entretenimiento optó por reforzar la seguridad en su plataforma de streaming Disney+ retirando del catálogo infantil las películas clásicas como Dumbo o Peter Pan, entre otras, que incluyen representaciones negativas y/o maltrato de personas o culturas, aunque seguirán disponibles en las cuentas de adultos.

Al margen de la polémica, el divertido y simpático elefantito volador enseñó durante generaciones un valor que conviene recordar de vez en cuando: “Ser distinto no es ni mejor ni peor, es simplemente diferente”.

Fuente Agencia EFE

E.S.​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA