Por la pandemia, las exportaciones industriales argentinas son las más bajas de la historia

En agosto, las exportaciones llegaron a US$ 4.983 millones, una caída del 11,3% respecto del mismo mes del año pasado. Pero para los productos industriales la baja es aún mayor: perdieron 26%. Por efecto de la pandemia y de la menor demanda desde Brasil, las manufacturas de origen industrial (MOI) se encaminan a tener el…

Por la pandemia, las exportaciones industriales argentinas son las más bajas de la historia

En agosto, las exportaciones llegaron a US$ 4.983 millones, una caída del 11,3% respecto del mismo mes del año pasado. Pero para los productos industriales la baja es aún mayor: perdieron 26%. Por efecto de la pandemia y de la menor demanda desde Brasil, las manufacturas de origen industrial (MOI) se encaminan a tener el peor resultado de la historia. Hoy la participación de las MOI dentro del total de las exportaciones es del 22%, muy por debajo del promedio histórico de 32% de los últimos 15 años.

Detrás del derrumbe de las exportaciones industriales está el efecto de la pandemia, que pegó más en las cadenas globales y hoy se siente con más fuerza en la región en la que Argentina encuentra a sus principales compradores para productos fabriles. 

En los primeros ocho meses del año, el total de las exportaciones cayó 11,8% mientras que las MOI bajaron 33,2%. De este modo, el coronavirus contribuyó a incentivar la dependencia de las exportaciones argentinas de los productos agrícolas. Las ventas externas de los productos primarios crecieron 10% en el año, mientras que las de las manufacturas de origen agropecuario acumulan una caída de 8,9% y los combustibles bajaron 23,9%.

Todas las exportaciones de los sectores industriales vienen perdiendo. La tabla la lidera el rubro calzado, con bajas del 71% en lo que va del año.

Desde la consultora LCG, apuntan que las MOI “sostienen un ritmo de caída muy elevado, del 40% interanual promedio en los últimos 6 meses. Esto se explica por la contracción del comercio global y de la actividad interna en medio de la pandemia”.

Esto hizo que en lo que va del año, las exportaciones industriales representen apenas un 22% del total. “De mantenerse este nivel y asumiendo una caída de las exportaciones del 12% en 2020, las MOI finalizarían el año representando 22%, lo que significa un mínimo histórico, que se ubica muy por debajo del 32% promedio que representaron en los últimos 15 años”, plantea LCG.

Con un baja estimada entre el 10% y el 15% para este año, el 2020 no será positivo para las exportaciones totales. Al efecto de la coronavirus se le suman temas propios de la economía argentina como los diversos tipos de dólar que existen. En particular, el salto de la brecha cambiaria, que esta semana tocó el 85%, y el efecto de las retenciones que hacen que los exportadores reciban entre $ 53 y $ 72 por dólar, mientras que cuando quieren reponer los billetes el dólar ahorro cotiza a $ 131 y está sometido a un cupo de US$ 200.

¿Por qué las exportaciones industriales caen más que el resto?

En parte esto se explica por lo que ocurre con la economía en los principales destinos de estos productos. China se recupera tras la pandemia y esto hace que la demanda de productos primarios, como la soja, se mantenga firme. En cambio, los principales compradores de productos industriales argentinos están en Latinoamérica, la región que hoy está más afectada por el coronavirus.

Para la consultora ACM, detrás del mal desempeño de la industria está “la caída de la demanda mundial que se vio con mayor profundidad en bienes elaborados y generó fricciones en las cadenas globales de valor. Esto se vio especialmente en la industria automotriz”.

Desde la consultora Abeceb apuntan que los envíos a Mercosur (-35,3%) y, especialmente Brasil (-31,6%), “siguen siendo lo que explica las fuertes contracciones en las ventas externas de las MOI”. Dentro de este lote se destacan los fuertes retrocesos en material de transporte terrestre (-41,3%) y en metales comunes y sus manufacturas (-38,8%). Además, piedras y metales preciosos, y máquinas y aparatos recortaron sus caídas al 15-16%, mientras que “el mejor desempeño lo mostraron los productos químicos con una baja del 4,8%”.

El retroceso de la economía brasileña pegó de tal modo en las exportaciones argentinas que por cuatro meses el país vecino debió cederle a China el puesto de principal socio comercial de la Argentina. En agosto, y pese a una baja en los envíos del 24%, Brasil recuperó el liderazgo como destino de las exportaciones argentinas, en sintonía con las mejoras sobre los pronósticos de la economía de ese país. Mientras la imagen positiva del presidente Jair Bolsonaro llega al 40%, se reduce la caída del PBI brasileño este año a -5%, frente al -6,4% previsto.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA