Qué es HIIT y cómo funciona este método de actividad física en nuestro cuerpo

Ante la falta de tiempo en el día para hacer actividad física, el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, más conocido como HIIT (high intensity interval training) se convirtió en una alternativa popular principalmente debido a su eficiencia y los pocos minutos que demanda.Esta modalidad de entrenamiento que se volvió tendencia en el último tiempo…

que-es-hiit-y-como-funciona-este-metodo-de-actividad-fisica-en-nuestro-cuerpo

Ante la falta de tiempo en el día para hacer actividad física, el entrenamiento por intervalos de alta intensidad, más conocido como HIIT (high intensity interval training) se convirtió en una alternativa popular principalmente debido a su eficiencia y los pocos minutos que demanda.

Esta modalidad de entrenamiento que se volvió tendencia en el último tiempo por todos los beneficios que conlleva para la salud y el rendimiento físico, consiste en alternar períodos cortos de ejercicio de alta intensidad con períodos de recuperación o ejercicio ligero, por una duración de únicamente 10 o 15 minutos como mucho.

Lo fundamental y característico de este método de entrenamiento, así como sus siglas bien lo indican, consiste en hacer los ejercicios en máxima intensidad, es decir, literalmente “darlo todo” durante los segundos de actividad, que se van intercalando con segundos de descanso, para de esta manera lograr los objetivos dispuestos.

Las iniciales HIIT vienen de High Intensity Interval Training. Es decir entrenamiento por intervalos de alta intensidad.

El video del entrenamiento de Antonela Roccuzzo que publicó Lionel Messi y es furor en las redes

Un ejemplo de entrenamiento HIIT puede ser algo tan sencillo como hacer un sprint (carrera) durante 60 segundos a máxima velocidad y luego descansar durante 90 segundos caminando o totalmente estáticos.

El HIIT permite conseguir los mismos resultados que el cardio de larga duración, pero en vez de necesitar 45 minutos, con 10 o 15 es suficiente. Además, demostró su efectividad tanto con personas sedentarias como con personas activas o entrenadas.

Según una investigación publicada en British Journal of Sports Medicine se realizó un análisis de diferentes estudios para comparar el efecto del entrenamiento aeróbico y continuo de intensidad moderada y el HIIT en la pérdida de grasa en humanos.

“Mariano Arcioni malparido, ya le mandé el video a Cristina Kirchner”: Luis D’Elia estalló de furia por el “canto” de la Policía chubutense contra los piqueteros

Los resultados revelan que si bien ambos contribuyen a reducir la grasa corporal, el HIIT proporcionó un 28,5% más de reducciones en la masa total de grasa absoluta (en Kg) respecto al entrenamiento aeróbico convencional (continuo y de intensidad moderada), lo que demuestra sus ventajas.

Esto se debe en gran medida a la intensidad con que se entrena en cada intervalo así como también al descanso incompleto o recuperación imparcial que genera un mayor descenso en el consumo de oxígeno lo cual incrementa la quema de grasas.

Asimismo, el HIIT presenta otras ventajas como puede ser la posibilidad de entrenar en mucho menos tiempo para obtener iguales resultados y a la vez realizar todo tipo de ejercicios o disciplinas.

Sin embargo, es importante destacar que el entrenamiento debe ser individualizado para que las adaptaciones sean adecuadas sin ningún riesgo. Es decir, que la duración e intensidad de las series, y el tiempo de recuperación, dependerán del tipo de población, si padece o no obesidad, si tiene o no experiencia.