Gonzalo Heredia habló sobre la exposición en redes: consumo irónico, el rol del ego y la construcción de la intimidad

Gonzalo Heredia es uno de los protagonistas de La 1-5/18, la nueva tira de Polka que se estrenará este lunes en eltrece. Ávido lector y artista multifacético, está acostumbrado a recibir en redes todo tipo de comentarios. Y no se esconde. Desde hace tiempo domina Twitter con soltura y no le escapa a los debates…

gonzalo-heredia-hablo-sobre-la-exposicion-en-redes:-consumo-ironico,-el-rol-del-ego-y-la-construccion-de-la-intimidad

Gonzalo Heredia es uno de los protagonistas de La 1-5/18, la nueva tira de Polka que se estrenará este lunes en eltrece. Ávido lector y artista multifacético, está acostumbrado a recibir en redes todo tipo de comentarios. Y no se esconde. Desde hace tiempo domina Twitter con soltura y no le escapa a los debates que surgen en ese microclima virtual.

Lee también

Antes del debut de este nuevo proyecto, habló con TN Show sobre cómo logra balancear todo lo que recibe desde las redes y cómo construyó una intimidad entre tanta exposición.

Desde el lunes a las 22 comienza “La 1-5/18” (Foto: prensa).

¿Cómo te llevás con los comentarios negativos que podés recibir en Twitter? Ya sea en contra tuya o de los proyectos donde participas..

Me encanta Twitter. El humor, la ironía. En algún punto es un arma de doble filo, como cualquier red social, pero tiene una especie de código que es esto de no enojarse. Creo que esa es la clave. Sí es cierto que es muy riesgoso y debe ser muy complicado cuando las redes sociales están en tu contra. En algún momento eso pasa, seas conocido o anónimo, porque ya no solo tiene el riesgo la figura pública sino cualquiera.

Además la línea es muy delgada porque podés pasar de ser el ídolo viral más grande de todos al peor. ¿Te afecta mucho cuando se meten con tu trabajo o personaje?

-Sí, para bien o para mal, como en la vida misma. Siempre hay comentarios y estoy un poco acostumbrado a lidiar con eso. De hecho no le vas a gustar a todo el mundo y no les gustás a todos. Eso es un trabajo que uno tiene con el ego. Cuando vos acomodás al ego, te podés reír.

Yo soy una persona que trata de reírse mucho de sí misma, creo que eso es clave en todos los aspectos de la vida: no tomarse en serio nada de lo que pasa en ese ámbito, porque si lo hacés lo más probable es que sufras mucho. También me parece que existe el consumo irónico. Creo que la mayoría de las cosas están tamizadas por el consumo irónico: sean novelas, series, libros, spot políticos. Eso a veces atenta, pero depende del contenido que tenga. Si vos estás mostrando un contenido que está bueno, hay algo que se engancha y queda. Entonces, en ese sentido a mí me divierte, me da igual.

El actor se muestra muy activo en Twitter. (Foto: Instagram gonzaloezequielheredia)

Pero eso es algo que te pasa a vos porque entendiste cuáles son las reglas del juego, pero no todos la entienden o saben cómo moverse en en ese universo…

-Puede ser. Siempre dicen que la fama tiene como sus reglas de juego. Reglas implícitas que nadie conoce pero que a la vez sí, que no están escritas en ningún lado y que a veces tienen como una cierta plasticidad porque se van definiendo en el aire. Entonces hay un trabajo interno en el que tenés que pensar a qué es lo que querés, a dónde apuntás y qué buscás en el medio. Eso te da otra seguridad en donde pisás de otra forma. Si pasa todo por las redes o por el medio, la vas a pasar mal seguro.

Lee también

-Arrancaste hace mucho en la industria, pero lograste mantener cierta intimidad en tu vida privada. ¿Mostrás solo lo que querés o a veces te sentís invadido?

-Creo que hay algo que está implícito y tiene que ver con lo que hablamos de que uno trabaja de esto y hay una parte que, increíblemente y muy a pesar de uno, le interesa a alguien o alguien cree que puede llegar a interesar. Lo entiendo y hay un juego que también juego porque no soy ajeno a eso. Pero sé que no puedo abrir una puerta y después querer cerrarla o fastidiarme porque quieren saber tal o cual cosa.

Al principio, hubo un momento en el que estaba más expuesto pero eso ya pasó y creo que fue necesario para poder reencontrarme en un lugar nuevo y reconstruirme de cierta forma sin perder los valores, pero ofreciendo aquello que interesa.