La vida en cuarentena: ¿un punto de inflexión en el consumo?

A partir del aislamiento obligatorio por el coronavirus, el día a día de los consumidores cambió: se instalaron nuevos hábitos -impensados hasta el 20 de marzo pasado- que van desde la compra compulsiva de alcohol en gel, el consumo de series en modo “maratón”, los experimentos culinarios, la conversión del garage en gimnasio y hasta…

La vida en cuarentena: ¿un punto de inflexión en el consumo?

A partir del aislamiento obligatorio por el coronavirus, el día a día de los consumidores cambió: se instalaron nuevos hábitos -impensados hasta el 20 de marzo pasado- que van desde la compra compulsiva de alcohol en gel, el consumo de series en modo “maratón”, los experimentos culinarios, la conversión del garage en gimnasio y hasta la posibilidad de ser especialista en compras online. Todos estos cambios, forzados e imprevistos, están planteando nuevos interrogantes: “¿Qué quedará de todo esto nuevo?; ¿en qué volveremos a lo viejo? ¿Será este año un punto de inflexión en el consumo?

En su estudio “ADN 2020 + del consumidor argentino”, la consultora Kantar encontró algunas respuestas. La mayoría reconoce que, de ahora en más, sus prioridades a la hora de elegir productos y servicios serán estas: la salud, la sustentabilidad, la cercanía y la transformación digital. Aquí se enumeran 10 tips para entender a este nuevo consumidor postpandemia:

1) Las familias van a priorizar productos y servicios esenciales. Y para eso van a hacer una mayor planificación de las compras. Esto tendrá efecto en la dinámica de canales y limitará las decisiones impulsivas, aunque no suprimirá ciertas gratificaciones.

Mirá también

2) La pandemia aceleró el crecimiento de las compras y pagos online en todas las edades y clases. El eCommerce incorporó nuevos compradores, los que ya compraban online aumentaron su frecuencia y se expandieron a nuevas categorías, como alimentos y bebidas. Según este sondeo, los consumidores seguirán adoptando medios de pago que no impliquen contacto físico o uso de efectivo. El 62% dijo que comprará más productos y servicios online.

3) La sensación de indefensión frente a una enfermedad desconocida dispara todas las alertas. El concepto de salud se vuelve más amplio (abarca lo físico y lo emocional) y mantenerlo, que era algo dado por sentado para la mayoría, se convierte en un desafío y una necesidad. Los consumidores saben que estar a resguardo depende en gran medida de sus acciones: la práctica de meditación y/o yoga sumó adeptos (14% del total vs. 10% pre-pandemia), y se revalorizan las actividades deportivas. 

4) La vida en cuarentena incrementó el tiempo frente a las pantallas. Impulsó también el uso de la TV, PC o smartphone para otras cosas, además de estar en redes sociales, jugar o mirar series. En síntesis: la conectividad se sumó a más aspectos de la cotidianeidad, como consultar recetas de cocina, juegos online y apps de delivery.

5) Las estrategias de abastecimiento y producción de las marcas se convertirán en un factor más relevante para los compradores conscientes de la sustentabilidad. En Argentina y el mundo (con China, España e Italia a la cabeza), los consumidores prestarán más atención al origen de los productos, con foco en la trazabilidad, priorizando lo cercano y lo seguro. El 74% de la gente estará más atenta al origen de los alimentos y bebidas, según el sondeo.

Mirá también

6) La cercanía se transforma en un concepto muy elástico, porque la cuarentena nos aleja de los que tenemos cerca, y la tecnología nos acerca a lo que tenemos lejos. Se da más importancia al hogar como un espacio propio para el desarrollo, y se saca provecho de balcones, terrazas, patios, etc. La revalorización de las actividades al aire libre contrasta con ciertos reparos para volver a enfrentar un mundo de muchedumbres.

7) Se reforzarán las medidas de higiene personal y se mantendrá la exigencia de limpieza en espacios comunes. En la medida que la confianza en las instituciones públicas y las empresas crezca, las personas pondrán menos reparos en retomar rutinas fuera de su casa, ya sea en lo laboral o en cuanto a esparcimiento (salidas, eventos, viajes). Pero será un proceso lento, con avances y retrocesos. El 88% de los consultados dijo que será más exigente con la higiene en los lugares públicos.

 8) El vínculo con la naturaleza puede tener un impacto en nuestra salud. Tres de cada 4 argentinos afirma que sus decisiones cotidianas pueden tener un impacto concreto en el entorno en el que viven. 

9) Se incrementarán las decisiones de movilidad sustentable. El 54% de los encuestados por Kantar señaló que usará bicicletas, monopatines y otros medios para no usar el transporte público.

10) Los consumidores mantendrán hábitos que dejaron huellas positivas. Es decir, harán más de lo que les hace bien y les sirve. En este sentido, el trabajo mostró, por ejemplo, que aún después de la  pandemia, el 67% hará más cursos y tutoriales online.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA