Autos: Ford y una inversión que le garantiza la continuidad a su planta de Argentina

La decisión de Ford Sudamérica de radicar una inversión de 580 millones de dólares en la fábrica de General Pacheco para producir la próxima versión de la pick up Ranger era sabida desde el Gobierno desde hacía muchos meses, pero a la vez estuvo atada con alambre hasta último momento. “Tenían terror de que la…

Autos: Ford y una inversión que le garantiza la continuidad a su planta de Argentina

La decisión de Ford Sudamérica de radicar una inversión de 580 millones de dólares en la fábrica de General Pacheco para producir la próxima versión de la pick up Ranger era sabida desde el Gobierno desde hacía muchos meses, pero a la vez estuvo atada con alambre hasta último momento. “Tenían terror de que la noticia se filtrara y que por eso en la casa matriz dieran marcha atrás”, señalaron fuentes oficiales, a quienes desde la filial argentina de Ford mantuvieron al tanto de las negociaciones internas.

El punto más alto de ese “terror” fue un día de septiembre el en cual el canciller Felipe Solá le dijo a Clarín que “la Ford” iba a invertir 700 millones de dólares. “Nos llamaron desesperados para que le bajáramos el tono a lo que dijo Solá, porque no lo tenían confirmado y temían que se pinchara todo”, agregaron las fuentes oficiales.

El anuncio finalmente se concretó el martes, con la foto de Lyle Watters, presidente de Ford Sudamérica & Grupo de Mercados Internacionales, y Martín Galdeano, presidente de Ford Argentina, junto al presidente Alberto Fernández.

La inversión anunciada fue finalmente por un poco menos que aquella “primicia” del canciller Solá, pero por primera vez en muchos años le garantizó a la automotriz local un proyecto que garantiza su continuidad en el mediano plazo.

Ford Argentina, con 2.800 operarios, era hasta este martes una fabricante de vehículos sin un modelo nuevo en el horizonte. Había resignado la producción de autos (el último Ford Focus argentino se fabricó en mayo de 2019) y también había naufragado un proyecto internacional, el “Cyclone”, por el cual iba a ser Ford Argentina la encargada de fabricar una pick up en común con su socia internacional Volkswagen.

Ahora lanzará la nueva Ranger en 2023, un modelo que se había dejado de hacer en Estados Unidos y que fue relanzado en su país de origen durante 2019. De esa manera, en la Argentina hay cinco modelos de pick up consolidados: la Volkswagen Amarok, que se produce a pocos metros de la Ranger y la Toyota Hilux, cuya versión “restyling” fue lanzada la semana pasada. Junto a la Ranger, las tres salen del la provincia de Buenos Aires. 

Las otras dos pick up son cordobesas: la Nissan Frontier (para la cual ya fue anunciada una nueva inversión, para lanzar nuevas versiones) y la Renault Alaskan. Las dos salen de la misma línea de producción, que fue montada por Nissan pero está dentro de la planta de Renault, en el complejo industrial de Santa Isabel, en la capital mediterránea. El titular de Renault, Pablo Sibilla, dijo por su parte la semana pasada que aspira a conseguir para la marca del rombo “una pick up compacta”, al estilo de la brasileña Duster Oroch.

Otras fabricantes de vehículos que integran la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) ya cuentan con un nuevo modelo o están en proceso de tenerlo: Fiat (con el Cronos) y Peugeot (con el 208) lanzaron sus nuevos autos del “segmento B”, mientras que Volkswagen lanzará su nueva SUV Taos en mayo, y General Motors tiene prevista también su propia SUV, aunque en la categoría B, para el segundo semestre del año próximo.  

Ford Ranger Raptor.

En cuanto a la nueva Ranger, algunos privilegiados argentinos ya la conocen bastante de cerca: una versión deportiva de la Ranger estadounidense, la Raptor, fue furor en las concesionarias locales a comienzos de mayo, cuando se disparó el dólar blue y miles de ahorristas salieron a buscar las “gangas” importadas que habían quedado en stock antes de la pandemia.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA