En un año, 2,5 millones de personas dejaron de tener ingresos y tampoco recibieron ayuda del Estado

Una de las causas del fuerte aumento de la pobreza es que durante abril y junio aumentó en 2,5 millones las personas que un año atrás contaban con ingresos y dejaron de tenerlos, ya sea ingresos laborales como no laborales, como ayuda estatal y planes sociales. Y de los que tuvieron ingresos, en promedio, la pérdida interanual…

En un año, 2,5 millones de personas dejaron de tener ingresos y tampoco recibieron ayuda del Estado

Una de las causas del fuerte aumento de la pobreza es que durante abril y junio aumentó en 2,5 millones las personas que un año atrás contaban con ingresos y dejaron de tenerlos, ya sea ingresos laborales como no laborales, como ayuda estatal y planes sociales. Y de los que tuvieron ingresos, en promedio, la pérdida interanual fue del 7%. Según diversos especialistas la pobreza promediará el 46% en el segundo trimestre de este año, lo que equivale a casi 21 millones de personas pobres.

Según los datos del INDEC, en el segundo trimestre, el 55,8% de la población total -25,3 millones proyectadas a todo el país- , percibió algún ingreso, en promedio de $ 28.769.

Un año atrás, la población con ingresos fue del 61,3% -27,8 millones de personas- con un promedio de $ 21.603. En síntesis, 2,5 millones no tuvieron ningún ingreso y los que sí los tuvieron, en promedio, recibieron un aumento del 33,2% frente a una inflación a junio del 42,8%.

Por ejemplo, entre las trabajadoras de casas particulares es muy alto el número de las que no cobran el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia). No todas pudieron inscribirse, o ANSeS no tiene registradas las separaciones o divorcios y se los niegan porque sus ex parejas tienen ingresos en blanco. Muchas veces no se computan correctamente los años de residencia en el país porque no cruzan datos con Migraciones o están desactualizados, según Matías Isequilla, asesor legal de la UTDA (Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA).

El Informe del INDEC dice que el peso de los ingresos no laborales fue mayor para los sectores de ingreso total familiar más bajo, lo que se explica por las ayudas extraordinarias y planes sociales, como el IFE o la tarjeta alimentaria. “En la comparación interanual del ingreso per cápita familiar se observó un incremento del peso de los ingresos no laborales en los primeros siete deciles” más bajos.

También, en relación al segundo trimestre de 2019, hubo una pérdida de empleo de casi 2,1 millones de personas asalariadas con ingresos sin descuento y de unos 150.000 personas entre las que cobraban ingresos con descuento. Entre los asalariados informales, en proporción, los más castigados fueron los trabajadores de la construcción, restaurantes, hoteles y personal doméstico.

De aquí se desprende que las ayudas y planes sociales evitaron que más gente se quedara sin o con pocos ingresos, pero no evitaron el incremento de la pobreza por la pérdida general de ingresos frente a la inflación, el incremento de las personas que dejaron de tener ingresos y la pérdida de empleos, con mayor fuerza entre los asalariados y cuentapropistas informales.

Mientras el INDEC difundirá los datos de pobreza el próximo miércoles, la Dirección de Estadística y Censos porteña informó dias pasados que en la Ciudad de Buenos Aires la pobreza saltó del 22,1% un año atrás al 33,6% de la población porteña. Son 1.032.000 personas pobres, la marca más alta de la serie iniciada en 2015 cuando se empezó a medir las condiciones de vida en la Capital Federal.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA