Cecilia Todesca, la elegida

Un empresario que suele frecuentar Olivos accedió a compartir el clima que percibió hacia el interior del Gobierno con la condición, claro está, de no mencionar su nombre. Así deslizó que la visión es la de un momento muy difícil para el país y el propio Ejecutivo que observa una “oposición dura” y que ha…

Cecilia Todesca, la elegida

Un empresario que suele frecuentar Olivos accedió a compartir el clima que percibió hacia el interior del Gobierno con la condición, claro está, de no mencionar su nombre. Así deslizó que la visión es la de un momento muy difícil para el país y el propio Ejecutivo que observa una “oposición dura” y que ha perdido en su agenda “los puntos de contacto con la sociedad”. Contó que el Presidente considera que “los logros no se lucen”. En la visión de Alberto Fernández, según relataron, la gestión de la pandemia y de la negociación de la deuda, “no luce”. El visitante de Olivos cuenta que como sucede con casi todos los gobiernos cuando las cosas no salen bien, se echa la culpa al modo de comunicar. Y que Fernández ha decidido poner mucho foco en la gestión de la pandemia y en la reactivación. En ese plan eligió como vocera a Cecilia Todesca, quien sería su principal interlocutora en los temas económicos. Otro dato: el empresario asegura que cuando se le pregunta al Presidente sobre su relación con Cristina Kirchner, la respuesta es “fluctúa, pero Cristina es parte de la coalición, no vamos a romper la alianza. Ella representa el 30% de la Argentina”.

China salió de compras y en el caso argentino además de soja está llevando bebidas. Es el caso de Rabieta una cerveza artesanal que ya les envió tres contenedores, que en total sumarán unas 150.000 latas para Shanghai, Hong Kong, Henan y Cantón. A Rabieta la fundó y dirige Miguel de Achával y es parte del grupo DAGMA que tiene entre sus activos el Hipódromo de Palermo, tan famoso por sus 6.250 máquinas tragamonedas cuando eran socios hasta hace tres años del zar del juego Cristóbal López. El grupo posee otras firmas como Mega Alfalfa con imponente planta en Santiago del Estero donde produce megafardos de alfalfa deshidratada y compactada con la maquinaria más grande del mundo, secadoras de tecnología española y prensas canadienses que procesan a gran velocidad. Otra de sus firmas es Efesa, dedicada a la generación de energía solar. En cuanto a la cerveza, de Achával piensa exportar también a Estados Unidos, Uruguay y España. Son socios suyos en el emprendimiento ex ejecutivos de Quilmes y Heineken.

Otros que venden en China son los de Bodega Don Cristóbal que enviaron durante los primeros seis meses unas 140.000 botellas, triplicando volúmenes históricos. Cristóbal Lapania, director de la bodega, dice que cerrarán el año con 200.000 botellas exportadas al gigante asiático, un mercado que abrieron en 2009. A los vinos los comercializan en una tienda online de Huawei, la principal empresa tecnológica de China.

Pero no todas son rosas en la industria del vino. Organizado por Verbo, varios expertos analizaron la semana pasada la situación. Entre ellos José Zuccardi (Bodega Familia Zuccardi), Susana Balbo (Susana Balbo Wines), Ana Viola (Bodega Malma – Neuquén), Juan Pablo Lupiañez, Lupa Wines y Pamela Alfonso (Bodega Alta Vista). La brecha cambiaria y los costos les quitan el sueño. Lo mismo se escuchó en una cata virtual organizada por la bodega Bandini, fundada por Federico Bandini que regresó a su natal Mendoza, desde Houston tras dejar su desempeño en la industria petrolera. Allí hicieron énfasis en que les aumentan costos por la alta incidencia de los importados que tienen presencia en etiquetas, botellas, cajas. Y señalaron que ya no hay papel para etiquetas y faltan repuestos para maquinarias. Algunas empresas como Adhepel, la imprenta de etiquetas de Mendoza, se retiraron.

Desde el último enero, Syngenta Group, que pertenece al coloso ChemChina, se reorganizó en el mundo en cuatro unidades de negocios en la búsqueda de consolidarse como jugador líder en insumos agropecuarios. El grupo tiene su sede en la suiza Basilea de donde originariamente proviene Syngenta. Una de las divisiones es China en sí misma. Y la otra Adama, la firma israelí adquirida por Syngenta y que se dedica a los principios activos para insumos. Los otros ejes son los protectores de cultivos y las semillas y biotecnología. Antonio Aracre es, desde hace más de 20 años, el responsable de Syngenta para Argentina y el cono sur. Desde ese rol es uno de los que impulsaron el Consejo Agroindustrial que reúne a las cámaras sectoriales en busca de una ley para un marco estable. De pronto, Aracre se convirtió en un referente de la anti grieta y señala que hay “encontrar temas que no nos distancien en un país con escasez crónica de dólares y dificultad de las dirigencias para escuchar”. Cuenta que para China, Argentina es un socio estratégico clave. Señala que el repunte del precio de los granos, que implica un abaratamiento de los insumos, es un incentivo a la inversión. En el caso de Syngenta crecieron este año en participación de mercado.

La flamante CEO del Citi a nivel global, Jane Fraser será sin duda la estrella del Coloquio de IDEA. Thomas Friedman, periodista y escritor estadounidense, tres veces ganador del Pulitzer y columnista de The New York Times, será otra de las figuras, que este año promete una experiencia de inmersión virtual. También debatirán sobre la Argentina en el mundo post pandemia, dos ex cancilleres, Rafael Bielsa, hoy embajador en Chile y Susana Malcorra. Otros disertantes son el actual canciller Felipe Solá y Otto Scharmer, del MIT. El Coloquio, que arranca el próximo 14 de octubre, convocó a varios CEO como Carlos Brega, de Whirlpool Latam, Carlos Hernández, del J.P. Morgan; Andrew Liveris, ex CEO de Dow Chemical y Mike Roman, CEO de 3M. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, estará en el panel de cierre.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA