Alberto Fernández abre el Coloquio de Idea en medio de roces con sectores empresarios

A lo largo de su historia reciente y muy de vez en cuando, Argentina logró acuerdos que le permitieron salir de una situación explosiva como la de 2001-2002. En aquella época, con figuras de la talla de Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde, se logró un pacto abarcador. Ese es precisamente el tema que recorrerá el…

Alberto Fernández abre el Coloquio de Idea en medio de roces con sectores empresarios

A lo largo de su historia reciente y muy de vez en cuando, Argentina logró acuerdos que le permitieron salir de una situación explosiva como la de 2001-2002. En aquella época, con figuras de la talla de Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde, se logró un pacto abarcador. Ese es precisamente el tema que recorrerá el Coloquio de Idea que abre este miércoles Alberto Fernández.

En base al programa del encuentro, Alberto Fernández participará de la apertura a través de una videoconferencia. 

La nueva edición del Coloquio de IDEA este año abandonará el tradicional escenario de Mar del Plata, para hacerse de manera virtual en razón de las medidas sanitarias adoptadas ante la pandemia de coronavirus.

En ese marco, también se confirmó la presencia para el viernes -a las 10.50- del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien hablará luego de un panel que analizará la situación del país en el que expondrán el ex titular del Palacio de Hacienda del último tramo del gobierno de Mauricio Macri, Hernán Lacunza, el expresidente del Banco Central Martín Redrado.

“Tenemos que trabajar en el largo plazo, para poder solucionar los problemas de la coyuntura. Apuntamos a la diversidad de voces para que podamos encarar una economía de crecimiento sustentable”, aseguró el presidente de IDEA, Roberto Murchiso

Murchison destacó que cuando comenzaron a delinear la nueva edición del coloquio, “allá por diciembre-enero pasado, no podíamos prever lo que se vendría con la pandemia”.

“Ahora, con las nuevas tecnologías, haremos un coloquio con mayor presencia de figuras internacionales, y con una mirada más federal, a partir de la presencia de varios gobernadores que han confirmado su asistencia”, agregó.

En el mismo sentido, Alexander sostuvo que si bien con un evento de este tipo “hemos perdido los diálogos de los pasillos, quienes se anotaron a este encuentro podrán mantener reuniones grupales virtuales e interactuar con quienes integren los paneles”.

El Coloquio -que se extenderá a lo largo de tres jornadas entre el miércoles y el viernes- se desarrollará bajo cuatro ejes interrelacionados, entre los que citó la economía Argentina, la situación en el mundo post pandemia, la pobreza y la educación. 

El miércoles, en base al programa del encuentro, está previsto que el canciller Felipe Solá hable sobre el mundo post pandemia y la integración de Argentina en ese escenario, a las 11.45.

El jueves, a las 8,45, Michelle Bachellet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, participará en el panel sobre “Derechos Humanos y los desafíos de hoy”.

Ese mismo día, a las 15, Eduardo D’Alessio, presidente de la consultora DÀlessio Irol, y el economista Luis Secco presentarán los resultados de la tradicional encuesta de expectativas de los empresarios que realiza IDEA. 

Más temprano, a 9,35, se llevará a cabo el panel que abordará “La agenda para una Argentina con medio país en la pobreza”, en la que participarán Verónica Andreani, directora de IDEA; Alejandro “Pitu” Salvatierra, miembro del Instituto Villero de Formación, y y el sociólogo y abogado Nahuel Sosa.

Para el viernes anuncian la presencia del Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, a las 8.50; y para la media mañana el panel “La pandemia como punto de inflexión: el futuro del trabajo”, en la que expondrán el dirigente sindical Gerardo Martínez, secretario General de UOCRA, y Patricio Nobili, vicepresidente de la Cámara Argentina de Servicio Rápido de Comida, entre otros.

La relación de Fernández con los empresarios

El discurso del Presidente es esperado en un contexto en el que hay críticas, la mayoría en las sombras y otras más visibles, desde que Fernández sostuvo que los empresarios piden rebaja de impuestos para engordar sus márgenes de ganancias, en vez de reflejarlo en una baja en los precios al consumidor. También generaron inquietud los dardos presidenciales a la figura de Héctor Daer uno de los secretarios generales de la CGT.

Es que los industriales no sólo hicieron un acuerdo con los gremios para que en el caso de las suspensiones se pagara hasta 70% del salario. La poderosa Asociación Empresaria Argentina, está trabajando a nivel de equipos técnicos con la CGT. Es inédito.

En cuanto a los dichos presidenciales sobre los pedidos de baja de impuestos, se sintieron muy aludidos quienes intentaron negociar en Olivos las últimas medidas económicas que, como definió el titular de la UIA, Miguel Acevedo, “tuvieron sabor a poco”.

Acevedo lo hizo en obvia referencia a una poda de retenciones que iba a ser en torno a 15 puntos y terminó en 3 para la soja y con una duración de apenas cuatro semanas.

Aunque muchos le reconocen a Fernández la capacidad de flotar entre distintas aguas, ayer se ilusionaron con lo que sucedió en Raízen, la licenciataria de la marca Shell, que anunció una inversión de US$ 715 millones para una nueva línea de producción de combustibles y un aumento de la capacidad de procesamiento en la refinería.

El último agosto, Fernández había recibido en la Casa Rosada al brasileño Rubens Ometto, socio de Shell en Raizen quien le había anticipado el proyecto. Este martes apenas se bajó del helicóptero que lo trasladó a Dock Sud, el Presidente tuvo una reunión a solas con los directivos de la compañía. Según trascendió, no le alcanzaban las palabras para felicitarlos por la decisión. El plan, después de todo, generará 4.000 nuevos puestos de trabajo.

Después, lo hizo en público dirigiéndose a Rubens Ometto, con quien luego recorrió la planta y con prudente distancia saludó y se dejó fotografiar por los operarios.

Rubens Ometto supo retribuirlo: “Cuando decidí que mi empresa debía expandirse en América Latina, no dudé que el primer paso debía ser en Argentina y por ello compramos el negocio de combustibles y lubricantes de Shell en octubre de 2018. Hoy, tras dos años, llegó el momento de proyectarnos hacia adelante, seguir creciendo e invirtiendo en el país”.

De acuerdo a un dirigente empresario que frecuenta Olivos y que estuvo en el acto de Dock Sud, “esta es la peor crisis que padece el país y nosotros estamos para aportar, pero es difícil acordar temas y generar un espacio”. A eso apunta el Coloquio de Idea que, a juzgar por sus panelistas, fue diseñado con lógica ecuménica. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *