Qué bancos empezaron a pagar intereses por las cajas de ahorro

Entre los múltiples intentos de los argentinos por ganarle a la inflación surge el interés por las cajas de ahorro remuneradas. Se trata de un instrumento poco usado en el sistema financiero local, que ofrece una tasa de interés anual por dejar inmovilizados los ahorros en las cuentas. Las que picaron en punta para ofrecerlos…

que-bancos-empezaron-a-pagar-intereses-por-las-cajas-de-ahorro

Entre los múltiples intentos de los argentinos por ganarle a la inflación surge el interés por las cajas de ahorro remuneradas. Se trata de un instrumento poco usado en el sistema financiero local, que ofrece una tasa de interés anual por dejar inmovilizados los ahorros en las cuentas.

Las que picaron en punta para ofrecerlos fueron las fintech en los últimos años, como una manera de atraer nuevos clientes y mantenerlos dentro de su ecosistema. Recientemente, el Banco Central les ofreció a los “bancos tradicionales” incentivos para comenzar a remunerar estos depósitos, para desalentar la extracción de dinero en efectivo.

A cambio, les permitiría que bajen los encajes, es decir los depósitos mínimos que las entidades deben inmovilizar en la autoridad monetaria.

Clarín hizo un sondeo por los bancos públicos y privados con mayor volumen de clientes y no encontró a la fecha alguna entidad que reconociera estar trabajando en este producto. Actualmente, estas entidades le devuelven a sus clientes en promedio 1% por los saldos que se mantienen “quietos” en sus cuentas.

En la banca digital sí aparecen distintas opciones. El Banco del Sol, por ejemplo le paga un extra a sus clientes una tasa de 20% anual para que ganen con el saldo que dejan en sus cuentas. “Actualmente, dentro de la industria bancaria, esto nos posiciona con una de las mejores tasas del mercado. Este es un beneficio que está presente en nuestra oferta de productos desde el lanzamiento mismo del banco, en agosto del año pasado”, dijo Juan José Munne, CMO de la entidad que forma parte del Grupo Sancor Seguros. 

“Desde un primer momento buscamos diferenciarnos de la banca tradicional ofreciendo productos a la medida de las necesidades de nuestros clientes. Con la caja de ahorro remunerada, no necesitás ser un experto en finanzas, ya que basta con dejar el dinero en tu cuenta para empezar a obtener ganancias. Te permite invertir de un modo fácil y sin condiciones“, añadió.

Otra de las entidades que busca captar nuevos clientes con este producto, es el banco Bica. “Tiene un rendimiento muy competitivo respecto de otras opciones de inversión (actualmente paga el 23% de Tasa Nominal Anual), y a diferencia de un Plazo Fijo o un Fondo Común de Inversión, el dinero está disponible cualquier día, en cualquier horario, para ser utilizado, realizar pago de impuestos o servicios, transferirlo o para realizar compras con la Tarjeta de Débito asociada a la cuenta”, detallaron.

En Reba, por ejemplo, las cuentas remuneradas fueron el caballito de batalla en los primeros tiempos de su operación. Según le contó a Clarín, Stefano De Angeli, CEO de esta fintech que ya sumó 700.000 clientes desde su lanzamiento: “Las cajas de ahorro remuneradas (reCuenta) nos permitieron dar un primer paso para diferenciarnos de la banca tradicional, ofreciendo un producto a mejor tasa que ellos. Con el tiempo, y en la medida en que la app de Reba fue evolucionando, fuimos ampliando nuestra cartera de productos para brindarle al usuario más y mejores oportunidades de inversión de acuerdo a sus necesidades”.

Así, ahora las cajas de ahorro de Reba rinden menos que al inicio y pagan un 7%, pero sus clientes pueden aprovechar otros productos para maximizar sus ahorros. “El mes pasado incorporamos las cuentas de inversión, que le dan al usuario la posibilidad de invertir en dólares e irá aumentando sus opciones de inversión a futuro, y también estamos ofreciendo plazos fijos a las mejores tasas del mercado”, dijo De Angeli.

Cómo funcionan

Las cuentas de ahorro remuneradas no tienen costo adicional para sus clientes. Tampoco tienen un requerimiento mínimo para empezar a pagar rendimientos ni máximos para operar.

Los bancos que ofrecen este tipo de productos destacan que, a diferencia de los plazos fijos, por ejemplo, el dinero puede ser retirado en cualquier momento. La liquidación de estos intereses depende de la entidad: algunos lo hacen en forma automática, mientras que otras lo devuelven al principio del mes siguiente.

SN

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA