Polémica visita de Gianni Infantino a Nicolás Maduro, en busca de apoyo para organizar un Mundial cada dos años

El mandatario venezolano Nicolás Maduro se reunió el viernes con el presidente de la FIFA Gianni Infantino, quien se encuentra de gira por Sudamérica para promover la propuesta del organismo rector del fútbol que aspira a realizar la Copa del Mundo cada dos años.Las fotos difundidas del encuentro muestran a ambos sonrientes, en un evento…

polemica-visita-de-gianni-infantino-a-nicolas-maduro,-en-busca-de-apoyo-para-organizar-un-mundial-cada-dos-anos

El mandatario venezolano Nicolás Maduro se reunió el viernes con el presidente de la FIFA Gianni Infantino, quien se encuentra de gira por Sudamérica para promover la propuesta del organismo rector del fútbol que aspira a realizar la Copa del Mundo cada dos años.

Las fotos difundidas del encuentro muestran a ambos sonrientes, en un evento en el que el presidente de la FIFA fue recibido con una alfombra roja y recibió una camiseta de la Selección local de regalo.

La visita despertó polémica, teniendo en cuenta la condena internacional al régimen de Maduro por la violación de los derechos humanos.

Uno de los impulsores regionales de esas condenas es el ex presidente argentino Mauricio Macri, actual presidente de la Fundación FIFA.


Maduro se mostró a favor de la iniciativa del titular de FIFA de realizar mundiales cada dos años. Foto AP

“Hemos tenido una muy grata conversación. Vino a sostener reuniones con la directiva de la Federación de Fútbol de Venezuela, hablar temas del fútbol mundial, de los mundiales de fútbol hacia el futuro” y “la masificación del fútbol en Venezuela”, dijo Maduro en declaraciones a la prensa tras el encuentro transmitido por la televisión estatal, en el palacio presidencial de Caracas.

Durante la reunión, Infantino lució un tapabocas con los tres colores de la bandera venezolana, amarillo, azul y rojo.

“Me ha impresionado sus criterios sobre el fútbol venezolano”, dijo Maduro, quien le adelantó a Infantino la próxima construcción en Caracas de un estadio que -prometió- será “moderno y avanzado”.

La capital venezolana cuenta con el estadio Olímpico, construido en la década de 1950. Por su reducida capacidad, unos 20.000 aficionados, fue marginado como sede de la Copa América del 2007 realizada en este país sudamericano.


Infantino llegó desde Colombia, pasará por Chile y luego llegará a la Argentina. Fue recibido con una alfombra roja. Foto AFP

Horas ante del encuentro con Maduro, Infantino se reunió con una comitiva de la Federación Venezolana de Fútbol, encabezada por su presidente Jorge Giménez, miembros de la liga de primera división de Venezuela, entre otros dirigentes.

“Es nuestra tarea saber cómo hacer del fútbol algo global, pero al máximo nivel es limitado y nuestra responsabilidad es hacer que sea de verdad global”, dijo Infantino a la prensa sobre la necesidad de acortar los tiempos de un mundial.

“Necesitamos competiciones mundiales en Venezuela y en todo el mundo”, aseveró. Y agregó: “La propuesta que tenemos es la de reducir los partidos amistosos y tener más compromisos donde se juegue algo“.

“Creo que el prestigio de una competición no depende del tiempo en el que se dispute. Si no, tendríamos que hacer el Mundial cada 40 años”, añadió.

Maduro intervino después en el tema y se mostró a favor del Mundial bienal. “Si de algo sirve mi opinión, estoy de acuerdo que cada dos años sean los mundiales de fútbol para alegría y motivación de los niños, niñas, la juventud y nosotros los fanáticos”, dijo Maduro. “Me parece buena idea”.

Venezuela, el único país sudamericano que nunca clasificó a un Mundial de mayores, esta hundido en el fondo de la tabla de posiciones, con siete puntos de 36 posibles, en la eliminatoria con miras al Mundial de Catar.

Gira por Sudamérica

Infantino arribó a la capital venezolana en la noche del jueves procedente de Bogotá, donde se reunió con los jerarcas del fútbol colombiano y el presidente del vecino país Iván Duque. Su gira incluye a Ecuador, Chile y Argentina.

La visita es parte de una campaña que busca romper la resistencia de la CONMEBOL, que a semejanza que casi toda Europa, prefiere que se mantenga el Mundial cada cuatro años, contrariando el anhelo de FIFA.

La mayoría de los 55 miembros de la UEFA, así como la CONMEBOL, integrada por federaciones de 10 países, rechazan la iniciativa de un mundial cada dos años, argumentando que trastocaría el calendario internacional y entraría en conflicto con competencias como la Copa América.

UEFA y la CONMEBOL, cuyos miembros acaparan la totalidad de los títulos mundiales disputados desde 1930 -12 y 9 copas, respectivamente- han amenazado con boicotear el Mundial si se adopta el formato bienal.

Infantino cuenta con un amplio apoyo en otras federaciones, particularmente en África y Asia. FIFA tiene 211 afiliados de distintos países.

El máximo ejecutivo de la FIFA sostiene que el formato bienal dará más oportunidades de jugar y ser sede a países que raramente o nunca clasifican al Mundial.

El dirigente de antemano supervisó la expansión de 32 selecciones a un torneo de 48 para la edición 2026, de la que serán coanfitriones Estados Unidos, México y Canadá.

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA