En 8 meses, el Gobierno pagó casi US$ 3.000 millones en intereses de la deuda

Entre enero y agosto, por el pago de intereses de la deuda, el Gobierno transfirió al exterior US$ 2.989 millones, de acuerdo a la “Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario” que el Banco Central difundió el viernes pasado.Más allá del boom de compras de dólares por parte de las personas y empresas, estas transferencias…

En 8 meses, el Gobierno pagó casi US$ 3.000 millones en intereses de la deuda

Entre enero y agosto, por el pago de intereses de la deuda, el Gobierno transfirió al exterior US$ 2.989 millones, de acuerdo a la “Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario” que el Banco Central difundió el viernes pasado.

Más allá del boom de compras de dólares por parte de las personas y empresas, estas transferencias explican una parte de los U$S 1.939 millones en que descendieron las reservas brutas del Banco Central en ese período: bajaron de US$ 44.781 millones a US$ 42.842 millones.

De los pagos del Gobierno, el FMI (Fondo Monetario Internacional) recibió US$ 1.013 millones ( pagos trimestrales de poco más de U$S 300 millones), el resto de los Organismos Financieros Internacionales (OFI) US$ 618 millones y US$ 1.358 millones distintos acreedores privados. En agosto esas transferencias insumieron US$ 571 millones.

Por su parte, durante estos primeros 8 meses del año, si bien por montos muy inferiores a años anteriores, hubo una salida de divisas por US$ 2.397 millones en lo que se denomina “formación de activos externos del sector privado” que representan las operaciones cambiarias de atesoramiento tanto de personas físicas como jurídicas, es decir de ciudadanos y empresas.

Además las transferencias y cancelaciones de deuda del sector privado fueron en aumento pegando un salto a partir de mayo con un “rojo” de US$ 803 millones, otros US$ 901 millones en junio, US$ 1.225 millones en julio y US$ 1.050 millones en agosto. En total en los 8 primeros meses US$ 4.614 millones netos.

Todos estos pagos y compra de divisas se financiaron con los US$ 7.064 millones del superávit comercial de bienes, y con los US$ 1.939 millones de caída de las reservas del Banco Central.

Esta fuerte salida de divisas y baja de reservas explican la decisión de restringir las compras de los hasta US$ 200 dolares por mes y por persona y limitar el pago de las deudas financieras de las empresas al 40% de los vencimientos de capital, debiendo refinanciar el 60% restante.

Además, mientras en base a la liquidación de divisas de exportadores y compras de importadores, el BCRA informa un superávit comercial de U$S 7.064 millones, para el mismo periodo de enero-agosto el INDEC informó un saldo positivo de US$ 10.984 millones, una diferencia de US$ 3.920 millones.

Una parte de esa diferencia se debería, según el Informe del BCRA de agosto, a que “el principal sector exportador en términos de ventas netas históricas, “Oleaginosas y Cereales”, registró ingresos netos por US$ 1.503 millones, con una reducción de 31% respecto a los registrados en el mismo período de 2019. El Informe aclara que “este nivel de ingresos estuvo por debajo de las estimaciones de exportaciones netas de bienes, lo que implicaría que el sector habría retomado la cancelación de deuda por anticipos y prefinanciaciones de exportaciones observados en los primeros cinco meses del año”.

En definitiva, con un superávit comercial de US$ 10.984 millones, según INDEC, y una baja de US$ 1.939 millones en las reservas, la pérdida neta total de divisas en 8 meses asciende a casi US$ 13.000 millones.

AQ​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA