El Gobierno les pidió a los supermercados y a la industria “un esfuerzo” para contener los precios

Por estos días, el Gobierno trabaja contrarreloj para convencer a los supermercados, a la industria alimenticia y si fuera necesario, a los proveedores en particular, de que hagan su máximo esfuerzo para contener las subas de precios en las góndolas. El miércoles fue el mismo presidente Alberto Fernández quien se encargó de pedir a los supermercadistas Alfredo Coto y…

El Gobierno les pidió a los supermercados y a la industria “un esfuerzo” para contener los precios

Por estos días, el Gobierno trabaja contrarreloj para convencer a los supermercados, a la industria alimenticia y si fuera necesario, a los proveedores en particular, de que hagan su máximo esfuerzo para contener las subas de precios en las góndolas. 

El miércoles fue el mismo presidente Alberto Fernández quien se encargó de pedir a los supermercadistas Alfredo Coto y Federico Braun, de La Anónima, “un apoyo solidario” para que las cadenas no convaliden aumentos desmesurados de parte de la industria que sigan deteriorando los volúmenes de consumo de la población.

“Nos pidió ayuda a todos y que por seis meses tratemos de frenar todo lo que podamos en cuanto a aumentos para que la pobreza no se dispare”, relató Coto tras esa reunión en el marco del encuentro de la Asociación de Empresarios (AEA).

En esa oportunidad, el empresario dijo que “según el Presidente, la situación económica es compleja” y dijo que les pidió un esfuerzo “para salir de esta coyuntura”.

Ayer, una fuente vinculada a estas cadenas, agregó: “Les pidió que cada uno haga su aporte o su mayor esfuerzo para salir de esta situación. Pero no se habló de congelamiento de precios sino de una actitud proactiva para que los precios no se desbanden”, confió.

Mientras tanto, en la secretaria de Comercio, la pulseada contra la inflación siguió esta semana, a full: “arrancamos con los súper, después seguimos con las cámaras (la alimenticia COPAL), CAPA (de la industria de cosmética y perfumería) y CIL (la industria lechera); luego siguieron reuniones sectoriales y si es necesario nos reuniremos con los proveedores uno a uno”, comentó una fuente de la secretaría. Ayer, las reuniones siguieron con otros productores de alimentos.

“Hay precios que tuvieron evoluciones llamativas, por arriba de la inflación y queremos entender los motivos”, continuó la misma fuente. “No estamos trabajando sobre un “congelamiento de precios pero sí queremos saber qué está pasando con ellos”, insistió la fuente.

También los actuales funcionarios fueron muy claros respecto de la nueva política en el área de Comercio: “a diferencia del Gobierno anterior, nosotros si vamos a controlar”, advirtieron a sus interlocutores.

“Nunca se habló de congelamiento. Sí de esfuerzo”, coincidió ayer el gerente de otra de las cadenas que la semana pasada se reunió con el ministro de la Producción, Matías Kulfas. “Se habló de esfuerzos, sin materializarlo en algo concreto”, dijo aludiendo a  la “sensibilidad particular” que, según él,  manifiestan los funcionarios frente a la palabra “congelamiento”.

El próximo paso en el que avanzan las negociaciones entre funcionarios y empresas es en la conformación de la nueva lista del programa de Precios Cuidados. En este sentido, Paula Español, la secretaria de Comercio Interior, alentó los referentes de la industria a presentar sus propuestas y les advirtió la urgencia de llegar a conformar el listado antes del 6 de enero, cuando vence el actual programa.

Según fuentes de Comercio, la idea es “refinar la lista ya existente para que los productos incluidos sean realmente de primera necesidad. Además, la idea es reincorporar primeras marcas en el mix de productos. Por un lado, para que el consumidor pueda elegir, que no sea excluyente”. Pero además, para que se pueda garantizar realmente el abastecimiento de los productos”, explicaron.

Los precios cuidados van a ser los precios de referencia. Sin embargo, la lista todavía no está definida, aunque se sabe que serán unos 300 productos. Tampoco se conoce el lapso en el que se relanzará el programa: pueden ser tres meses o más. 

Desde una de las principales alimenticias del mercado, destacaron la importancia de que ese listado de Precios Cuidados contengan primeras marcas. “Es vital porque esos precios marcan una referencia, un piso respecto del resto de los productos”, dijo. “Hoy existe una amplia dispersión. Hay diferencias de precios del 50% en un mismo producto que se vende a tres cuadras de distancia”, ejemplificó el empresario.

Acerca de su percepción sobre la nueva gestión, el mismo empresario confió: “Si esto de golpe se empieza a asentar, si la moneda se tranquiliza, si se negocia la deuda, si baja la tasa y cae el riesgo país. Si podemos calmar esta espiral inflacionaria y la economía se empieza a tranquilizar, de a poco, puede ir levantando el consumo. O al menos parar de caer”, dijo esbozando un tímido optimismo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA